Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 12 2004 107 Gerardo González anuncia una dura oposición a Villar y denuncia la traición de Laporta una semana después de las elecciones Programa de la final Hoy (a partir de las 12.00) Carlos Moyá- Mardy Fish Rafael Nadal- Andy Roddick Mañana (16.00) T. Robredo- R. Nadal Bob y Mike Bryan Domingo (12.00) Carlos Moyá- Andy Roddick Rafael Nadal- Mardy Fish Jordi Arrese: Ahora mismo firmaría llegar con un 2- 2 al último día de la final y jugárnoslo todo en el último partido, contra Fish y con Ferrero fresco DE ABANDERADO A BANDERA DOMINGO PÉREZ n Sevilla 2004 se repite la historia de Barcelona 2000. La final de la Copa Davis en la Ciudad Condal sigue guardándose en la memoria colectiva del tenis español como el éxito más memorable. Al fin y al cabo allí se conquistó la única Ensaladera que adorna nuestro palmarés. Si en el tango veinte años no son nada, en el tenis cuatro suponen un mundo. Tanto que por entonces Rafa Nadal era un niño aún más peque que ahora. Sólo tenía 14 años, el pelo cortado a tazón, el flequillo casi ocultándole unos ojos enormes que miraban embelesados a sus héroes. Llevaba la bandera de España. Era el abanderado, honor que le reservaron por ser la gran promesa del tenis nacional. Los ojos curiosos de aquel chavalín vieron en el Sant Jordi cómo el G- 4, encabezado entonces por el genial Javier Duarte, el entrenador de Alex Corretja, provocaba la gran sorpresa al anunciar que dejaba en el banquillo a su jugador, al número uno del equipo. Su puesto lo ocupaba la sensación del momento. Un chavalín de 20 años que todavía aceptaba de buen grado el apodo de el mosquito Un crío valenciano llamado Juan Carlos Ferrero que había irrumpido con una fuerza arrasadora en el pa- E norama tenístico español y se convertiría en el héroe de aquella Copa Davis y el líder de una generación. El tiempo es travieso y cuatro años después ha querido que aquel abanderado sea ahora el que aparte de la titularidad, indiscutible hasta ayer, al intocable Ferrero. Una inspiración duartiana flota en la decisión del actual G- 3. Y Seguro que si Dudu siguiera en el grupo de capitanes hubiera ideado alguna maniobra similar. Jordi Arrese, Juan Bautista Avendaño y José Perlas- -los dos últimos ya fueron miembros del grupo de capitanes campeones- -han sido valientes. Se la han jugado. Pero para hacerles justicia hay que recordar que ha sido la tónica a lo largo del año. Fueron osados en Brno con sus estrategias de cambios y sustituciones y, sobre todo, dejando a un chavalín todavía de 17 años la responsabilidad de ganar el último punto, en su peor superficie y frente a un veterano, Stepanek, gran especialista en pista cubierta. En Alicante, en semifinales, volvieron a recurrir a un Nadal que aún acepta sin problemas su mote de Biturbo (juega como si tuviera dos turbos) que arrastró a Tommy Robredo para ganar el punto del doble y que luego suplió a su amigo Moyá, lesionado, para sentenciar. El mismo descaro, la misma saludable inconsciencia que mostró Ferrero durante toda la Copa Davis de 2000, año en el que se merendó a grandes estrellas como Kafelnikov, Safin o Rafter. Ojalá la historia se repita del todo. FOTOS: DIAZ JAPON Moyá y Fish ante la preciada Copa Davis LA CRUZ FINAL DE LA COPA DAVIS LA CARA Ferrero: Estoy sorprendido; Nadal: Con mi mejor tenis me veía en la pista sí puedo ganar a Roddick D. P. SEVILLA. El rostro de Juan Carlos Ferrero era el reflejo de la desilusión: Estoy sorprendido, no lo puedo negar. Cuando esta mañana (la misma del sorteo) me lo ha comunicado Antonio, mi entrenador, casi ni me lo he creído. La verdad es que no me lo esperaba Me veía en la pista y no en el banquillo. Yo- -proseguía- -siempre espero jugar. Por supuesto, respeto la decisión de los capitanes, pero eso no quita para que yo me encuentre bien y dispuesto para salir a la cancha Sí- -reconocía- -que he tenido algunos problemillas con la llaga de la mano, que no me ha dejado trabajar todo lo bien que yo deseaba. Pero ya no me molesta nada. Y hoy (por ayer) me entrenaré ya sin vendaje En cualquier caso, el valenciano huyó de polémicas: Somos cuatro juga- dores muy buenos y todos sabemos que cualquiera puede ser elegido en cualquier momento. Esto es la Copa Davis y esto es un equipo, todos estamos al servicio del mismo. Seguro que Rafa puede jugar muy bien, exactamente igual que si fuera yo, y ganar a Roddick. Tiene todo mi apoyo Si los capitanes- -señaló- -consideran que esta decisión es la mejor para el grupo, pues no queda más remedio que respetarla, acatarla y esperar a que me llegue otra oportunidad Sin embargo, confesó que no sé si me reservan para el domingo para un punto decisivo o si al final no jugaré. Tampoco me preocupa, porque si cierro los ojos no me veo ganando el cuarto o el quinto punto. Prefiero no cerrar los ojos, no soñar, incluso no jugar, pero que el sábado ya tengamos los tres puntos y seamos campeones D. P. SEVILLA. El semblante cariacontecido de Ferrero contrastaba con la sonrisa enorme que cruzaba el rostro, aún imberbe, de Rafael Nadal: Desde luego que Andy Roddick es un rival complicadísimo. Es el número dos del mundo y eso es independiente de la superficie sobre la que se juega. Es un gran tenista y por supuesto debe partir como favorito siempre Sin embargo, a sus 18 años no se arredra ante nada: Sobre tierra batida es cierto que mis opciones aumentan y creo que si demuestro mi mejor nivel tendré oportunidades de luchar por la victoria. Con mi mejor tenis puedo ganarle, pero sólo con el mejor Pero su desparpajo no es falta de respeto: No soy el soporte del equipo. De eso nada. No creo que vaya a jugar los tres partidos, ni me preocupa. De mo- mento sólo voy a disputar el partido del viernes y luego ya veremos. Yo salgo cuando me lo piden y siempre para rendir al máximo. Pero puedo asegurar que firmaría ahora mismo no jugar ningún partido y que España ganase la Copa Davis Sólo a regañadientes reconoce que este partido es diferente: La verdad es que sí, que hay un poco más de presión que en un partido normal. Pero no me importa que en las gradas se encuentren 27.000 espectadores; es más, preferiría que hubiese 20.000 más Nadal asegura que ha recuperado las sensaciones exhibidas en Alicante. Al final de temporada la cosa no funcionó demasiado bien. Ni los resultados ni el tenis acompañaban y decidimos adelantar el final de la temporada. Descansar y ponerme a punto para la Davis. No nos hemos equivocado