Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 12 2004 Nacional 15 Moratinos comienza su política de Estado con el acercamiento a Israel El ministro, que se entrevistó con Sharón, quiere un mayor protagonismo de España en Oriente Próximo b El titular de Exteriores coincidió con su colega israelí, Silvan Shalom, en que la desaparición de Arafat abre una oportunidad de oro en la búsqueda de la paz LUIS AYLLÓN, ENVIADO ESPECIAL TEL AVIV. Miguel Ángel Moratinos quiere olvidar ya la polémica con el PP que él mismo provocó con sus declaraciones sobre el golpe de Estado de hace dos años y medio en Venezuela. Y para eso, nada mejor que la vuelta a la actividad, precisamente en la zona que mejor conoce- -Oriente Próximo- donde las cosas se están moviendo tras la muerte de Yaser Arafat y donde el Gobierno español, en busca de un mayor papel de nuestro país, ha iniciado una política de acercamiento a Israel. Ayer, cuando en una conferencia de prensa conjunta en Tel Aviv con su colega israelí, Silvan Shalom, alguien le preguntó por la reprobación anunciada por el Grupo Popular, Moratinos insistió en que es hora de pasar página y subrayó que él, y cree que toda la ciudadanía española, lo que desea es que España tenga una política de Estado en el exterior. Y sin duda, un punto clave de esa política para el ministro es tener una activa participación en todo lo que se cuece en una región a la que, personalmente, dedicó cerca de siete años de su vida como enviado especial de la UE. No fueron años fáciles para él. Su incansable labor no se vio premiada siempre con buenos resultados y, si consiguió buenas relaciones con algunos dirigentes israelíes, otros le vieron siempre como propalestino, entre ellos el primer ministro, Ariel Sharón. Pero ayer Moratinos comenzó su primer viaje a Israel como ministro de Asuntos Exteriores de España y tuvo un buen recibimiento de las autoridades israelíes, con reuniones con Shalom, el presidente, Moshe Katsav, y el propio Sharón, además de con el líder laborista Simón Peres. Veinte años de relaciones diplomáticas El Gobierno empieza a preparar la celebración del XX aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel, que se cumplirá el 17 de enero de 2006, y tendrá un comité presidido por el escritor y ex ministro de Cultura Jorge Semprún. El plan inmediato será la decisión del Consejo de Ministros de establecer el Día del Holocausto para el 27 de enero. Más adelante tendrá lugar una Conferencia Antisemita en Córdoba y se creará la Casa Sefarad, entre otros proyectos. Se trata de claros gestos hacia Israel que visualizan el enfoque que el Gobierno pretende dar a sus relaciones con este país, aprovechando las expectativas creadas tanto por la reelección de Bush como por la desaparición del rais y las futuras elecciones en los territorios palestinos, a los que España va a contribuir con el envió de un alto oficial de la Guardia Civil o de la Policía para la misión de la UE en la zona. Moratinos negó que esto suponga un vuelco en la política española, y recordó que fue un Gobierno socialista el que estableció relaciones diplomáticas con Israel Influir en la UE En medio de una importante crisis en su Gobierno, Sharón, rodeado de todos sus consejeros, dedicó una hora a Moratinos, a quien expuso detalladamente sus planes sobre la retirada de Gaza, que considera que sólo podrá hacerse si hay un cese de actividades terroristas en los palestinos. Los israelíes son conscientes de que se ha abierto una nueva etapa en las expectativas del proceso de paz y valoran la potencial capacidad de España y del mismo Moratinos para influir en la UE y en los países árabes con el fin de que convenzan a los palestinos que se aprestan a tomar las riendas de su pueblo de que deben combatir el terrorismo. Así lo hizo ver el ministro Shalom, en presencia de Moratinos, con quien coincidió en que la desaparición de Arafat abre una gran oportunidad, una oportunidad de oro para tratar de conseguir la paz. La coincidencia en este punto de vista pone de relieve que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero considera que sólo con una buena relación con Israel se puede conseguir peso en la zona. Ayer, el mismo Moratinos, que ya salió en defensa de Sharón para repudiar la campaña ofensiva del alcalde de Oleiros contra el primer ministro israelí, tuvo gestos que apuntan en esa dirección. Así, calificó de error estratégico la última intifada palestina, insistió en que las nuevas autoridades de Palestina deben luchar decididamente contra el terrorismo y consideró una iniciativa valiente el plan de Sharón para salir de Gaza, además de manifestar su compromiso con una revisión del marco jurídico de relaciones de Israel con la UE.