Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 12 2004 Sociedad 47 Multa de hasta un millón de euros por vender o entregar tabaco a menores de edad El Gobierno sólo permitirá la venta de cigarrillos en estancos o máquinas autorizadas anteproyecto prevé multas de entre 600 y un millón de euros en función de la gravedad de la falta y el riesgo generado para la salud N. R. C. MADRID. Multas de entre 600 y un millón de euros por fomentar el uso del tabaco y el control de la venta en máquinas expendedoras son algunas de las medidas que se incluyen en el anteproyecto de la Ley de Prevención del Tabaquismo que el Ministerio de Sanidad ha empezado a tramitar. El texto se remitió ayer a todos los Ministerios, a las Comunidades Autónomas y a todos los sectores implicados para que puedan presentar sus alegaciones. Del anteproyecto se sabía que pondría fin a la publicidad y patrocinio del tabaco y que eliminará el humo de los lugares públicos para proteger a los no fumadores. El borrador del anteprob El régimen sancionador del yecto establece las restricciones a la venta y consumo de tabaco. Se prohíbe la venta y entrega de tabaco a menores de 18 años, vender en lugares públicos, centros sanitarios o docentes y acaba con las máquinas expendedoras de tabaco en zonas accesibles para los menores. Sólo quedará permitido la venta y suministro al por menor de productos del tabaco en estancos o a través de máquinas expendedoras que cuenten con autorización, quedando expresamente prohibido en cualquier otro lugar o medio El borrador sólo permite que las máquinas estén en el interior de los locales donde se pueda fumar y sólo pueda accionarla el titular del local. También se hace responsable a los dueños o trabajadores de que ningún menor tenga acceso a ella. Estas máquinas deberán tener en su superficie frontal de forma clara y visible una advertencia sobre el riesgo de fumar. Se incluye además el régimen de infracciones y sanciones que forzará el cinio del tabaco también entrará en esta categoría cuando se dirijan a menores o la comisión de dos o más infracciones graves en un periodo de dos años. Y la publicidad y patrocinio en cualquier medio. Se considerará falta grave: permitir fumar en centros o lugares donde esté prohibido fumar, habilitar zonas para fumadores donde no esté permitido o vender y suministrar cigarrillos y cigarritos sueltos. También se prohíbe la instalación o emplazamiento de máquinas automáticas expendedoras en el exterior de los locales y la venta o entrega a personas menores de productos que imiten al tabaco o induzcan a fumar, como los cigarrillos de chocolate. Estas faltas graves se sancionarán entre 600 y 10.000 euros. Control de las Comunidades Como leves se incluye: no exponer en lugar visible carteles que informen de la prohibición de venta de tabaco a los menores y adviertan sobre los perjuicios para la salud o tener máquinas expendedoras sin la preceptiva advertencia. En este apartado, con multas de hasta 600 euros, se incluye no informar en la entrada de la prohibición o no de fumar, así como de la existencia de zonas habilitadas para fumadores y no fumadores. La cuantía de la sanción que se imponga, dentro de los límites indicados, se graduará teniendo en cuenta, entre otras circunstancias, el riesgo generado para la salud y la repercusión social de la infracción. Elena Salgado E. AGUDO cumplimiento de la ley. Este régimen distingue entre sanciones leves, graves y muy graves, que también recaerán en menores o en sus padres. Vender o entregar productos de tabaco a menores de 18 años o permitirles el uso de máquinas expendedoras podrá considerarse una infracción muy grave que podría acarrear una multa de entre 10.001 euros y hasta un millón. La publicidad, promoción y patro-