Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30 11 2004 Nacional 19 LOS PROBLEMAS DE LA POLÍTICA EXTERIOR Zapatero suspende su viaje a Moscú para afrontar las preguntas sobre Moratinos El ministro se negó a responder a las acusaciones de los senadores del PP b Los populares dicen que el Go- El PP ve desprecio al Senado en el silencio del titular de Exteriores b Por mucho menos de lo que usted ha dicho, hay muchos ministros que han dimitido le espetó el senador popular Alejandro Muñoz Alonso L. A. MADRID. El Grupo Popular en el Senado considera que la negativa de Miguel Ángel Moratinos a responder a las preguntas que le fueron formuladas pidiéndole explicaciones de las acusaciones de golpismo al anterior Ejecutivo son un desprecio hacia la Cámara Alta En su turno de réplica al ministro, el portavoz popular, Dionisio García Carnero, rechazó que aquél argumentara que iba a hacer sus aclaraciones ante el Congreso el miércoles 1 de diciembre para no responder a sus cuestiones. Que comparezca en esta Comisión, que es el Parlamento español y nos diga que de ese asunto, que es el que más preocupa ahora mismo en España, no va a hablar- -subrayó- -es un menosprecio insoportable para nuestro grupo, un ninguneo a la Cámara, una mofa y una vejación Y aprovechó para concretar más aún sus preguntas: ¿Sigue manteniendo las afirmaciones que hizo en el programa de TVE 59 segundos? ¿Está dispuesto a rectificar y a pedir disculpas? ¿Por qué se niega a dar explicaciones a esta Cámara? ¿Quién ha decidido dónde tiene que hablar? ¿No considera a esta Comisión suficientemente digna o representativa? ¿Comparte las declaraciones que hizo Felipe González de que Chávez era un golpista con votos o con botas? Tras él, el también senador del PP Luis Eduardo Cortés lanzó duras acusaciones contra Moratinos, calificándole de desleal, de falta de rigor y de una actuación infantil, entre otras cosas. E igualmente, el senador Alejandro Muñoz Alonso, le dijo que por mucho menos de lo que usted ha dicho, hay muchos ministros que han dimitido bierno despilfarra el crédito en política exterior que tenía España y que practica una política de no alineados LUIS AYLLÓN MADRID. La polémica creada por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, al acusar al Ejecutivo de José María Aznar de apoyar el golpe de Estado contra Hugo Chávez en Venezuela hace dos años y medio ha obligado a José Luis Rodríguez Zapatero a suspender el viaje que mañana tenía previsto realizar a Rusia. El presidente del Gobierno comunicó ayer al presidente ruso, Vladimir Putin, que no podrá viajar a Moscú en la fecha prevista porque debe hacer frente en el Pleno del Congreso de los Diputados a una pregunta formulada por el Grupo Popular en relación con las declaraciones de su ministro. Consciente de la gravedad de la situación y del malestar que ha causado lo sucedido en las filas del PP, Zapatero ha preferido permanecer en España, aplazar su visita al Kremlin para un momento en que las aguas estén menos revueltas y mostrarse al lado de Moratinos, a quien en ningún momento ha descalificado por sus manifestaciones. Zapatero tendrá que responder mañana por la tarde en la sesión de control parlamentario al Gobierno a una cuestión del secretario general del PP, Mariano Rajoy, quien le preguntará qué piensa hacer ante la crisis abierta por su ministro de Asuntos Exteriores Los populares han insistido en reclamar de Zapatero una desautorización a Moratinos, pero el jefe del Ejecutivo no se ha pronunciado hasta ahora, a pesar de que, también en varias ruedas de prensa, los periodistas le pidieron con insistencia que hablara sobre el asunto. Zapatero se remitió siempre a las explicaciones y aclaraciones que- -aseguró- -dará el ministro en una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores convocada también para mañana, miércoles, pero en sesión matinal. De esta forma, cuando el presidente del Congreso responda a Rajoy, ya se conocerán las famosas aclaraciones de Moratinos. Miguel Ángel Moratinos y Luis Fraga, ayer en la Comisión del Senado nos al anterior Gobierno son indignas de quien representa a España y le pidió que renuncie a su cargo. Que usted deje de ser ministro de Asuntos Exteriores no es sólo un clamor, sino una necesidad de Estado. Pida disculpas y dimita dijo, después de haber hecho un repaso de las actuaciones del Gobierno y del propio ministro en las cuestiones exteriores, con especial incidencia en las relaciones con Chávez y con Fidel Castro y con acusaciones de practicar una política de no alineados EFE Una sucesión de desatinos García Carnero habló de una sucesión de despropósitos y desatinos en su gestión y de haber logrado el descrédito internacional del Gobierno y de España Parece imposible- -sentenció- -despilfarrar más crédito en menos tiempo La dureza de las afirmaciones del portavoz del Grupo Popular no fue secundada por el resto de los grupos, excepto, en una parte, por el senador del PNV Iñaki Anasagasti, cuando se refirió a la visita de Chávez, denunciando que el socialista José María Benegas había impedido que los senadores pudieran reprochar al presidente venezolano la aprobación en su país de la ley mordaza contra la libertad de expresión. Moratinos se escudó en que había ido a hablar de la política sobre Iberoamérica; dio cuenta de los resultados de la reciente Cumbre de San José de Costa Rica; reveló que había hablado y volverá a hablar con el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, sobre la visita de Chávez, y tan sólo afirmó: Mientras tenga el respaldo de la ciudadanía española, seguiré desempeñando mi función Lo importante son las acciones A pesar de las manifestaciones de los senadores del PP, que parecían encaminadas a tratar de que Moratinos perdiera la calma, el ministro se mantuvo sereno y echando balones fuera, al insistir en que su comparecencia era para hablar de las relaciones con Iberoamérica, tal y como había hecho con detalle, y no para comentar unas declaraciones u otras Aseguró que la decisión de que su comparecencia fuera ante la Comisión de Exteriores del Congreso fue tomada por el Gobierno y dijo que ahí será donde hable sobre el asunto. Sólo añadió: Las declaraciones hay que clarificarlas, pero lo más importante en la vida política son las acciones La dimisión, cuestión de Estado Ayer, los senadores del Grupo Popular no consiguieron arrancar al ministro una sola contestación sobre sus manifestaciones, a pesar de sus insistentes preguntas en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos, a la que había acudido para hablar de la política española hacia la comunidad iberoamericana. El senador Dionisio García Carnero aseguró que las acusaciones de Morati-