Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30 11 2004 11 PP, CIU, PNV y BNG presentaron ayer en el Senado su veto a los Presupuestos Generales del Gobierno Diez jugadores de un equipo de rugby, denunciados por usar a tres jóvenes de Sevilla como balón Rajoy siguió satisfecho la comparecencia desde Génova Mariano Rajoy siguió ayer la comparecencia de José María Aznar desde su despacho de presidente del PP en la séptima planta de Génova 13. Fuentes cercanas al líder de la oposición confirmaron que siguió casi al completo la declaración de Aznar, aunque no alteró su reducida agenda de este lunes: entrevista con el líder del Frente Polisario, breve reunión con sindicatos... Cuando volvía a su despacho tenía llamadas al teléfono móvil- -preferentemente de Ángel Acebes- -para informarse de cualquier detalle que hubiera podido perderse. Sólo la gente más cercana al presidente del PP irrumpía en el despacho del jefe No siguió la comparecencia con nadie en especial, sobre todo porque la mayoría estaba en el Congreso y él había decidido- -con Aznar- -que no debía asistir. Al final, cuando en el Congreso despedían los populares con aplausos a Aznar, Rajoy se mostraba satisfecho de cómo había ido una histórica cita que hoy será valorada en la Junta Directiva del partido, a pocos metros de su despacho. Aznar, a su llegada a la Comisión flanqueado por Acebes y Zaplana sia. El portavoz de ERC, Joan Puig, acusó al ex jefe del Ejecutivo de haber filtrado la información a un diario amigo -en referencia a ABC- -con el objetivo de romper el tripartito en Cataluña. Aznar quiso dejar claro que el CNI, bajo su mandato, no se dedicaba a espiar políticos Y espero que ahora tampoco aseveró. La sesión subía de tono según pasaban las horas. El portavoz del PSOE, Álvaro Cuesta, reprochó a Aznar que hubiese, en su opinión, tomado el pelo a los comisionados con su testimonio y concluyó con una frase que pretendió herir al ex jefe del Ejecutivo: Ha perdido la oportunidad histórica de hacer un gran servicio a su país Tengan la decencia de tener un límite contestó Aznar, para hacer hincapié, a renglón seguido, en la acusación lanzada contra él de alentar la intentona golpista IGNACIO GIL en Venezuela. Dicho esto, se refirió a que el presidente de Estados Unidos, George Bush, tuvo más suerte que yo, porque en su país no le hicieron responsable de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono. Por dos veces hizo Aznar insinuaciones y advertencias a Cuesta sobre la guerra sucia y los casos de corrupción durante los gobiernos de Felipe González: Cuando quiera usted habla- mos de excesos en la lucha antiterrorista y de desorganización en el Ministerio del Interior en distintas etapas dijo el ex presidente del Gobierno, tras señalar que con Acebes en el Ministerio siempre se actuó bajo el imperio de la ley A lo mejor nos hubiera gustado disponer de algún fondo más en la lucha antiterrorista y que alguien no se lo hubiera llevado añadió el ex presidente, arrancando los aplausos de los diputados de su partido. Aplausos que se repitieron poco antes de las ocho de la tarde, cuando Aznar cerró su comparecencia histórica entre la sonrisa de los suyos y la nada disimulada indignación del resto.