Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 12 2004 Opinión 5 La lista de Bono En su afán por extender las indemnizaciones previstas para los militares a cualquier gremio implicado en conflictos bélicos, el titular de Defensa, José Bono, anunció ayer su disposición de cubrir económicamente a los misioneros que desarrollan su labor en zonas azotadas por la guerra. Nuevo guiño a la Iglesia de un ministro habilidoso para estrechar lazos en tiempos difíciles. Sin salida El plante parlamentario de los representantes del PP, que ayer abandonaron el pleno del Congreso, es la expresión última del clima de profundo desencuentro entre el Ejecutivo socialista y el principal y único partido de la oposición. Las continuas tretas del Gobierno para sacar adelante su proyecto de reforma legal de nombramiento de altos cargos judiciales han forzado una ruptura que ayer alcanzó su máximo grado y que merece un profunda reflexión. Sin posibilidad de exponer sus planteamientos en la Cámara, la oposición deja de existir. Se levanta y se va. La resistencia A través de un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el BBVA rechaza de plano la entrada de Sacyr en su Consejo de Administración. Según van pasando los días, la operación financiera se atasca y la entidad que preside Francisco González se hace fuerte, manifestando su disposición a resistir. El tiempo pasa y la muralla aumenta en tamaño y defensas. EL ETERNO DISIDENTE SANTIAGO CASTELO ANGEL DE ANTONIO Palabra de Ferlosio. El escritor y colaborador de ABC Rafael Sánchez Ferlosio logró ayer el Premio Cervantes 2004, máxima distinción de las letras españolas. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, se refirió al galardonado en la lectura del fallo del jurado como un extraordinario prólogo a lo que representarán Miguel de Cervantes, la obra cervantina y el Quijote a lo largo del próximo año Para Víctor García de la Concha, presidente del jurado y director de la RAE, el autor de El Jarama es un gran ensayista, un gran novelista y un soberano escritor En la imagen, el escritor ayer en su domicilio madrileño, junto a su gato. IEMPRE la misma voz, la misma pasión enardecida, la clara y siempre nítida mirada, la exigente razón, el mismo desasosiego; siempre el mismo Rafael Sánchez Ferlosio, soñador y verídico, bronco y tierno, tímido y audaz... Sin renunciar a nada pero con la conciencia cada día más crítica y más lúcida, más pura y más bruñida. Y él, siempre ahí, desbordado de humanidad, que a fuerza de humilde puede parecer huraño, y, sin embargo, es una de las personas más entrañables y sensibles que uno ha conocido. Referente obligado de nuestras letras, Rafael es la voz exigente y reflexiva, el acento que nunca se alía con el poder, el látigo fustigador de todas las guerras y de todas las opresiones, el que, en silencio, agarrado a la mano de Demetria, mira, tiernamente, hacia los tejados de la casa de Coria y evoca a los abuelos extremeños y habla con voces nuevas del paisaje, esas voces que al final resultan que son las de siempre, rescatadas y limpias. Ese es Rafael, sí, el del Jarama, el que no ha renunciado a ninguna parcela de su sangre, el que tiene melancolías romanas y ama poderosamente la lengua española y juega con ella con fervor de enamorado, el de la independencia insobornable, el eterno disidente... Y el que, de pronto, en pleno julio, apenas ayer, agradecido a unas generosidades de Miguel Delibes, volvió, en las páginas de nuestro cultural Blanco y Negro, a la creación literaria con una bellísima narración titulada, sencillamente, Carta de provincias la misiva de una maestra de pueblo que escribe a su hijo para contarle que anoche volvió el lobo El que, en fin, cuando escribe un artículo para ABC- -último vástago de una raza admirable- -elude los motoristas y los correos electrónicos y con el original doblado en el bolsillo de la chaqueta viene a traértelo, en mano, hasta el despacho y no se queda tranquilo hasta que tú lo lees- -Dios mío- -y lo apruebas y lo ves frente a ti, como a un niño en un examen, él que es uno de los más grandes maestros que ha dado la lengua de Cervantes. Y ahora, el premio Cervantes, así, justiciero, círculos de una vida. La vida, esa cosa, Rafael, tan dura y tan amarga... S