Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 5 12 2004 ABC SERGI DORIA Está visto que el insaciable Carod necesita carne fresca cada semana; si no, se pone a gruñir HUMILDAD Se acabó el talante: ya no da para más. Y la chorrada de recambio, lo de la humildad de pastorcillo navideño, ha durado menos que un suspiro. La mentira comienza a pasar factura sión de Exteriores del ConA democracia es tragigreso. En el ínterin, la direccómica. Como la vida tora general de la Biblioteca misma, mezcla caracNacional berreó en el salón teres sublimes y basura dede actos de la misma, celemasiado humana. No tiene brando retrospectivamente sentido resistirse a lo inevitael derribo del régimen del PP ble y, por tanto, guardémoy profetizando el próximo nos de perder el tiempo masJON JUARISTI desplome del imperio americullando quejas del vecindacano. Para quienes recordario que nos ha tocado en suermos muy bien la reacción de te. Sin embargo, ¿por qué rela mentada directora a la destrucción nunciar a distinguir entre los mejode las Torres Gemelas, tales exabrupres y la chusma? La comparecencia tos no constituyen sorpresa alguna. de Aznar ante la comisión que, en teoPero jamás en estas casi tres décadas ría, investiga el 11- M dejó bien claro de monarquía parlamentaria, jamás, que, por muy brutal y zafia que sea la digo, había sido mancillada la Bibliofuerza niveladora del número, las diteca Nacional de España, la Biblioteferencias morales entre los indivica de toda la nación, por una manifesduos y aún entre las opciones polítitación semejante de sectarismo. cas diversas conservan su visibilidad y su pertinencia. Quizá fue esta certeON todo, no había llegado lo za, más que los formidables alegatos peor: lo hizo el miércoles por la del anterior presidente y la estupidez noche, en forma de un teletipo fictisin paliativos de los comisionados de cio emitido por la cadena de televila coalición gobernante, lo que resulsión que más destacó en la cobertura tó más consolador, en la ya imborracariñosa del infame asedio a la sede ble jornada del 29 de noviembre, para del PP en Génova, la tarde del 13 de aquella parte de la nación derrotada marzo. En dicho teletipo se informapor los terroristas del jueves 11 y los ba de que el Papa y su marido en acosadores del sábado 13 antes de serun futuro Día contra el sida, pedirían lo, formalmente, en los comicios del perdón por haber condenado el uso domingo 14 de marzo de 2004. de preservativos. Y, ahora sí, la lectuLa rabia de la ya avejentada mayora de este texto en la pantalla, blanco ría de marzo se hacía patente entre la sobre negro, me produjo un estupor noche del lunes pasado y la mañana que estuve lejos de sentir al conocer del miércoles, día en el que habría de las burradas de Rosa Regás (burrófipersonarse Moratinos ante la Comila o coleccionista de burros, por cierto) ¿A qué venía esta provocación gratuita, este insulto miserable a los católicos, justamente cuando el Gobierno parecía dispuesto a suavizar tensiones con la confesión mayoritaria? REO que existe una posible explicación. La coalición gobernante y sus aliados mediáticos habían esperado convertir la comparecencia de Aznar en un juicio público que concluyese con la aniquilación social de aquél que habían designado como culpable, en última instancia, de los atentados del 11 de marzo. Consiguieron justamente lo contrario. Aznar apareció ante los españoles como víctima, no ya sólo del terrorismo (las insinuaciones de Olabarría en tal sentido no fueron solamente sucias: también dialécticamente insensatas) sino de una conspiración política que manipuló la matanza de los trenes para lograr el vuelco de las previsiones electorales. De hecho, la única tarea que le queda a la comisión del 11- M (la única que la devastadora intervención de Aznar ha dejado pendiente) consiste en la investigación de dicha conspiración política, algo que, obviamente, la coalición evitará llevar a cabo. De ahí la escalada enloquecida de despropósitos progres a la que hemos asistido esta semana, que han combinado la vuelta al modelo insurreccional del 13 de marzo (esta vez desde el poder) con las poses a lo Tartufo de Rodríguez y Moratinos. Se acabó el talante: ya no da para más. Y la chorrada de recambio, lo de la humildad de pastorcillo navideño, ha durado menos que un suspiro. La mentira comienza a pasar factura. STICK TARTARE C ADA fin de semana, por poco que pueda, me regalo con un steak tartare Además de la base cárnica- -ternera ben criada de Girona- el secreto del buen steak reside en la habilidosa conjunción de las especias. Como los caracoles, los erizos o las ostras, al tartare lo amas o lo detestas (absolutamente) Recuerdo un episodio de Míster Bean en el que Rowan Atkinson se lo pide en un restaurante finolis. Lo prueba, le hace ascos y lo va desmenuzando y aplanando para esconder cada triza bajo el mantel, el cenicero, el jarrón, o