Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 12 2004 Deportes 91 FINAL DE LA COPA DAVIS LA ESTRELLA Andy Roddick, el brazo armado americano El líder de Estados Unidos posee los récords de velocidad de saque en todas las superficies D. P. SEVILLA. Son cañonazos No puedes hacer nada, sólo meter la raqueta a ver qué pasa Tira la bola para arriba. Golpea y ya no ves nada más Te sientes como en un paredón Es sólo una pequeña recolección de la larga lista de frustraciones que ha ido creando Andy Roddick entre sus rivales. Este joven de 22 años (nacido en Omaha, Nebraska, un 30 de agosto de 1982) profesional desde 2000, ha cosechado 15 títulos, entre ellos el US Open 03 y los Masters Series de Canadá 03, Cincinnati 03 y Miami 04. En total ha disputado 23 finales. Analizándolas se descubren en él dos debilidades: la tierra y Europa. Sus éxitos en pista dura al aire libre ascienden a ocho, además de tres finales, y todos en Estados Unidos o Canadá. En tierra cosecha tres títulos y dos finales, pero cuatro de estas cinco citas se han producido en Houston, en pistas pensadas especialmente para él y en un torneo en el que jamás están los grandes especialistas- -los españoles y argentinos- que por esas fechas preparan Roland Garros en el durísimo circuito terrícola europeo. En el Viejo Continente, sobre arcilla, sólo posee un torneo menor (St. Poelten 03) Sin embargo, en hierba atesora dos Queen s (2003 y 2004) y una final, en Wimbledon 04. Por último tiene dos triunfos en cubierta (Memphis y San José) y dos finales (Memphis y Bangkok) Estos datos retratan las cualidades tenísticas de Andy Roddick. Su punto fuerte- -arma letal- -está en el servicio. Posee una coordinación manoojo- bola perfecta, que es la clave en la puesta en acción del saque y determinante en el resultado final del mismo. A eso añade un buena envergadura (1,87) una gran potencia... y el cohete se pone en marcha. Verle sacar produce escalofríos. Sus partidos se convierten en una sucesión de estacazos siempre por encima de los 200 kilómetros, tanto en el primero como en el segundo servicio. Su margen de seguri- dad es enorme. Al ser capaz de servir por encima de 220 con cierta facilidad en el primero de sus saques, si lo falla, al reducir la potencia en el segundo dispone de un colchón de entre 20 y 30 kilómetros por hora ya que no es extraño verle sacar en sus segundas oportunidades a 210, 205 y alrededores. Su segundo saque suele ser más fuerte y rápido que el primero de la mayoría de sus adversarios. Este año ha superado varias veces los 240 kilómetros por hora, una barrera que parecía no hace tanto infranqueable, y posee el récord mundial. En 1998 Greg Rusedski, en Indian Wells (dura) hizo volar la bola a 239,7 km. h. Un registro intocable hasta que en 2003 lo igualó Andy Roddick en Queen s (hierba) Fue su primer aviso de que estaba dispuesto a pulverizar una plusmarca que este año ha movido en tres ocasiones: 241,4, 244,6 y 249,4. Son los tres saques más bestiales de la historia y todos en la Copa Davis. Pero Roddick es algo más que saque. Puede permitirse el lujo de arriesgar también en el resto, aspecto en el que ha mejorado considerablemente. Su derecha es poderosa y abre muchos ángulos y se defiende de maravilla con el revés. Buen voleador, su único punto débil se encuentra en la falta de costumbre a los intercambios largos. Necesita ganar el punto deprisa. Como su servicio hace en tierra menos daño (225, en Houston, es su tope) las opciones de buenos restadores, como Moyá o Ferrero, aumentan. Cemento Hierba Queen s 2003 Servicio y volea Alta velocidad, poco bote Tierra batida Houston 2003 Roland Garros 2004 (220 Km h) Táctico Poca velocidad, bote alto Copa Davis 2004 Táctico 249,4 Km h 225 Km h Alta velocidad, altura media Record absoluto de saque en toda la historia Superficie Capa sintética Hierba Mantillo 239,7 Km h Polvo de ladrillo rojo Arcilla Cemento Drenaje Piedra graduada y molida