Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30 11 2004 Internacional 31 Chirac resuelve la salida de Sarkozy con un Gabinete más sólido e incondicional El presidente francés nombra a un fiel entre los fieles al frente de Economía JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Jacques Chirac, presidente de la República, procedió ayer a un cambio de Gobierno muy limitado, para sustituir a Nicolás Sarkozy por Hervé Gaymard, fiel entre los fieles, reforzando las posiciones de sus amigos en los puestos estratégicos del Ejecutivo. Nombrado presidente de la Unión por un Movimiento Popular, Sarkozy presentó su dimisión como ministro de Economía, a la que siguió una remodelación ministerial significativa. Para sustituir a Sarkozy, Chirac eligió a Hervé Gaymard (44 años) ex ministro de Hacienda, católico practicante, padre de ocho hijos, de una fidelidad marcial al presidente. En la prensa parisina, Gaymard es conocido desde hace tiempo como bebé Chirac Para apoyar a Gaymard, Chirac ha nombrado ministro adjunto al presupuesto al portavoz del Gobierno, JeanFrançois Copé, otro Chirac boy conocido por su obediencia intachable. Philippe Douste- Blazy asciende a ministro de Sanidad y Familia y entra en la restringida mesa de los chiraquianos absolutos dirigidos por Dominique de Villepin (ministro del Interior) acompañado de François Fillon (Educación) Jean- Louis Borloo (Trabajo) y Michèle Alliot- Marie (Defensa) JeanPierre Raffarin, primer ministro muy maltratado por los sondeos, recibe un balón de oxígeno importante, con la ascensión de su viejo amigo Dominique Bussereau a ministro de Agricultura. Chirac ha deseado dar un perfil modesto al obligado cambio de Gobier- no, tras la salida de Sarkozy. Todas las ascensiones del nuevo Ejecutivo destacan por la fidelidad inquebrantable al presidente, cuando el nuevo líder del centro derecha francés anuncia que tiene muchos proyectos que piensa defender asumiendo plenamente su nueva libertad. Hervé Gaymard EPA Holanda no logra fijar una fecha para las negociaciones de la UE con Turquía ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Presidencia holandesa de la UE no ha logrado un acuerdo para una fecha en la que puedan empezar las negociaciones de adhesión de Turquía, cuando quedan tres semanas para el Consejo Europeo en el que los 25 han de tomar la decisión definitiva. Un documento dado a conocer ayer incluye estrictas condiciones para el proceso de negociación, que podrá ser suspendido en caso de serias y persistentes violaciones de los derechos humanos y las libertades fundamentales cuando lo pida la Comisión Europea o un tercio de los Estados miembros. En caso de que se decidiera esa suspensión, la reanudación de las negociaciones la decidiría el Consejo, en votación por mayoría cualificada. A pesar de los controles y medidas de prevención, incluida una cláusula sobre el flujo de trabajadores, el borrador no tiene una fecha para el inicio de las negociaciones porque algunos países como Francia quieren que sea a finales de 2005, para que no interfieran en los referendos de la Constitución, en lugar de lo antes posible como espera el Gobierno turco.