la cestilla del pan. En Cataluña, los nacional- republicanos no se dedican a la gastronomía, pero cada semana se alimentan de algún agravio- -de antaño o de hogaño- -que aporte calorías al narcisismo de las pequeñas diferencias. Una semana la emprenden con la unidad de la lengua y provocan la insurrección blavera otra, remueven los papeles de Salamanca y últimamente se dedican al stick tartare Después del fiasco de Fresno y el no reconocimiento de la selección catalana por la Federación Internacional de Patinaje por 114 a 8, Carod- Rovira tocó a rebato. Con la seguridad de quien posee la llave maestra de la gobernación y una vehemencia de un trabucaire carlista, hizo un llamamiento contra la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos del 2012: sus cachorros vociferaban en la calle y sus socios en la Generalitat rumiaban el mal rollo anticatalán que se nos venía encima. Esta visto que el insaciable Carod necesita carne fresca cada semana; si no, se pone a gruñir y su pataleo hace temblar los cimientos de la estabilidad política: ya sea en Madrid, en la barcelonesa plaza de Sant Jaume, o en un níveo pueblo del Pirineo. Si el Barça fue durante años el metabolizador de entusiasmos o victimismos, según fueran los resultados en cada coyuntura futbolística, el hockey sobre patines sirve ahora a los corifeos de la independencia para blandir el stick con la fiereza de los tártaros de Gengis Khan. Galopan y dan la vara con lo de Fresno. Cada vez con más frecuencia, Carod mira de soslayo a Artur Mas y éste le guiña el ojo de complicidad soberanista para que replantee sus alianzas con un socialismo al que considera cómplice en las supuestas presiones del Gobierno para que la propuesta de los patines diera el patinazo. Mientras Maragall hace autocrítica, restaña los zarpazos de Carod a la convivencia y recose como Penélope las costuras entre Cataluña y España, el independentismo sigue con su hambruna. El eco del qué hay de lo mío resuena cual fúnebre salmodia en un Rodríguez Zapatero ensombrecido por su sonrisa. Como míster Bean, el presidente va disimulando los trozos del stick entre los pliegues de la servilleta. Lo malo es que en el episodio televisivo, un camarero tiraba del mantel: los trozos de carne se esparcían por el suelo; como gentileza de la casa, le volvían a poner el mismo plato en la mesa. ¿Más stick tartare ¿Más vara de Fresno? L C C REVISTA DE PRENSA Ucrania, el SZ retoma la retórica de Berlín sobre que China es el futuro y Rusia es aún más importante para los intereses alemanes sobre el mercado energético, y admite: Por eso Schröder es siempre tan silencioso ante Putin y más expresivo sobre Burkina Fasso. La crítica abierta no significa abierto enfrentamiento dice el SZ recordando al canciller sus palabras sobre EE. UU. pero referidas a Moscú. En todo caso, ante Putin y Hu se revela la teoría de la relatividad de la política exterior: cuanto mayor es el país, menor la indignación Es probable que ningún gobernante occidental tenga tan buena relación con Putin como el canciller federal, que calificó hace días a su amigo en televisión como un puro demócrata Putin, el invitado especial y único jefe de Estado en la fiesta privada del 60 cumpleaños de Schröder en su casa, se trajo un coro de cosacos para cantar el himno. El diario muniqués critica asimismo la nostalgia soviética de la industria alemana y su intento de aceptar en Rusia condiciones dictatoriales: la URSS era más fiable, las cuentas se pagaban Pero el argumento de los intereses alemanes es contestado por el FAZ: ¿Interesa a Alemania que Schröder ignore los principios democráticos en sus relaciones con Rusia? Dadas las pocas posibilidades de influir sobre Moscú, es muy importante adoptar posturas claras, pues la retórica amistosa es traducida como complicidad editorializa el FAZ. La industria alemana necesita al mercado ruso y Putin necesita a Occidente para modernizar Rusia. Sería bueno que esto se lo dejara claro Schröder Una política de derechos humanos inteligente debe saber cuándo hablar alto y cuándo callar concluye el SZ. Pero una política económica hacia el exterior debe saber que se convierte en una risa cuando el socio ruso o chino se lleva la impresión de que en Occidente las críticas se compran RAMIRO VILLAPADIERNA Los amigos de Schröder El acercamiento a Putin beneficiará a corto plazo a las empresas alemanas en Rusia, puede que hasta dé una solución para Ucrania, pero por ejemplo un poder judicial independiente sería un beneficio mucho mayor critica el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) En la misma línea defiende el Süddeutsche Zeitung (SZ) la ventaja de una legalidad en Rusia al criticar la gran amistad entre el canciller alemán y el presidente ruso. Sobre el trío Schröder, Putin y Hu y en referencia al viaje del canciller a China seguido de las deliberaciones de los dos primeros sobre