Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 1 12 2004 Cultura 67 El Nacional de las Letras premia a Félix Grande, poeta, narrador y flamencólogo Recibió la noticia en Cáceres, donde participaba en un homenaje a Neruda poesía como el resultado del conocimiento de que las palabras son mayormente infinitas que yo y de los poetas a los que considera sus maestros ABC MADRID. El poeta emeritense Félix Grande, que ayer participaba en Cáceres en un congreso- homenaje a Pablo Neruda, recibió con sorpresa la noticia de que se le había concedido el galardón, un premio, según dijo a Efe, precioso porque reconoce una trayectoria, una vida de trabajo y no sólo una obra No es éste el primer reconocimiento en su carrera: en 1963 recibió el Adonais por Las piedras en 1967, el Guipúzcoa por Música amenazada en 1979, el Nacional de Poesía por Las rubaiyátas de Horacio Martín y en 1980, el Nacional de Flamencología por su ensayo Memoria del flamenco Asimismo ha dirigido la revista Cuadernos Hispanoamericanos durante dos décadas. b Grande define su Marsé dice que dimitirá como jurado del Planeta si no se aceptan unas condiciones b Para el novelista, los premios literarios a veces no tienen nada que ver con la literatura, sino que tienen que ver con la proyección y venta de libros EFE ABC GRANADA. El escritor barcelonés Juan Marsé anunció ayer que dimitirá como jurado del premio Planeta si no aceptan unas determinadas condiciones que plantearé a la editorial en una próxima reunión que mantendrá con responsables del premio. Aunque no quiso dar detalles antes de la citada reunión acerca de las razones que le han llevado a tomar esta decisión, Marsé confesó que está relacionada con las normas que rigen para cada miembro del jurado del premio. Si ustedes tienen una idea de lo que ha sido hasta ahora el premio Planeta, más o menos se pueden formar una idea de mis razones dijo a los periodistas el escritor barcelonés, que participó ayer en Granada en una mesa redonda junto al poeta Ángel González, galardonado con el I premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca, organizado por el Ayuntamiento de la ciudad. Para Marsé, los premios literarios si bien te pueden ayudar, sobre todo cuando empiezas, porque te conceden tiempo para trabajar, y también te dan confianza, a veces no tienen nada que ver con la literatura, sino que tienen que ver con la proyección y venta de libros El autor de El embrujo de Shanghai que consideró merecidísima la concesión del premio García Lorca de Poesía a Ángel González, celebró la constitución de este galardón, que reconoce los méritos de la obra de un poeta en lengua española consagrado, lo que evita que el premio corra el riesgo de caer en las manos que no debe Cabe recordar que la tensión entre Marsé y la editorial que dirige José Manuel Lara Bosch comenzó poco después del fallo del último Planeta, cuando desde Murcia el escritor arremetió contra la calidad de la novela de Lucía Etxebarría, que acababa de ganar el millonario galardón. La mesa redonda en honor a Ángel González (Oviedo, 1925) estuvo precedida por una conferencia del poeta Antonio Jiménez Millán sobre La poesía de Ángel González en la que hizo un recorrido por la vida y obra del poeta asturiano, de la que destacó su apariencia de sencillez, que huye del tono retórico, y que, sin embargo, es el resultado de un trabajo muy minucioso que hace que el poema se quede en lo esencial Estado de gracia El poeta, que define la poesía no cómo un género, sino como un estado de gracia tuvo noticia del premio mientras se encontraba en compañía de su mujer y de unos amigos que también participan en el congreso sobre Neruda. Cuando me ha llamado mi hija y me lo ha dicho, le dije que a mi edad no estaba para bromas de ese tipo, y luego me han llamado de alguna emisora y me ha leído el teletipo Aseguró Grande que el premio Nacional de las Letras, del que se siente muy orgulloso, no me va a hacer correr a mis años pero admitió que un reconocimiento de este tipo siempre hace que más lectores se interesen por conocer al autor, lo que es una alegría porque cada lector es un amigo que uno tiene aunque no lo conozca Grande ha destacado la importancia que ha tenido siempre la poesía en su vida y que siempre la tendrá mientras exista el término siempre Definió su poesía como el resultado del conocimiento de que las palabras son mayormente infinitas que yo y de la suma de las lecturas a otros poetas a los que ha considerado sus maestros como son Antonio Machado, Neruda, García Lorca, Miguel Hernández, Juan Ramón Jiménez y Hierro, entre otros. También se refirió a su pasión por el flamenco, que tiene la función de darme consuelo y añadió que buena parte de su fervor por el ritmo quizás tenga mucho que ve con su amor por este género. Además de autor de poesía (quizá su poemario más reconocido sea Blanco spirituals 1967) de novela y cuento, Félix Grande ha publicado libros de ensayo y de artículos periodísticos, como La vida breve y Once artistas y un Dios aparecidos en 1986. Félix Grande atesora el Adonais, el Nacional de Poesía y el de Flamencología ABC FLAMENCOLOGÍA DE POETA MANUEL RÍOS RUIZ ue en cá Fernando Quiñones, que en gloria esté, donde conocí a Félix Grande, recién llegado quisque de los jereles. Era septiembre del 66. Tenía una guitarra y la tocaba para cantar al dueño de la casa. Años después hicieron una gira para difundir el flamenco por el extranjero. Tal vez fuera aquella guitarra la que compró a plazos siendo chavea en su Tomelloso querido, según contó en su discurso de ingreso en la Cátedra de Flamencología de Jerez (adscrita a la Universidad de Cádiz) Discurso que tuve el honor de contestar, el 1 de agosto del 83. Alternó el toque de guitarra con la lectura de Machado, de Miguel y de Vallejo, con sus conversaciones con el inolvidable Eladio Cabañero, y la vocación poética se impuso a la guitarrística, pero podría haber sido un tocaor de solera. El flamenco es para él una pasión, la que está patente en su libro Memoria del F Flamenco para atestiguarlo. De ahí que le dedicara mi poema Razón, vigilia y elegía de Manuel Torre Escribí: A Félíx Grande, poeta y tocaor, andaluz de sentimientos Su Música amenazada o sea, su poesía, es conmovedora por jonda. Es un poeta ensimismado, como los flamencos cabales. Sí, poeta juntador de lágrimas, ya sean lágrimas por crímenes o por esplendores del ser humano. Y porque siempre se empeñó en darle una misma significación a los gachós y a los gitanos en el arte andaluz, le dije en aquel entonces: Tú lo has dicho, Félix, el cante está más junto que una lágrima. Y en el cante nos juntamos, debemos abrazarnos. Yo creo que nunca se ha hablado de la flamencología con más espiritualidad, ni con talante tan abierto, ni con un tono más entrañable. Y lo has hecho así, porque además de un gran poeta y de un profundo sentidor del cante, eres un hombre valiente