Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura IV CENTENARIO DE LA PUBLICACIÓN DEL QUIJOTE JUEVES 2 12 2004 ABC Don Felipe: Esta contagiosa hambre de irrealidad que late por la obra cervantina es un canto a la libertad Los Príncipes de Asturias presentan el Quijote popular editado por las 22 Academias de la Lengua b Mario Vargas Llosa, Víctor García de la Concha y Óscar Acosta glosaron en la sede de la Real Academia Española una obra que conecta con el hombre moderno A. ASTORGA A. MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Mientras Honduras lloraba a sus miles de seres queridos muertos y desaparecidos, y a los casi dos millones que lo perdieron todo, devastados, por el huracán Mitch; con la casa del idioma español en Tegucigalpa arrancada de cuajo, Óscar Acosta, apasionado editor y director de la Academia Hondureña de la Lengua, planteó hace tres años la idea de celebrar el IV centenario del Quijote imprimiendo una obra en formato digno y en una edición popular Que fuera accesible a todos los bolsillos y a las unidades monetarias devaluadas de las naciones iberoamericanas Lo que se proponía parecía, en un principio, utópico- -como recuerda el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha: preparar una edición de la gran novela pensada para el pueblo, para el lector común, que a su rigor filológico uniera información suficiente para entenderla y gozar de ella, prestando especial atención al aspecto lingüístico. La utopía vio ayer la luz. El Quijote popular de las 22 Academias de la Lengua se presentó anoche en un acto presidido por los Príncipes de Asturias, acompañados por la ministra de Cultura, Carmen Calvo, y el director de la RAE. Entre el público, los presidentes de las Comunidades Autónomas de Castilla- La Mancha, Castilla y León, Navarra, La Rioja y Madrid. Don Felipe y Doña Letizia escuchan a Víctor García de la Concha, acompañados por Carmen Calvo, anoche en la RAE tar a leer el Quijote, propuso el Príncipe, no significa acogerse al refugio del confortable mundo de lo clásico pretérito, sino adentrarse en él para encontrar claves con que acceder a la comprensión de nuestro presente Don Felipe agradeció el esfuerzo de la RAE, Asociación de Academias, Comunidades Autónomas, instituciones y entidades que con la difusión del Quijote contribuyen al conocimiento y disfrute de un libro que, por la universalidad y la actualidad de los valores que encarna, sentimos como propio, dentro de nuestra rica pluralidad de culturas, todos cuantos hablamos la lengua española Confiada esta edición al cuidado de la RAE, Mario Vargas Llosa explica en el prólogo por qué el Quijote es una novela para el siglo XXI; dos maestros del cervantismo, Francisco Ayala y Martín de Riquer- -a quienes todas las Academias de la Lengua homenajean- -escriben sobre lo que en el siglo XVII supuso la invención del Quijote y cómo esa invención se encuadra en la vida y obra de Cervantes. Francisco Rico da EFE cuenta de los criterios que le guían en la fijación crítica del texto cervantino, sistemáticamente modernizado en cuanto grafía y puntuación, pero no por eso en desacuerdo con la intención del autor, antes bien más plenamente conforme con ella gracias a un riguroso cotejo de ediciones cervantinas. Óscar Acosta, director de la Academia Hondureña de la Lengua, la más desvalida de nuestras Academias recordó que su institución ha encargado mil ejemplares que valen por muchos miles subrayó García de la Concha. Vuelta de tuerca al mito quijotesco Don Felipe pronunció unas palabras de elogio al trabajo común de las 22 Academias por hacer un Quijote dirigido al lector común, rico en contenido y publicado de forma muy noble y con la voluntad de hacerlo asequible a todos Tras citar a Francisco Ayala- para quien Don Quijote y Sancho son seres familiares a nosotros, desligados de la obra que los crea el Príncipe propuso dar la vuelta al mito quijotesco: Ir hacia atrás para llegar a la realidad de su invención a través de la lectura de la novela Texto fundador de la novela moderna y de rabiosa actualidad, la modernidad del Quijote- -señaló Don Felipe- -llega hasta permitir que en un mundo tan ajeno a los caballeros andantes como es el nuestro, esta contagiosa hambre de irrealidad que late por todo la obra se convierta- -como ha mostrado Mario Vargas Llosa en su admirable prólogo- -en un canto a la libertad, que conecta perfectamente con los problemas, los deseos y las perspectivas del hombre moderno Inci- Dos cabalgan juntos: el nuevo Quijote y su Glosario MANUEL DE LA FUENTE Por tierras de Argamasilla de Alba y de las librerías de España cabalga junto a este nuevo Quijote un caballero entrado en carnes silábicas, sabio en las industrias del decir y del hablar, un Glosario que alberga un índice de siete mil palabras, locuciones, frases y refranes que se definen según el valor preciso que tienen en la obra de Cervantes. En esta tarea y este afán de sudar tinta de la China ha sido imprescindible la labor desempeñada por el Departamento de Banco de Datos de la Real Academia y de su timonel en este periplo (además de los académicos, por supuesto) por los mares de la obra cervantina, Carlos Domínguez. A primera vista, esta última misión se antoja casi imposible. Pero han tenido en sus manos un excepcional cuaderno de bitácora del que partir, las exhaustivas, precisas y preciosas notas de Francisco Rico. A partir de ellas- -explica Domínguez- nosotros hemos intentado pasar su lenguaje técnico a un lenguaje más sencillo, en cristiano como se suele decir. Es un trabajo bellísimo acerca de los usos y las construcciones de la obra de Cervantes. Por ejemplo, me viene a la cabeza una frase como dar pantalla El origen es curioso y entrañable. En esa época, evidentemente, la gente se iluminaba con velas y solían colocar una pantalla para que no hiciese reflejos y para que la luz se expandiera. La pantalla poco a poco se iba quemando y ese poso se utilizaba como betún para el calzado. Es decir, que dar pantalla significa dar betún El trabajo ha sido tan intenso que en algún momento los expertos del departamento hablaban entre ellos como los personajes de Cervantes, con frases del Quijote. Algo así como: ¿Y tú dónde trabajas? Pues en un lugar de La Mancha? Algo tan normal como que el menú del día del bar de la esquina consistiese en una olla de algo más vaca que carnero A lo hecho, pecho, o no por mucho madrugar amanece más temprano, o más caga un buey que cien palomas, que muy bien podría haber dicho Sancho, un tipo que habla de oído, que confunde el bálsamo de Fierabrás con don Blas, que habla con refranes, aunque el propio Don Quijote se los corrige explica el lexicógrafo. Y es que el paño de los refranes tiene mucha tela que cortar. Es un mundo terriblemente difícil, con ellos sucede algo similar a lo que ocurre con los chistes, es imposible saber quién los inventa. Nos conformamos con localizalos (alrededor de dos mil) e intentar definirlos De aquí a la eternidad dos cabalgan juntos, este nuevo Quijote y su Glosario