Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 5 12 2004 ABC Nacional El PSOE anuncia una auditoría de la labor de la Guardia Civil y la Policía en Asturias Los agentes recurrieron a civiles antes que a los socorristas para salvar a la mujer de Lavandero b El PP reclama una investigación por el suicidio de Lorena y advierte que si ocurriese algo, la responsabilidad sería del Ministerio del Interior J. R. ENGUITA M. GUTIÉRREZ R. LANERO GIJÓN. La destitución de Antonio Rodríguez Bolinaga como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón podría no ser la única derivada de la actuación de las Fuerzas de Seguridad en la investigación de la trama asturiana del 11- M. Así se desprende de las palabras del diputado asturiano Álvaro Cuesta, portavoz del grupo socialista en la comisión parlamentaria que investiga esos sucesos, que adelantó a El Comercio diario de Vocento, una de las conclusiones que el PSOE aportará al informe final: la petición al Gobierno de que abra una auditoría sobre la actuación de la Policía y la Guardia Civil. De ella se derivarán consecuencias en cuanto a disciplina o responsabilidades para el futuro según Cuesta. El diputado socialista aboga, asimismo, por analizar el comportamiento de la Fiscalía asturiana cuando aparecieron las primeras pruebas que revelaban la existencia de una red de tráfico de explosivos. Eso sí, considera que toda esta labor debe desarrollarse al margen de la comisión del Congreso. Cuesta, no obstante, reitera que la investigación no ha finalizado, ya que hay una investigación judicial y otra policial que siguen avanzando A juicio del diputado socialista las responsabilidades políticas ya están depuradas por los resultados electorales. Otra cosa es que se aclare la relación de fallos y en este punto señala a la gestión del Gobierno de Aznar y de todo el Ministerio del Interior, que estaba manga por hombro en la época del PP: desde el ministro, pasando por el director de Seguridad y los directores generales de la Policía y la Guardia Civil, hasta la red periférica El portavoz socialista en la comisión del 11- M no deja títere con cabeza a la hora de enumerar errores. Hubo fallos imperdonables, pero no sólo en Asturias, también en Madrid. Tan nefastos fueron la descoordinación, la vigilancia en el control de explosivos y la falta de canalización de los flujos de información, como la prematura excarcelación de Lamari, los fallos en los seguimientos policiales que se estaban realizando a terroristas del 11- M, la falta de información por la escasez de traductores o los fallos de vigilancia y control en los centros penitenciarios. No hay que estigmatizar sólo a Asturias Una de las propuestas de conclusiones que va a hacer el grupo socialista en la comisión es pedir que se haga una auditoría de seguimiento del funcionamiento del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil en Asturias. El PP, por su parte, también reclama una investigación, en este caso por la muerte de la mujer del confidente Lavandero El diputado del PP y miembro de la comisión del 11- M, Jaime Ignacio del Burgo, se preguntó ayer por qué tenía miedo la víctima al tiempo que recordó que lo único que hizo el testigo protegido fue comportarse cívicamente al denunciar delitos. Del Burgo lanzó una advertencia: Si ocurriese algo, la responsabilidad sería del Ministerio del Interior, que tiene que tomar decisiones al respecto El director de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, señaló que no puede relacionarse el suceso con la difusión del nombre completo de Lavandero La Policía ha descartado cualquier otra hipótesis subrayó. Precisamente, el CNP vuelve al centro de la polémica por su actuación en el suicidio de la mujer de Lavandero ocurrida el viernes. Los cuatro policías que llegaron a la playa de San Lorenzo para auxiliar a Elisángela Barbo- Los equipos de emergencia intentan reanimar, sin éxito, a la víctima Según el informe de la comisaría de Gijón, pasó una hora desde la llegada de los agentes hasta la intervención de los buzos sa, Lorena requirieron la ayuda de civiles antes de llamar a los servicios de emergencia. El informe elaborado por la comisaría de Gijón tras la muerte de la joven brasileña detalla paso a paso la actuación policial. El documento recoge que entre la llegada de los agentes a la playa y la intervención de los buzos del equipo de rescate pasó al menos una hora. Antes de las tres y me- dia, los policías ya la buscaban por el paseo del Muro. Pero hasta 60 minutos después, Lorena no recibía los primeros auxilios. El peso del rescate recayó en un socorrista que estaba en la playa y un grupo de jóvenes surfistas. Los policías que intervinieron aseguran que la víctima tenía el agua a la altura de los hombros cuando la avistaron. También explican en su informe que corrió mar adentro en cuanto advirtió su presencia. Pero la tragedia comenzó horas antes. A la una y media de la tarde del viernes, la comisaría de Gijón recibió una llamada del propietario del club en el que trabajaba la mujer: Me ha dicho que está en casa y que se va a cortar las venas Esas palabras motivaron un despliegue policial tres ho- Los suicidas de Leganés tenían vídeos de los agentes del CNI asesinados El ordenador encontrado en el piso de Leganés (Madrid) en el que se suicidaron siete terroristas implicados en los atentados del 11- M contenía archivos de vídeo con imágenes grabadas tras el asesinato de siete agentes del CNI en Bagdad en noviembre de 2003. Según informó ayer la SER, en el disco duro de dicho ordenador se encontró también una enciclopedia sobre armamento de combate e incluso un manual sobre guerra nuclear. La enciclopedia está editada por una organización hasta ahora desconocida: la oficina de servicios para la dirección y frente de la Yihad. El manual, escrito en árabe, contiene instrucciones sobre fabricación de explosivos y un texto de 100 páginas titulado Introducción a la cultura militar con manuales referidos a la guerra convencional, a la guerra de guerrillas y a la guerra nuclear. Dichos documentos presentan indicaciones muy precisas. En los archivos sonoros del disco se hallaron voces de diferentes imanes de Arabia Saudí llamando a la guerra santa, mientras que en los archivos de vídeo se encontraron imágenes de atentados cometidos contra soldados estadounidenses, así como parte de las que grabaron varias de las televisiones sobre el asesinato de los siete agentes del CNI. En una de esas imágenes aparece el permiso de conducir y una tarjeta de identidad de uno de los siete agentes asesinados. El disco duro del ordenador ha tenido que ser reconstruido por especialistas en Londres.