Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 4 12 2004 ABC Nacional CASA DE CAMPO 1 A- 5 es es oM oM Rííío Manzanares M- 607 FUENCARRAL- EL PARDO H. Ramón y Cajal M- 30 H. La Paz Castellana Nudo Norte 2 MORATALAZ VICÁLVARO A- 3 3 M- 607 A- 1 A- 6 R- 2 M- 40 2 M- 30 A- 2 Parque de Atraciones Recinto ferial Valdebernardo 4 Puerta del Ángel A- 5 LATINA Madrid 1 A- 5 R- 5 VALLECAS M- 30 M- 30 A- 3 M- 40 Universidad Politécnica 3 M- 40 M- 45 R- 3 A- 3 5 A- 42 A- 4 M- 50 Casa de Campo El primero de los artefactos, oculto en una caseta, estalló en la estación de servicio de Repsol que está situada en el kilómetro 8 de la A- 5 Carretera de Colmenar La segunda explosión se produjo en la M- 607 (Km- 10) El artefacto estaba en un contenedor, junto a una estación de Repsol. Dos policías resultaron heridos Campus de Vallecas El tercer artefacto estaba enterrado junto a un árbol en el kilómetro 7 de la A- 3, cerca de un descampado y también junto a una gasolinera de Repsol ETA coloca cinco bombas en gasolineras de Madrid para demostrar capacidad operativa Las estaciones fueron desalojadas después de que un comunicante de la banda avisara a Gara b Alonso pidió serenidad tras la explosión de los artefactos, de escasa potencia, que causaron dos heridos leves y el caos en la operación salida del puente D. MARTINEZ J. PAGOLA MADRID. ETA envió ayer un mensaje al Gobierno- sigue viva con capacidad de cometer atentados- -y otro a Batasuna- -se erige como avalista pero también como fiscal de la propuesta presentada por Otegi en Anoeta- Un siniestro mensaje en forma de cinco artefactos de escasa potencia que estallaron en otras tantas gasolineras cercanas a Madrid. Dos policías nacionales resultaron heridos leves cuando arriesgaban su vida para desalojar una de las estaciones y los daños materiales fueron pequeños. La Policía atribuye las explosiones a un comando itinerante, formado por legales que se habría desplazado expresamente a la capital de España. Nueve meses después de que pretendiera hacer estallar en un polígono industrial del corredor de Henares la furgoneta bomba interceptada en Cuenca, casi un año después de que buscara una matanza en la estación de Chamartín, y dos años después de que asesinara al guardia civil Antonio Molina Martín, cerca de Collado- Villalba, la banda reapareció ayer en Madrid. Y lo hizo para advertir al Gobierno de que, pese a los golpes, sigue viva; de que tiene capacidad mortífera- -colocó las bombas junto a gasolineras, en el corazón del Estado -y de que incluso puede dosificar el terror- -pudo hacer estallar artefactos de gran potencia, pero utilizó poco explosivo y, además, avisó una hora antes- Los expertos antiterroristas sostienen que con este tipo de atentados medidos que recuerdan a los perpetra- La carretera de Extremadura quedó colapsada como consecuencia de una de las explosiones dos por el IRA en su última etapa, ETA persigue, además, recordar a Batasuna que es fiscal y gendarme del proceso abierto tras la propuesta de Anoeta. Con el objetivo de reforzar su siniestro mensaje, la banda buscó el máximo caos y para ello eligió la operación salida del puente de la Inmaculada y cinco arterias clave: las carreteras de La Coruña, Extremadura, Valencia, Colmenar Viejo y Toledo. Pasadas las cinco y media de la tarde, un individuo que dijo hablar en nombre de ETA advirtió, en llamada JAIME GARCÍA La Policía atribuye los atentados a un grupo de legales que se habría desplazado del País Vasco telefónica al diario Gara de la colocación de los cinco artefactos que estallarían una hora más tarde en otras tantas estaciones de servicio del área de Madrid. En concreto, aludía a la de Repsol, en la A- 5 (Extremadura) junto a la subestación eléctrica de la Casa de Campo; a la de la M- 207 (Colmenar) otra ubicada en la A- 3 (Valencia) cerca del campus de Vallecas; a la gasolinera situada en la A- 6 (La Coruña) junto al hipódromo, y, finalmente, a la estación de servicio BP, de la A- 42, km 6 (Toledo) Desde el periódico abertzale se dio aviso a la Ertzaintza, que comunicó los hechos a Interior. La rápida actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que en pocos minutos desalojaron las estaciones de servicio, evitó desgracias personales de consideración. Transcurrida poco