Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 VIERNES 3 12 2004 ABC Madrid Tres obreros marroquíes mueren al quedar sepultados por un alud de tierra en una zanja en Cobeña La Comunidad achaca el accidente a la falta de apuntalamiento de las paredes b La Consejería de Empleo paraliza la obra y piensa dar traslado de los hechos a la fiscalía, además de abrir el correspondiente expediente de infracción administrativa ÁNGEL GARCÍA MORENO MADRID. Tres obreros de origen marroquí murieron a primera hora de la tarde de ayer, tras quedar sepultados por una gran cantidad de tierra en el interior de una zanja en el término municipal de Cobeña, donde trabajaban en la construcción de una urbanización de chalés. El accidente tuvo lugar poco antes de las 12,45 horas, ya que fue a esta hora cuando Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid recibió el aviso, según fuentes de este servicio de rescate, de que habían quedado sepultados en una zanja dos o tres obreros Emergencias 112 avisó inmediatamente a la Guardia Civil y puso en marcha el dispositivo de rescate y atención a las víctimas. El suceso se produjo en un solar en la que se está construyendo una urbanización de chalés en el término municipal de Cobeña en una zona cercana al kilómetro 5 de la M- 114 (carretera de Cobeña- Ajalvir) En concreto, según fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, en la parcela denominada SAU 7. El cuerpo de uno de los obreros es trasladado desde el lugar del accidente Algete Cobeña San Sebastián de los Reyes A- 1 Alcobendas Camarma de Esteruelas R- 2 Alcalá de Henares A- 2 EFE Con tarjeta de residencia Los fallecidos según las mismas fuentes, son S. L. de 40 años, K. El H. de 30 años y M. M. de 32 años, los tres vecinos de Madrid y de origen marroquí. Estas identidades corresponden, según indicó desde el lugar del siniestro Domingo Martínez, técnico de salud laboral de MCA UGT- -Madrid, a Said Lafjaj (casado y con tres hijos) Khalid Eihamaoui (soltero) y Maali Mhmed (soltero) Los tres, de acuerdo con las fuentes de la Guardia Civil, se encontraban en situación regular en España y con su tarjeta de residencia. Domingo Martínez indicó a Efe que los tres trabajadores pertenecían a la empresa Construcciones Alvi, subcontratada por Imasatec. Marisa Rufino, secretaria del área de Salud Laboral y Medio Ambiente del mismo sindicato añadió a ABC que tenían contratos temporales. De acuerdo con las fuentes de Emergencias 112, el accidente se produjo cuando los trabajadores estaban realizando algún tipo de vaciado para introducir canalizaciones. En concreto y según la Guardia Civil se produjo por un corrimiento de tierras MADRID R- 3 Torrejón de Ardoz San Fernando de Henares Loeches Un trabajador fue sacado por sus compañeros y los otros dos posteriormente por los bomberos Los obreros se encontraban en situación regular en España El accidente se produjo cuando los operarios estaban realizando un vaciado para introducir canalizaciones cuando se encontraban en la zanja. Los tres quedaron atrapados por la tierra y al parecer murieron por asfixia aunque este extremo lo tendrá que confirmar la autopsia. La zanja tenía unos tres o cuatro metros de altura y los trabajadores quedaron completamente sepultados. Según el relato desde el lugar de los hechos de Domingo Martínez, de UGT, el procedimiento de trabajo era el siguiente: una máquina excavadora estaba sacando tierra de la zanja, mientras los obreros colocaban un tubo en su interior y otra máquina cogía esa tierra, la echaba encima y era apelmazada por una compactadora. Tras una primera inspección ocular, el técnico de salud laboral de UGT dijo a Efe que una zanja de estas características debería estar entibada (las paredes reforzadas con tablones y sujetas con puntales de lado a lado) Esta versión de los hechos coincide con la de Marisa Rufino quien aseguró a ABC que la zanja estaba sin entibar, es decir no tenían ninguna medida de sujeción. Fuentes de la consejería de Empleo y Mujer dijeron ayer a ABC que nada más ocurrir el accidente el gerente del Instituto Regional de Salud y Seguridad en el trabajo, Mateo Bonaechea, se trasladó al lugar con un equipo de la inspección (como ocurre siempre que hay un accidente con víctimas mortales o muy graves) y elaboró un informe. Las conclusiones provisionales de este informe, según las mismas fuentes, señalan que el accidente se produ- jo como consecuencia de la falta de aplicación de las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente y en particular la ausencia de entibamiento agravado por dos circunstancias. Una, el hecho de que las lluvias de los últimos días ablandaran el terreno y ello hace más fácil que se desprendan las paredes y en segundo lugar el hecho de que, según parece, estaban operando dos máquinas pesadas cuyo movimiento en torno al perímetro de la zanja pudo provocar el desprendimiento de las paredes. El propio consejero Juan José Güemes dijo a ABC que el accidente era evitable simplemente aplicando las medidas de seguridad establecidas en las normativas de seguridad, lo cual da mayor gravedad si cabe a los hechos. Fuentes de esta consejería indicaron que las obras han sido paralizadas y añadieron que cuando el informe provisional se eleve a definitivo probablemente se le dará traslado a la fiscalía, además de abrirse el correspondiente expediente de infracción administrativa. Preocupados Compatriotas de las víctimas que trabajan en la obra manifestaron que el encargado de la misma había estado toda la mañana con ellos y que estaban preocupados porque estaba muy mal el terreno Fueron precisamente los propios compañeros de las víctimas los que avi-