Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Deportes TENIS FINAL DE LA COPA DAVIS. FALTAN CUATRO DÍAS LUNES 29 11 2004 ABC BOB Y MIKE BRYAN El doble invencible del equipo estadounidense de Copa Davis Sabemos que nos van a hacer jugar con una sandía El equipo estadounidense cree que cuenta en el encuentro de dobles con un punto seguro. No es extraño porque estos dos hermanos, reciente campeones del Masters, forman una de las parejas más sólidas y poderosas del planeta. Este año en la Copa Davis no han perdido ni un solo partido TEXTO: DOMINGO PÉREZ FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO No son como dos gotas de agua pero casi. Mike y Bob se van turnando en las respuestas. El uno siempre asiente a las palabras del otro. Son dos, pero es como si sólo respondiera uno. La voz de un Bryan siempre vale por dos. -Estados Unidos no gana la Ensaladera desde 1995 y es finalista desde 1997 ¿Una presión añadida? -Somos un equipo joven. Hemos tomado el relevo hace poco y no creo que tengamos ninguna presión extra. Desde luego, la Copa Davis es muy importante y a los americanos nos falta un título. Sabemos que va a ser muy difícil porque jugamos fuera de casa, pero no vamos derrotados. Lo entendemos, sobre todo, como un reto. -Fuera de casa, en Sevilla, con más de 26.000 espectadores, a nivel de mar y en tierra batida ¿Temen una encerrona? -La Copa Davis es así. Los equipos que juegan en casa tienen esa ventaja. Si hubiéramos sido los organizadores hubiéramos llevado a los españoles a una pista de hierba. Nos parece normal que nos pongan a nivel de mar, porque la altura es una ventaja para nosotros. La bola irá más lenta en Sevilla que en Madrid y eso favorece a los españoles. No conocemos a nadie al que le guste restar a Roddick. Nunca hemos jugado ante tanta gente, pero tampoco nos preocupa. Seguro que el ambiente será fantástico. ¿Pero de verdad no esperan encontrarse con nada raro? No les asusta el público? ¿La tierra? -Los fans están para animar. La tierra no nos asusta. Nosotros hemos ganado Roland Garros, aunque sabemos que la tierra de Sevilla no será como la París. Estamos convencidos de que van a regar la pista tanto como puedan. Van a encharcarla y hacerla un barrizal para convertirla en muy lenta, para que las bolas se llenen de agua y sean cada vez más pesada... Sabemos que van a intentar hacernos jugar con una sandía (Risas) Ellos quieren que los puntos se alarguen indefinidamente y si pudieran nos pondrían arena de la playa, seguro. ¿Su forma de jugar varía de las superficies rápidas a la arcilla? -Sí. Bastante. Es otro estilo diferente. Hay que ser más pacientes. Nos colocamos de otra forma. Usamos más los ángulos. Hay que pegar a la bola de otra manera. ¿Ayuda el ser gemelos para jugar al doble? -Por supuesto. Existe un feeling muy especial entre nosotros. Muchas veces entre punto y punto no nos hace falta ni hablar. Sabemos lo que pensamos en cada momento y como nos sentimos sólo con una ojeada. Tenemos muy buena relación... Claro llevamos toda la vida juntos (risas) Exactamente 26 años. A los seis años ya éramos una pareja de doblistas (en su etapa júnior ganaron más de cien títulos) ¿De los dos cuál es el líder en la cancha? -Depende del día. El que esté más inspirado. Nos conocemos tanto que en nuestro caso eso da igual. ¿Ustedes y Roddick son la fuerza del equipo? -Roddick es un tipo extraordinario con un sentido del humor increíble y una personalidad muy fuerte. No le Carreras gemelas Nacieron el 29 de abril de 1978 en Camarillo (California) Bob mide 1,93 y es zurdo y Mike 1,91 y es diestro. Ranking ocupan el número uno mundial en la modalidad de dobles. Mike es el 116 en el individual y Bob el 246. Títulos Esta temporada han conquistado siete torneos, siendo el más importante el Masters. Juntos se han adjudicado 21, aunque Mike posee dos más ganados en 2002, uno con Knowles y otro con Bupathi. Además, Bob se apuntó el US Open mixto 2003 con Srebotnik y Mike los mixtos de Roland Garros 2003 y del US Open 2002, ambos con Raymond. Mike, en primer término, Bob, al fondo, con las gorras son como dos gotas de agua gusta perder a nada, ni a las cartas. Es un chico extremo Todo lo tiene que hacer bien. No se puede ni imaginar lo bien que juega al ping- pong por ejemplo. Pero la fuerza de este equipo no es que juegue él, que este año no ha perdido ni un partido en la Copa Davis, o nosotros. La fuerza es precisamente el equipo, que somos un grupo muy unido y con intereses comunes. Nos llevamos todos muy bien. Quedamos a menudo con A ndy y Mardy. Salimos a divertirnos y antes de las grandes citas realizamos unas especies de concentraciones en casa de Andy. Allí entrenamos, convivimos y, sobre todo, nos lo pasamos muy bien. Para esta final hemos vuelto a repetir. En cualquier caso, no debería descartarse a Fish como factor sorpresa. ¿Esa unidad es la clave? -Sí porque cuando te llevas bien con alguien, y en este equipo todos somos amigos, quieres ganar por ti, pero también por los otros, por tu compañeros, además de por el país. Eso es un extra que nos hace aún más fuertes y convierte la cita en algo aún más emotivo. ¿Les hubiera venido bien Agassi? -La cuestión no debe plantearse así. Creemos que su tiempo ya ha pasado. Esta es una oportunidad para este equipo. Él ya tuvo sus oportunidades. En ningún momento estuvo previsto que jugara. Nadie lo esperaba. Si él interviniera modificaría la marcha del equipo. Él ya tuvo 12 años para demostrar lo que podía hacer. ¿Qué temen de España? -Es muy peligroso. Tiene dos número uno, Moyá y Ferrero, aunque este año no ha sido muy bueno para él, son dos superclases y más aún en la tierra. Su doble lleva poco tiempo jugando, pero ha tenido resultados y será peligroso, aunque no juegan como una pareja, sino como dos individualistas.