Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional VIERNES 3 12 2004 ABC Una red facilitaba coches de lujo robados en chalés a un grupo de narcos marselleses A más de 200 kilómetros por hora y sin pagar peajes, los franceses llevaban el hachís a su país b A los autores de los robos se les atribuyen cerca de 70 asaltos en viviendas de la Costa del Sol; la Policía, además, ha intervenido tres toneladas de hachís CRUZ MORCILLO MADRID. La Policía ha acabado con una macroorganización de traficantes, con dos grupos distintos formados por albanos y franceses, a la que se atribuyen cerca de 70 robos de chalés en la Costa del Sol, decenas de robos de coches de lujo y tráfico de hachís a gran escala. Han sido detenidas 14 personas en Tarragona, Alicante y Granada y decomisadas tres toneladas de hachís, vehículos, armas y dinero. Los agentes de la Udyco de la Comisaría General de Policía Judicial, con colaboración de funcionarios franceses, comenzaron la operación en octubre ante la alarma social desatada por los robos que se estaban produciendo en urbanizaciones de Marbella. Los autores, de nacionalidad albanesa, fueron localizados en dos pisos de Granada. Cada noche, vestidos de negro y semiencapuchados, salían de estas viviendas en torno a las once y tras adoptar grandes medidas de seguridad- -tomaban las mismas rotondas varias veces y callejeaban por polígonos- -se dirigían en coche a Málaga, a una velocidad media de 240 kilómetros por hora. Unas veces marcaban los chalés y otras accedían a los ya elegidos, siempre por la puerta trasera y con sus dueños dentro. Cogían las llaves de los coches que encontraban en las casas, el dinero y los objetos de valor, arramblaban con los vehículos y regresaban a Granada en torno a las seis o las siete de la mañana. A esas horas les esperaban en sus pi- sos sus compañeras rumanas dedicadas a la prostitución. A veces volvían en un coche distinto, robado esa misma noche, aunque lo habitual es que los dejaran dormir en la calle, con las llaves escondidas en las ruedas. Un Audi con tres cambios de placas Uno de esos vehículos, un Audi TT, sustraído el 28 de octubre en Marbella, fue detectado el 14 de noviembre en el garaje de un chalé de La Nucia (Alicante) que los agentes vigilaban previamente por las entradas y salidas de personas con antecedentes en Francia. Al día siguiente, el Audi aparece con placas falsas en una urbanización de Cambrils (Tarragona) y ocho días después, con otra matrícula, se dirige por la A- 7 al norte, aunque es interceptado en Cerdañola (Barcelona) En su interior, los agentes hallan 412 kilos de hachís. En esta parte del servicio- -con los dos grupos de delincuentes ya marcados- -son detenidas siete personas (franceses y españoles) intervenidas tres toneladas de hachís, vehículos, armas (un Kalasnikof, dos escopetas, tres pistolas, un revólver) dinero y documentación. El 27 de noviembre los agentes arrestan en Granada a cinco albanos y dos rumanas, a quienes requisan dinero, coches y objetos robados. En uno de los vehículos ocultaban cinco conos de señalización con los que cortaban la calle mientras robaban los chalés. Los investigadores destacan el procedimiento empleado por estos delincuentes, denominado go- fast routiers consistente en utilizar conductores rápidos y temerarios al volante de vehículos de gran cilindrada y escoltados por coches lanzadera para transportar hachís a Francia. Su osadía era tal que llegaron a saltarse los peajes de las autopistas por las que circulaban. Un clan de la mafia marsellesa experto en vuelcos secuestros y asesinatos Trece miembros de un clan marsellés, casi todos de origen marroquí y argelino, han sido detenidos por la Policía en una operación paralela desarrollada en la Costa del Sol y Cádiz. El grupo se dedicaba a secuestrar a narcos para robarles la droga con la que traficaban o el dinero obtenido, modus operandi conocido policialmente como vuelco Conseguido el estupefaciente, lo ocultaban en coches para trasladarlo a Francia desde donde se distribuía por ese país y a otras zonas de Europa, según fuentes de la investigación. Se valían del mismo sistema de coches- lanzadera descrito anteriormente. Los investigadores no pestañean al calificarlos de extremadamente violentos Uno de los hechos que se les imputa es el secuestro y asesinato de un traficante marroquí, identificado como Ahmed A. en Cartagena, a quien torturaron antes de matarlo. La víctima recibió quince disparos, una decena de cuchilladas, le rompieron las piernas y le aplastaron los dedos. Se les han intervenido ocho vehículos, efectos para cometer los secuestros, dos pistolas y droga.