Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 12 2004 Nacional 17 ATENTADOS DEL 11- M LA INVESTIGACIÓN El Supremo italiano autoriza extraditar a El Egipcio una de las claves de la matanza El atentado de Madrid ha sido un proyecto mío dijo en unas conversaciones intervenidas b El ministro de Justicia, favorable a la entrega, dispone de 45 días para ratificarla. La defensa intentó en vano evitar la extradición en una audiencia de sólo 5 minutos JUAN VICENTE BOO, CORRESPONSAL ROMA. Una rápida audiencia de tan sólo cinco minutos fue suficiente para que el Tribunal Supremo italiano confirmase ayer la sentencia de extradición a España de Rabei Osman El Sayed, más conocido como Mohamed el Egipcio emitida el 30 de junio por el Tribunal de Apelación de Milán contra el presunto instigador de los atentados del 11 de marzo en Madrid. El ministro de Justicia, Roberto Castelli, que se ha manifestado ya a favor de la extradición, dispondrá de 45 días para ratificarla en cuanto reciba la notificación escrita del Tribunal Supremo. Entretanto, Rabei, que no participó en la audiencia de ayer, permanece en régimen de aislamiento en la cárcel de Voghera, cerca de Milán, donde fue detenido el pasado 7 de junio siguiendo una orden internacional de arresto emitida por el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo. En su poder tenía documentos sobre fabricación de sofisticados artefactos explosivos. El recurso de Mohamed el Egipcio defendido ayer casi sin ganas por un abogado de oficio mal preparado, era una simple maniobra para ganar tiempo aprovechando la tremenda complejidad de la Justicia italiana, que puede consumir todavía algunas semanas antes de la entrega efectiva a las autoridades españolas. En vista del interés mundial sobre el destino de Ra- bei, el Tribunal anunció ayer su decisión favorable- -que fue comunicada de forma oficial al juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo. Sin embargo, los efectos jurídicos se producirán cuando se hagan públicas las motivaciones del fallo que, con frecuencia, se retrasan varias semanas. El abogado defensor de Rabei en Roma repitió ante el Tribunal Supremo los argumentos previamente rechazados por el Tribunal de Apelación de Milán: su presunta indefensión jurídica en España; el deseo de ser juzgado primero en Italia, donde se le acusa también de terrorismo; y que él no participó en las conversaciones telefónicas interceptadas el 24 y 26 de mayo. En la última, El Egipcio confesaba al libanés Yahia Payuni que él era el cerebro de la matanza del 11- M: El atentado de Madrid ha sido un proyecto mío y los que han muerto mártires son mis queridísimos amigos En el momento de los hechos yo no estaba allí, pero antes de la operación, el día 4, tuve contactos con ellos aseguró. Rabei Osman El Egipcio vivió en España y en 2003 huyó a Francia EFE PERFIL RABEI OSMAN Presunto instigador de los atentados del 11- M La Policía italiana detuvo a El Egipcio gracias al seguimiento de su teléfono, hallado en la agenda electrónica de Fouad El Morabit, en la actualidad encarcelado por su relación con el 11- M La pista del móvil D. MARTÍNEZ Mandato europeo de captura Muy probablemente, la extradición de Rabei Osman a España será temporal, y tendrá que volver a Italia para un segundo juicio por terrorismo una vez que haya concluido el proceso en Madrid. En medios diplomáticos se subrayaba ayer que buena parte de estos trámites y del retraso en la entrega se habrían evitado si el Parlamento italiano hubiera ratificado el mandato europeo de captura. Desde hace un mes, Italia es el único país que los 25 Estados miembros que retrasa deliberadamente un instrumento jurídico vital en la lucha contra la criminalidad. conversación que tuvieron en mayo, hablaron del suicidio de los terroristas en el piso de Leganés, asunto que también fue tratado por El Egipcio en una charla en su casa de Milán con Yahia Payuni. Fue en el verano de 2002 cuando Rabei Osman llegó a España. Sus frecuentes visitas a las mezquitas fueron detectadas, así como sus contactos con Serhane el Tunecino y Ray Mohamed. Por ello, el juez Garzón dio luz verde a la Policía para que interviniera su teléfono. Los seguimientos no debieron ser muy discretos en algún momento porque El Egipcio al sentirse seguido, huyó en febrero de 2003 a Francia. No obstante, su rastro no se perdió y, por ello, se detectó una conversación entre él y El Morabit en la que el primero facilitaba al segundo su teléfono en Francia. Este número estaba en la agenda intervenida a Base Ghalyoun, preso por el 11- M. Desde Francia, El Egipcio se fue a Italia. Pero antes, entre 1999 y 2001, residió en Alemania. Allí estuvo encarcelado, vivió de la mendicidad y fue imán. En la orden de detención europea cursada. Del Olmo señala que, cuando vivió en España, Rabei consiguió hacerse con el liderazgo del grupo de islamistas posteriormente implicado en el 11- M. También asegura que un testigo le identificó como una de las personas que estuvo en la casa de Chinchón, pero sus huellas nunca se encontraron España e Italia coordinarán sus estrategias contra el imputado ROMA. El juez Juan del Olmo y el fiscal italiano Maurizio Romanelli definirán a partir de hoy la estrategia para juzgar en los dos países a Mohamed El Egipcio Las tareas de coordinación se pondrán en marcha mientras se cumplimenta el último trámite para la extradición, la firma del ministro de Justicia italiano, Roberto Castelli, que ya ha anunciado que se demorará lo menos posible. Las autoridades judiciales italianas se han mostrado desde el primer momento dispuestas a colaborar con las españolas para que el acusado pueda ser procesado y juzgado primero en España, dada la mayor gravedad de los delitos que se le imputan en este país. En la demanda de extradición, solicitada por Juan Del Olmo el 11 de junio, cuatro días después de la detención en Milán de El Egipcio se citan los delitos de asesinato, estragos y pertenencia a organización terrorista. El juez señala que durante el tiempo que residió en España, Osman consiguió hacerse con el liderazgo de un grupo de islamistas implicados en los atentados de Madrid. Por su parte, en el sumario abierto en Italia la principal imputación contra el detenido es la de asociación subversiva dirigida al terrorismo internacional. Un número de teléfono con prefijo de Italia, el 0039 33914922264, fue la pista que llevó a la Policía de este país a la detención, gracias al dato aportado por sus colegas españoles, de Rabei Osman El Sayed, Mohamed el Egipcio de 33 años. El descubrimiento se produjo con la captura, el 25 de marzo, de Fouad el Morabit por su vinculación con los atentados del 11- M. En una agenda electrónica del marroquí se encontró el número de teléfono de El Egipcio Ante el hallazgo, la Policía española pidió a la italiana el seguimiento del móvil. Y así, agentes de Turín llegaron a localizar la vivienda del Rabei Osman en la calle Cadores, en Milán. Los investigadores detectaron que el pasado abril El Egipcio llamó dos veces a El Morabit, aunque no pudo contactar con él puesto que por aquellas fechas ya estaba encarcelado. Éste no fue el único fruto de la intervención telefónica. El 24 de mayo, la Policía italiana interceptó una conversación entre El Egipcio y Ray Mohamed, Mourad detenido el 8 de junio en Bélgica. Este nombre tampoco era desconocido por los agentes españoles. De hecho viajó a Madrid y tuvo contactos con hombres del círculo de El Egipcio como Serhane el Tunecino el sirio Basel Ghalyoun y el marroquí El Morabit. Rabei Osman y Mourad en la