Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 12 2004 Opinión 5 Alentador A falta de las estadísticas de diciembre, el número de víctimas registrado en accidentes de tráfico ha descendido este año en casi un 12 por ciento respecto al mismo periodo de 2003. Motivos para la esperanza, sin perder de vista la cautela, en la DGT, cuyo director, Pere Navarro, comienza a cuajar un buen programa de actuaciones a través de efectivas campañas de control y concienciación. En compañía Al final se ha llevado el gato al agua José Montilla, ministro de Industria, Comercio y Turismo, en su intento de imponer la ley de horarios comerciales que restringe el régimen de apertura de las grandes superficies. Después de dar varias vueltas por las sedes parlamentarias, ha sido CiU la formación que en esta ocasión ha prestado su apoyo para evitar el veto con que amenazaba el PP en el Senado. Amigos de ocasión y a la medida para sacar adelante proyectos dispares. Relaciones interesadas, de quita y pon, en una interminable subasta entre minorías. En espera El uno por el otro y la casa sin barrer. Antes de hacer efectiva su intención de adquirir el 3,15 por ciento del BBVA e intervenir en la gestión de la entidad, Sacyr sigue esperando una respuesta del Banco de España. El organismo que dirige Jaime Caruana, sin embargo, no considera procedente pronunciarse sobre la operación, paralizada entre silencios administrativos e inquietudes generalizadas. YOLANDA CARDO Me repararon El día que esté bien, estaré en el escenario aseguró ayer Joan Manuel Serrat durante su primera conferencia de prensa (en la imagen) tras someterse a una intervención quirúrgica derivada de un cáncer de vejiga. Prefiero estar aquí y no que estén presionando para saber cómo estoy dijo el cantautor catalán ante un centenar de periodistas y fotógrafos, que aplaudieron al autor de Mediterráneo como si se tratara de un concierto. Es muy importante saberse querido en momentos tan difíciles dijo Serrat antes de aclarar que su vida sigue igual No hay ni un antes ni un después. Fue un accidente. Fui al taller y me repararon ironizó el cantante. UN CANTO A LA VIDA MIQUEL PORTA PERALES OAN Manuel Serrat ha sido siempre un hombre transparente. En sus canciones nos ha cantado su paisaje, inquietudes, amores, aficiones, orígenes. Y se ha conmovido con la soledad, la vejez y el dolor. Un canto a la vida, eso ha sido siempre Serrat. Ahora, la enfermedad se ha cruzado en su camino. Y con la enfermedad se ha reafirmado. Lo demostró ayer en la conferencia de prensa. Serrat conti- J núa llegando a la gente. Sigue tocando la fibra. ¿Saben por qué? Porque continúa siendo él mismo, porque sigue siendo el hombre transparente que canta a la vida. Ayer, Serrat ejecutó magistralmente una pieza cuya letra dice que la enfermedad forma parte de la vida, que ante la enfermedad no hay que hacer inventario sino dialogar con el cuerpo, que en la enfermedad hay también alegría y, más importante aún, que la vida hay que vivirla. Este es el ejemplo- -no digo la lección, porque el cantautor tiene el buen gusto de no dar lecciones a nadie- -de Serrat: se trata de saber vivir y no únicamente de sobrevivir. Y ayer, Serrat demostró que se pueden tener veinte años cuando ya se han cumplido los sesenta. ¿Recuerdan aquel tema titulado Ara que tinc vint anys en el que afirmaba que todavía tenía fuerza, que no tenía el alma muerta, que aún sentía hervir la sangre, que se creía capaz de cantar si otro canta, que conservaba la voz y podía creer en Dios? Pues eso: Serrat continúa fiel a esta declaración de princi- pios que formuló a los veinte años. Serrat no dio ayer una conferencia de prensa; nos dijo, como siempre ha hecho en sus canciones, cómo se encontraba, qué sentía, y nos prestó su ayuda, si es que nos hacía falta. Y, con la fuerza del amado Mediterráneo, asumió su destino. Una sugerencia: ahora que el autoconocimiento está de moda, no recurra al libro de autoayuda o a la narración terapéutica, escuche a Serrat. Sus canciones, como la obra de los buenos poetas y filósofos, nos describen. Llevo tu luz y tu olor por donde quiera que vaya canta Serrat. Pues eso. Endavant, nano. Adelante, chaval.