Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid SÁBADO 4 12 2004 ABC Una cría de delfín podrá verse en el Zoo este puente El nuevo delfín del Zoo Acuarium, que nació el 4 de noviembre y fue bautizado con el nombre de Zeus, podrá verse este puente en las instalaciones del delfinario, junto a su madre, Mancha, que vigila constantemente su evolución. Zeus, un delfín mular, nació el pasado 4 de noviembre y midió 90 centímetros, con un peso de 12 kilos que se habrá duplicado cuando cumpla dos meses de vida. La Casa Encendida cumple su segundo aniversario La Casa Encendida, un centro social y cultural de la Obra Social Caja Madrid dedicado tanto a la cultura de vanguardia como a iniciativas de formación, solidaridad y defensa del medio ambiente, cumplió ayer dos años. Este espacio cultural, situado en la madrileña Ronda de Valencia, ha sido visitado por más de 400.000 personas en 2004, 120.000 más que en el año anterior. Seres mitológicos y versiones subjetivas de nueva creación conviven en la fachada de uno de los edificios más emblemáticos de Madrid: la Casa de la Panadería. Una exposición nos muestra ahora cómo vieron la luz El telón de la Casa de la Panadería TEXTO: MABEL AMADO MADRID. La mitología nos ha acercado figuras como Cibeles, Baco o Proserpina. ¿Pero quién reconoce a Abundia, Acuático, Lagunilla, Panaderico o Sabio? Todos son personajes inventados que comparten fachada en uno de los edificios más fotografiados de la Plaza Mayor: la Casa de la Panadería. Situada en pleno corazón del Madrid de los Austrias, fue sede del gremio de panaderos, depósito de grano y centro administrativo que establecía el precio de venta del pan para toda España. Vivió momentos de esplendor- -fiestas y cortejos- -y de decadencia- -incendios y motines- pero su estampa ha pervivido hasta nuestros días tras diversas remodelaciones. La última a cargo de Carlos Franco, tras ganar el concurso público restringido que convocó el Ayuntamiento para acometer la decoración de la fachada que, hasta entonces, mostraba las deterioradas pinturas realizadas en 1914 por el pintor y ceramista Enrique Guijo. Desde 1992 podemos apreciar en casi todo su esplendor- -en breve se acometerá una pequeña intervención de limpieza- -la Casa de la Panadería, pero pocos conocen cómo se realizó ese proceso decorativo. Un ciclo pictórico en el que el paseante o el turista interesado podrán leer la historia de la plaza más emblemática de Madrid: su asentamiento sobre una laguna, los toros, el Carnaval, el motín de Esquilache, las tasas del vino para sufragar la construcción de la plaza Mayor... La diosa Cibeles sufrió muchos cambios desde el primer boceto (en la imagen superior) hasta su imagen final en el telón preparatorio (izquierda) Muestra didáctica Ahora, el Museo Municipal de Arte Contemporáneo, situado en el Centro Cultural Conde Duque, desvela sus secretos en la exposición Carlos Franco: el telón de la Casa de la Panadería y los dibujos preparatorios Comisariada por el propio director del Museo, Eduardo Alaminos, esta muestra extraordinariamente didáctica se ha estructurado en tres apartados. El primero está formado por el telón de Carlos Franco, a escala 1: 10, que reproduce las figuras de la fachada. Para el artista, perteneciente a la nueva figuración madrileña, el dibujo cobra especial importancia y así se puede apreciar en las figuras mitológicas que recupera torios que Carlos Franco realizó de las figuras. Ordenados alfabéticamente, se aprecia cómo el artista se acercó a cada una de ellas, cómo las definió, los tanteos, los contornos, los cambios... Tritón y Lagunilla Además, la exposición muestra dos figuras- -Tritón y Lagunilla- realizadas en pintura Keim al silicato sobre fibra de vidrio, pertenecientes al Museo Reina Sofía. Para terminar, se incluye un vídeo de doce minutos de duración que recoge parte del material que se grabó mientras el artista y su equipo realizaban las pinturas. Además, el propio Franco explica cómo realizó todo el proceso creativo con el objetivo esencial de imbricar las pinturas con la vida de la plaza y en las que crea a partir de su imaginación. De izquierda a derecha, comenzando desde el último piso, observamos a dos Cariátides (noche y día) y a Proserpina que, como un reflejo en el espejo, se duplican en la derecha de la fachada. En el segundo piso, Cupido, Sabio, Cibeles, Acuático, Isidra Mayo y Abundia. En el primero, Baco, Majo, Panaderico, Lagunilla, Tritón y Niños y toro. Pero la fachada aún muestra- -o esconde, según lo interpretemos- -más figuras. Así, el artista ha utilizado las torres centrales para realizar un programa iconográfico que narra la historia y la cultura de Madrid: una tarasca, el ave fénix, gatos rampantes... Tras admirar el telón, la visita continúa con un recorrido por el proceso creativo a través de 66 dibujos prepara-