Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid SÁBADO 4 12 2004 ABC MADRID AL DÍA BOMBILLITAS MANUEL DE LA FUENTE ué mono. Y no me refiero al Hombre de Flores cuyo rastro persigue con denuedo en estas páginas el compañero Aguirre de Cárcer. No, qué mono está todo por Navidad. Esas lucecitas, esos mensajes de paz en varios idiomas, ese papel de envolver, ese celofán, ese confeti, esas purpurinas. Pero cuidadín con las luces, que tal como andan y funcionan las eléctricas, a ver si nos quedamos a dos velas y tenemos que celebrar las campanadas de oído, con sus cuartos y todo. Una vez al año ponen la ciudad de dulce, como para regalar. Sin embargo hay gente (más cada vez) que planea sus vacaciones anuales teniendo en cuenta estas fechas, y se las pira al otro lado del mundo, y no se van a Marte porque iba a ser una pasta en agua mineral. Es el mes sábatico, todo está permitido, aunque eso en Madrid no importa mucho porque en una ciudad gobernada por el caos el desorden está garantizado los 365 días del año. Pero ya en diciembre es el viva la Pepa total y completo. Y sálvese quién pueda. Bolsas, bolsas, bolsas, durante un mes los Madriles se convierten en una ciudad cuyo paisaje es definido por las bolsas, bolsas por aquí, bolsas por allá, todos con una, dos tres, cien bolsas. La bolsa o la vida. Pues la bolsa, qué si no. Y entre las bolsas los hombrecillos y las mujercillas son también muy monos, como las lucecitas y como el Hombre de Flores, todos como hormiguillas hincándole los dientecines y las antenas a esas sobras que se le han caído al Gran Hermano a las puertas del hormiguero. El Carnaval, ese tiempo en que los cuerpos se entregaban al desenfreno de la carne antes de la Cuaresma ha sido sustituido por las Navidades, en el que los cuerpos (y sobre todo los billeteros y las tarjetas de crédito) se entregan al desenfreno. Todo vale. Y como punto culminante las cenas de confraternización, compartiendo mesa y mantel con el acosador diario, con el hombre del mobbing con el trepa, con el fantoche, con el pelota, con el acusica. Muchas lucecitas, muchas bombillitas, pero a mí me da que no está lejano el día en el que las muñecas de Famosa en vez de tirar para el portal tiren para el aeropuerto de Barajas. Q DIMES Y DIRETES DAVID ORTEGA GUTIÉRREZ PROFESOR DE DERECHO CONSTITUCIONAL QUE HABLE EL PUEBLO ESPAÑOL El autor afirma que se busca cambiar el núcleo de la familia, esto es, el matrimonio, y el habitual fruto del mismo, esto es, los hijos E n estas últimas semanas, el Gobierno español está dando evidentes muestras de querer cambiar cuestiones esenciales de la vida familiar de los españoles. Las modificaciones legislativas que está llevando a cabo, o que en pocos meses abordará, supondrán una nueva concepción de la familia. Nada más y nada menos, se busca cambiar el núcleo de la familia, esto es, el matrimonio, y el habitual fruto del mismo, esto es, los hijos. El matrimonio homosexual y la adopción dentro de éste ya está en marcha, el aborto libre dentro de las doce primeras semanas lo estará, según señala el propio Gobierno, en pocos meses. Por el momento Zapatero sostiene que está cumpliendo todas sus promesas y una de las principales era su firme compromiso de regenerar la vida democrática española. Tiene una inmejorable oportunidad para demostrar la veracidad de este compromiso. Desde luego la cuestión es de primer orden, ya que la familia es la base de la sociedad, siendo habitualmente la institución más valorada por todos los españoles, según reiteradas encuestas. Son muchos los artículos de nuestra Constitución Española que se están viendo afectados por los cambios que pretende realizar el actual Ejecutivo. De entrada el artículo 39.1 apunta que los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia. El artículo 32.1 que el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica. Y, por último, el más importante, por ser el más protegido, el artículo 15 que proclama que todos tienen derecho a la vida, siendo la vida del nasciturus un bien jurídico constitucionalmente protegido por el art. 15 de nuestra norma fundamental (Sentencia del Tribunal Constitucional 53 1985, fundamento jurídico 6) Como se puede observar, los cam- bios son de hondo calado y de gran trascendencia para la vida personal y familiar de los españoles, amén de poder vulnerar partes esenciales de nuestra Carta Magna, recurso que en su momento, si se da, resolverá el Tribunal Constitucional. El presidente del Gobierno puede hacer estos cambios vitales al margen de la opinión de los gobernados, o teniéndola presente. El artículo 92 de nuestra Norma Básica contempla esta última posibilidad para las decisiones políticas de especial trascendencia, que podrán ser sometidas a referéndum consultivo propuesto por el presidente del Gobierno, con la autorización del Congreso y convocado por el Rey. El presidente Zapatero tiene la ocasión de contribuir con su ejemplo a regenerar la vida democrática española con estos mecanismos de democracia directa para cuestiones esenciales, y sin duda las que se están planteando lo son. España posiblemente sea de los países de nuestro entorno que menos es consultado por sus gobernantes. Tan sólo una vez en veinticinco años, para la incorporación en la OTAN. Por lo demás, se puede ahorrar toda la infraestructura, nada barata, de estos mecanismos, pues tenemos a la vista el referéndum, ya previsto- -parece que para el próximo 20 de febrero- para ratificar la Constitución Europea. Momento pues propicio para que los directamente afectados decidan sobre algo determinante en sus vidas: la familia. En este sentido, es pertinente traer a colación las comprometidas y valientes palabras de G. K. Chesterton: Quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen