Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 12 2004 Los sábados de ABC 103 PERSONAJES Carlos de Inglaterra dice lo que piensa sin miedo a recibir críticas, pero la controversia no ayuda a consolidar su imagen de futuro monarca Palabra de príncipe EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL EN LONDRES íncipe Carlos de Inglaterra no tiene la Prensa británica a su favor y cualquier comentario suyo susceptible de polémica acaba generando páginas y páginas de controversia. El heredero del trono gusta de escribir memorandos y pronunciar discursos sobre muy diversos asuntos, exponiendo sus opiniones personales sin demasiado miramiento y tomando parte en disputas en las que pone en juego su propia imagen. En los últimos años, el hijo mayor de Isabel II ha criticado la estética de edificios londinenses como el de la ampliación de la Galería Nacional y el nuevo Pepinillo de Norman Foster; ha censurado la incomodidad de muchos muebles actuales, sólo concebidos como tributo al diseño; ha apostado por tratamientos medicinales alternativos, como el llamado régimen de Gerson, para combatir el cáncer, y ha condenado los alimentos transgénicos. Se ha ganado una dura respuesta de los más afamados arquitectos británicos, de tiendas de decoración, de oncólogos de prestigio y de cadenas alimenticias. Defensor de la arquitectura convencional, entusiasta de la medicina alternativa, Elpr Es enemigo del nuevo diseño, partidario de la arquitectura y de la agricultura tradicionales, y un gran entusiasta de la medicina alternativa enemigo del nuevo diseño y partidario de la agricultura tradicional, el Príncipe de Gales pasa a sus 56 años por ser anticuado y un punto estrafalario. En realidad, mucho de lo que dice tiene gran sensatez y coincide con la opinión de buena parte de los ciudadanos, pero como todo exige matices y no siempre logra expresarlos, el heredero acaba siendo criticado desde todos los lados. Es el precio de tomar partido en asuntos tan discutibles como ajenos a la neutralidad de la Corona. En la última polémica, seguida esta semana masivamente tanto por los diarios serios como por los sensacionalistas, Carlos de Inglaterra tenía razón. Mucha frustración en la sociedad actual se debe a que el culto a la fama y la popularidad lleva a que todo el mundo aspire a la celebridad sin darse cuenta de que ello exige cualidades personales y duro trabajo. Pero lo decía alguien que ha nacido para ser rey, sin que en ello mediara más mérito que el dinástico, como le recordó el propio ministro de Educación, y con unas palabras que destilaban el elitismo pasado de moda que siempre se le atribuye al príncipe Carlos. Esta vez, su nuevo secretario de comunicación, Paddy Harverson, experimentado periodista que hasta hace unos meses era el jefe de Prensa del Manchester United, ha obligado a una rápida aclaración por parte del heredero. No era cuestión de echar por la borda una planificada campaña de imagen que debe propiciar no dentro de mucho el matrimonio entre el príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles, y hacer del hijo mayor de Isabel II un creíble posible monarca. Frases para la polémica CLASISMO ¿Qué le pasa a la gente hoy en día? ¿Por qué todos parecen pensar que están cualificados para hacer cosas que están por encima de sus capacidades? Todo esto tiene que ver con el tipo de enseñanza en las escuelas Es un sistema educativo que dice a todo el mundo que pueden llegar a ser pop stars, jueces del Tribunal Supremo, brillantes presentadores de televisión o competentísimos jefes de estado... Pero sin realizar nunca el trabajo necesario, o tener la natural aptitud (Memorando de 2002, publicado la semana pasada) AGRICULTURA Para conseguir los mejores resultados, debe hablar a las plantas (1986) MEDICAMENTOS Es espantoso qué dependientes de los medicamentos hemos llegado a ser y qué fácil es para los médicos recetarlos como universal panacea para nuestras enfermedades (Discurso a la Asociación Médica Británica, 1982) FIDELIDAD ¿De verdad esperan que sea el primer Príncipe de Gales en la historia que no tiene una amante? (1994) ARQUITECTURA Un gran número de nosotros ha llegado a tener la impresión de que los arquitectos tienden a diseñar las casas para la aprobación de sus colegas arquitectos y de los críticos, no para sus inquilinos (Discurso en el 150 aniversario del Real Instituto de Arquitectos Británicos, 1984) La ampliación de la Galería Nacional es como un grano purulento en la cara de un viejo y valorado amigo (1984) ELITISMO. Lo que yo quiero saber es qué hay realmente de malo con que haya una élite, por amor de Dios (1985) PERIODISMO ¿No ocurre que en la legítima obtención de noticias, en el deseo de hacer la información alcanzable al público, en el deseo de fiscalizar los organismos públicos y sus cuentas y en su deseo de entretener, los medios en todas sus formas en ocasiones llegan a ser demasiado cínicos, demasiado prontos a suponer lo peor, a construir lo general a partir de lo particular, y demasiado impacientes en centrarse en el corto término y olvidarse del largo plazo? (Discurso en el 300 aniversario de Fleet Street, 2002)