Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 12 2004 25 El presidente Bush advierte de que la fecha de las elecciones en Irak, el 30 de enero, no debe ser retrasada La Comisión Europea recibe como muy buena noticia el sí del PS francés a la Constitución de la UE VIKTOR YÚSHENKO Jefe de la oposición en Ucrania No necesitamos tomar al asalto la sede del Gobierno ucraniano Yúshenko se muestra convencido de que el Ejecutivo caerá en sus manos como una fruta madura, si prosigue la actual negociación apoyada por las movilizaciones sociales TEXTO: GERHARD GNAUCK, KIEV ¿Quién logrará imponerse en la larga disputa desencadenada tras el fraude de las elecciones presidenciales? -En primer lugar, hay que decir que lo más importante es que ya hemos encontrado una fórmula para solucionar el conflicto, que ha sido aprobada a su vez por el Parlamento. En ella se abordan cuatro aspectos: se dan por no celebradas las elecciones, se transmite a la comisión electoral la desconfianza existente, se propone al presidente cambiar la composición de dicha comisión electoral y, finalmente, se plantea la necesidad de repetir los comicios. Éstas son las cuestiones clave que hay que abordar para encontrar un camino que nos saque de la crisis. El segundo elemento decisivo en la actual situación consiste en que durante los últimos días se han puesto en marcha iniciativas para desestabilizar Ucrania, incluso en el plano económico. Sobre todo nos inquieta la idea del separatismo que están propagando los gobernadores de las regiones en las que mayor ha sido la manipulación electoral. Por eso tenemos puestas nuestras esperanzas en el Parlamento, que debe condenar categóricamente la desestabilización y el separatismo. Y en tercer lugar, el lunes comenzó la reunión del Tribunal Supremo que deberá pronunciarse sobre las elecciones. Pues bien, estos son los tres elementos más importantes a tener en cuenta para salir de la crisis. ¿El separatismo constituye un peligro real? -Esa conferencia de políticos regionales, ese caos que impera en Severodonetsk, constituye un delito punible. Atenta contra la Constitución. El presidente, Leonid Kuchma, debería reaccionar con premura a través del servicio de seguridad- -el SBU- -y de la Fiscalía del Estado. El pasado domingo tuve un encuentro con Kuchma y creo que el presidente ha escuchado mi petición. ¿Qué va a ocurrir con ese grupo de trabajo conjunto con el Gobierno cuya creación propuso Javier So- lana, como mediador de la Unión Europea? -Por el momento las conversaciones con Yanukóvich y su equipo están siendo infructuosas. Estos caballeros no aceptan la decisión del Tribunal Supremo de no declarar oficial el resultado de las elecciones. Se resisten a incluir en el orden del día la cuestión de las aspiraciones de autonomía. Las conversaciones han llegado a un punto dramático. Pero creo que no sería lógico interrumpirlas a día de hoy sin pensar en el mañana. Debemos aceptar todos la decisión del Parlamento. Allí se ha aprobado la cuestión del voto de censura al Gobierno, dirigido sobre todo contra la figura del ministro de Interior. ¿No es arriesgado fomentar semejante nivel de presión en las calles? -La presión ejercida desde la calle puede proporcionar una atmósfera propicia para el desarrollo de las conversaciones. Dicho en otras palabras: puede obligar a la otra parte a sentarse a hablar de cosas de las que no ha estado dispuesta a hablar durante años. Eso se ha logrado desde la calle. Además, creo que no hay que tener miedo a la negociación porque es la única posibilidad que tenemos de escucharnos unos a otros y de llegar finalmente a una solución. Si no fuera por la resistencia social no existiría diálogo alguno con aquellos que detentan el poder. Por otro lado, la oposición debería estar dispuesta a entablar conversaciones en todo momento. He repetido hasta la saciedad que no necesitamos tomar al asalto la sede del Gobierno. Sus actuales amos entregarán las llaves de todos modos, cuando no les quede más remedio. ¿Qué papel cree que deben desempeñar los mediadores, como Solana o los presidentes de Polonia y Lituania? -Es probable que no se hubiera llegado a entablar un diálogo sin el concurso de representantes de terceros países. Esta tercera parte ha aportado un cierto orden y disciplina al desarrollo de los contactos. Viktor Yúshenko saluda a sus partidarios en una manifestación popular REUTERS Es probable que sin la mediación de Solana y de otros dirigentes europeos no hubiese sido posible el diálogo Rusia debería adoptar una posición mucho más equilibrada. Sus responsables necesitarían más sagacidad política Nos inquieta la idea del separatismo de las regiones en las que mayor ha sido el fraude electoral ¿Qué debería hacer el Gobierno alemán? -Hablé hace unos días con el ministro de Exteriores, Joschka Fischer, y le hice saber dónde creemos que podemos encontrar la solución a la situación en que nos encontramos. Pido a Alemania que apoye públicamente la democracia en Ucrania. Como es obvio, ese apoyo se debe centrar ahora en la repetición de las elecciones. Pedí a Fischer que analizara más a fondo la situación, y que definiera públicamente la posición de Alemania con mayor nitidez. ¿Qué papel cree que está desempeñando Rusia? -Creo que las decisiones políticas del lado ruso han estado equivocadas en lo esencial. Rusia debería adoptar una posición mucho más equilibrada. Las personas que definen la política rusa frente a Ucrania deberían enjuiciar los procesos con mayor sagacidad política. Die Welt