Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional EL DRAMA DE LA INMIGRACIÓN ILEGAL JUEVES 2 12 2004 ABC Una nueva avalancha de inmigrantes jornaleros desborda los albergues de Jaén Cinco mil irregulares llegan para trabajar en la campaña de la aceituna b El problema es especialmente Los sindicatos lanzan duras críticas a la Junta La situación en Jaén ha motivado la reacción de agentes sociales. En concreto, del Sindicato de Obreros del Campo (SOC) que alerta sobre el problema de los 300 inmigrantes que se concentran en Úbeda a la espera de encontrar trabajo en los tajos de la comarca aceitunera más productiva de la provincia. El SOC denuncia el caos impresionante y la CGT, por su parte, califica la situación como patética Las plazas con que cuenta el albergue municipal son insuficientes, motivo por el que la Cruz Roja ha adelantado la apertura de una nave con capacidad para 97 personas. Una medida de emergencia que, a juicio de la CGT, no es más que un parche para los temporeros sin vivienda. La nave es una infravivienda según aclara el el secretario de acción social de la CGT, Arturo Gómez, quien resalta no obstante la labor social de caridad de la Cruz Roja por haberlo llevado adelante. Gómez opina que con esta medida muchos inmigrantes no tendrán que dormir a la intemperie, pero puntualiza que no tienen cubiertas unas condiciones de salubridad mínimas al no disponer de servicios para higiene personal. Otro de los lugares donde se agolpan los temporeros en esta campaña de aceituna es frente al hospital de San Juan de la Cruz en una caseta de electricidad en ruinas, que aunque con techo constituye un auténtico barrizal cuando acechan las lluvias según comenta la CGT. La CGT y el SOC culpan a la administración de este grave problema. Así, CGT denuncia la falta de previsión de la Junta de Andalucía y del consistorio municipal que limitan sus campañas de sensibilización a la colocación de carteles: Abre tus puertas al temporero grave en Jaén capital y en Úbeda, ciudades en las que ayer medio millar de inmigrantes permanecía a la intemperie por falta de cobijo MARISA MARTÍNEZ JAÉN. La apertura de la red de albergues no ha resuelto el problema de los inmigrantes desplazados hasta la provincia jiennense para participar en la campaña de recolección de la aceituna. La capacidad de las instalaciones de los 18 dispositivos de atención, enclavados en otros tantos municipios, ha sido sobrepasada con creces por una nueva avalancha de trabajadores extranjeros, que el Sindicato de Obreros del Campo cifra en 5.000, cantidad que septuplica con creces el número de plazas de la red, que se eleva 650. El problema es especialmente grave en Jaén capital y en Úbeda, ciudades en las que ayer medio millar de inmigrantes campaba a la intemperie por falta de cobijo municipal. A media tarde, el albergue de la capital, con capacidad para 200 personas, contaba con tan sólo 6 plazas libres para las que optaban centenares de inmigrantes. En Úbeda, una multitud de temporeros aguardaba en la estación de autobuses la apertura de una nave acondicionada por la Cruz Roja. El Ayuntamiento de Úbeda reconoce que la avalancha ha desbordado sus previsiones y que su albergue de 47 plazas se ha quedado pequeño. Al Consistorio le ha sorprendido la rapidez, entre el martes y el miércoles, con la que ha llegado la última hornada de temporeros, pero ha reaccionado con rapidez, según informó una fuente municipal. Así, el equipo de gobierno ha situado como su prioridad máxima la atención al inmigrante, lo que se traduce en la labor conjunta de numerosos operarios para resolver el problema. Un modo de hacerlo, indica, es la colaboración con Cruz Más de 150 inmigrantes se cobijan en la estación de autobuses de Jaén Roja para solventar las deficiencias de infraestructura de la nave cedida a la organización no gubernamental por un empresario ubetense. Su apertura evitará que casi un centenar de inmigrantes pernocte a la intemperie. MANUEL MIRO Buena voluntad El concejal de Asuntos Sociales de la corporación, Ramón Martínez, ante la grave situación de los inmigrantes, ha expresado que el Ayuntamiento trabajará para que ningún temporero de los que han llegado a Úbeda sufra malas condiciones de vida durante su estancia en la ciudad. Martínez resaltó la buena voluntad del Consistorio para eliminar el problema, que se traduce, además de en apoyo social, en la puesta en funcionamiento de un dispositivo especial de información al inmigrante. La apuesta del Ayuntamiento de Úbeda por los inmigrantes también se sustenta en los trabajos realizados en la nave cedida a Cruz Roja para evitar que los inmigrantes pernocten a la intemperie. Otra organización que, al igual que el Consistorio, colabora para solucionar la situación de los temporeros es Cáritas Diocesana, que gestiona un comedor que proporciona la cena diaria a 200 inmigrantes.