Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes LUNES 29 11 2004 ABC Víctor Valdés se ha consolidado en la portería del Barça después del paso de doce cancerberos y es candidato a ser internacional con Luis Aragonés EFE El Barça encuentra en Valdés al delfín de Zubi Unzué: Posee carácter y un físico innato; ha tenido que aprender a alejarse de la portería JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Por la falta de costumbre de los entrenadores en la personalización de los méritos, Frank Rijkaard realzó el protagonismo de Víctor Valdés después del triunfo del Barça en Getafe. Fue el hombre del partido dijo. Por la extensión del maleficio que asolaba a la portería del Barcelona, bien podría haber extendido el elogio. Valdés está en camino de ser el enterrador del sortilegio. Diez años después de la salida de Zubizarreta y doce porteros en tránsito por la nómina del Barça, el Camp Nou vuelve a recitar orgulloso aquello de hay portero El sentido caprichoso del fútbol queda retratado en las vicisitudes de Víctor Valdés en sus trece años en el Barcelona, desde la Masía al liderato de la Liga 2004- 05. Tres veces ha tenido un pie más fuera que dentro del Camp Nou. Hace doce inviernos sus padres cogieron la maleta y trasladaron el negocio familiar (un pub irlandés) a Tenerife, donde la madre de Valdés encontró un clima propicio para su asma crónica. El portero se quedó en La Masía con diez años, volvió a la isla seis meses después y finalmente recibió la promesa de su padre para retornar para siempre a Barcelona. La segunda crisis de relación se arregló con una paella. Reina y Valdés se alternaban en la portería, pero el segundo no aceptó la secuencia de Van Gaal. Tipo de carácter, de decisiones irrefutables, dijo que iba. Serra Ferrer reunió al portero y su padre al calor de un arroz y les convenció para que no se marchasen. Y hace unos años, la tercera. Gaspart se empeñó en fichar un portero y destinó 5.000 millones de pesetas. Buscó a Toldo (entonces en el Fiorentina) y, en un ejercicio de coherencia, reclutó a Saviola con ese dinero. Después de Busquets, Lopetegui, Angoy, Vitor Baia, Hesp, Arnau, Dutruel, Reina, Bonano, Enke, Jorquera y Rustu, Víctor Valdés ha atravesado los obstáculos para quedarse. Y por encima de todos, aquel desafío a Van Gaal. El holandés le bajó al filial y el portero no se presentó al entrenamiento. Ese carácter orgulloso, próximo a la chule- ría, se ha estabilizado desde que llegó Juan Carlos Unzué, el hermano del director del Baleares, ex portero del club con Johan Cruyff que recibió ofertas de las dos candidaturas que optaron el año pasado a la presidencia para ser el preparador de guardametas de todas las categorías. Anticiparse a la jugada No es el mejor portero quien realiza las mejores paradas, sino el que se anticipa a la jugada le dijo Unzué como síntesis de los nuevos tiempos que llegaban con Rijkaard. El técnico holandés le ha exigido dominio del área, gobierno sobre su defensa y una posición más adelantada. Y en ello anda Valdés, prototipo de portero en la raya. El público y la Prensa valoran sobre todo la parada final, pero eso no es lo importante- -dice Unzué a ABC- Víctor ha cambiado su estilo. Se anticipa al juego, proporciona información a sus compañeros y evita ocasiones con sus salidas. Actúa con más riesgo y eso se nota mucho cuando falla, pero recompensa el sistema de juego del equipo Unzué encontró una situación de inestabilidad en torno a Valdés y después de muchas horas de diálogo le convenció de que aquel periodo era parte de su formación Tiene carácter, un talento físico innato para ser portero y ha trabajado sus cualidades. Es rápido, potente, elástico. Y siempre da algo más Una quinta de chupetes en los palos La hegemonía de Víctor Valdés, su futura convocatoria en la selección de Luis Aragonés, su exultante momento de forma, coincide con la irrupción de una nueva generación de porteros. La mitad de los cancerberos de Primera división está más cerca de los veinte años que de los treinta, en contra de aquella teoría que santifica la veteranía y la experiencia como avales para la portería. Casillas, que cumple su sexta temporada en el Madrid, fue el precursor. Es un veterano de 23 años. Kameni (20) ha desbancado a Lemmens (28) y persigue la estela de N Kono, su precursor camerunés. Reina (22) se ha afianzado ante López Vallejo (29) Doblas (24) el aspirante a periodista, compite en igualdad con Prats y Contreras. En el Mallorca, Moyá (20) no ha dado muchas opciones a Westerveld (29) Y en la recámara del Atlético está Cuéllar (20) que ya ha renovado con vistas al futuro. Porteros jóvenes Valdés (Barça) 22 años. Kameni (Español) 20. Moyá (Mallorca) 20. Casillas (R. Madrid) 23. Riesgo (R. Sociedad) 20. Reina (Villarreal) 22. Calatayud (Málaga) 24. Doblas (Betis) 24. Aranzubía (Athletic) 24. Luis García (Zaragoza) 25. Cuéllar (Atlético) 20. Jorquera (Barcelona) 25. Elía (Osasuna) 25.