Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 Deportes LUNES 29 11 2004 ABC ATLETISMO Francia, oro en el pasado Mundial por el dopaje del americano Harrison La IAAF descalifica al equipo estadounidense, que no ha recurrido la sanción al atleta ABC PARÍS. La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha decidido descalificar al relevo 4 x 400 de Estados Unidos que consiguió la medalla de oro en el pasado Mundial de París (agosto de 2003) al haber expirado el plazo que tenían los estadounidenses para recurrir la sanción impuesta a Calvin Harrison- -uno de sus integrantes- -por dopaje sin que hubiesen presentado ningún escrito. Así lo ha anunciado el secretario general de la IAAF, Istvan Gyulai, en declaraciones efectuadas ayer al deportivo francés L Equipe Harrison no ha apelado y el plazo ha terminado. El 4 x 400 está definitivamente descalificado y el relevo francés oficialmente declarado campeón mundial La misma postura mostró Nick Davies, portavoz de la IAAF, quien comentó: Ha acabado el plazo del recurso y hay una nueva composición del podio tras la descalificación de Estados Unidos No recurrieron a la sanción Tanto Calvin Harrison como la Federación de Estados Unidos podían haber recurrido la sanción al Tribunal de Arbitraje Deportivo, lo que no ha hecho ninguna de las dos partes mientras han tenido tiempo para hacerlo. La suspensión a Estados Unidos le da el oro al cuarteto francés, segundo en aquella final, integrado por Marc Raquil, Stephane Diagana, Leslie Djhone y Naman Keita. La medalla de plata es para Jamaica, tercera en aquella final, y la de bronce para Bahamas, que fue cuarta. Calvin Harrison es uno de los atletas americanos que siempre han estado en el punto de mira desde que la Fede- ración americana de atletismo comenzase a luchar en serio contar el dopaje. El atleta, de 30 años, dio positivo por modafinil en junio de 2003, en el que fuera el segundo positivo que había dado a lo largo de su carrera deportiva. El anterior se había producido justo diez años antes, en 1993, y entonces el positivo se produjo por una sustancia de la misma familia, la pseudoefedrina. En ambos casos se trata de relajantes, que aún no llegan a la categoría de estimulantes. La IAAF suspendió a Harrison por dos años a partir del 26 de julio de 2004, y le privó de los títulos obtenidos desde el control del positivo, el 21 de junio de 2003 durante las pruebas de calificación del equipo estadounidense para el Mundial de París. Cómo se sabe, según el reglamento de la IAAF, el primer positivo es castigado con dos años y para el segundo la sanción es a perpetuidad. Además, como cualquier positivo, la sanción implica la pérdida de todos los títulos y marcas desde que se comete el positivo, de ahí la descalificación de él- -y por consiguiente del equipo completo- -de la final de París. El de Calvin Harrison es el último de los casos que han manchado el atletismo de Estados Unidos en los últimos tres años, sobre todo, a raíz del que saltara el escándalo BALCO y de su sustancia estrella el THG. Además de Calvin Harrison, Jerome Young (EPO) ya ha sido sancionado de por vida, además de los casos de Kelly White (modafinil) Regina Jacobs (THG) Torri Edwards (THG) -todos ellos sancionados por dos años- -y Alvin Harrison, el hermano de Calvin, por THG, éste último sancionado con cuatro años. Antonio Reina acusa a la Federación Española de tapar casos de positivos El mediofondista sevillano, en unas declaraciones efectuadas al diario As afirma que en el atletismo español hay más casos de dopaje de lo que se cree. Es muy extraño que algunos atletas no vayan a las grandes competiciones y luego, de forma sorprendente, estén cuatro o seis meses lesionados. Sé que la Federación si detecta algo te llama para decirte que estés tres meses lesionado. A la Federación, que no va a tirar piedras contra su propio tejado, no le interesa que salgan a la luz muchos positivos. No debería tapar tanto y debería echar a todos los tramposos afirmó. En otro momento, Antonio Reina critica a Alberto García, sancionado con dos años por dopaje, y afirma que las sanciones deberían ser de por vida y deberían abarcar también a los mánagers, a los entrenadores y a los médicos, que se están forrando a costa de los deportistas. Se acojonarían si se tendrían que ir al paro Se queja también de la falta de controles antidopaje serios en el fútbol.