Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29 11 2004 89 Jugadores negros de la Liga consideran que existen actitudes racistas en los estadios españoles Víctor Valdés se convierte en un seguro de vida para la portería del Barça y en el heredero de Zubizarreta Francia, oro en relevos en el pasado Mundial de Atletismo de París por el dopaje del estadounidense Harrison SCHUSTER, DE CRUYFF; GUTI, DE SCHUSTER ENRIQUE ORTEGO E l Bernabéu es al fútbol como Las Ventas o La Maestranza a los toros. La historia pesa y la tradición ahoga. Si un iluminado como Johan Cruyff tenía que pasar por los lavabos antes de sentarse en ese banquillo y siempre cometía alguna estridencia- -Guardiola o Koeman marcando al hombre a Butragueño- entra dentro de la lógica que un joven técnico como Schuster también tenga sus necesidades, aunque sea alemán y como futbolista se cansara de jugar en este estadio. Ayer le dio un ataque de entrenador, de esos que afectan a cualquier técnico sea cual fuere su edad. Para prever males mayores dispuso de una defensa de cinco y acumuló cuatro centrocampistas, con el pelopincho como única referencia ofensiva. Se dejó en el banquillo a Ettien y Manchev, dos hombres que hubieran ayudado mucho a Sergio García en ataque y hubieran podido complicar más la vida a los blancos en esos momentos de pájara que tienen todos los partidos, que esta vez duró toda la primera parte. Sacarlos después, con cuatro en contra, es reconocer públicamente que se había equivocado, que lo hizo. Del Real Madrid lo único novedoso que se puede decir que no se haya escrito por activa y por pasiva es un pragmático dato: ha pasado de las victorias mínimas de los dos primeros partidos allá por septiembre, a dos goleadas abrumadoras ante equipos recién ascendidos y un tanto verdes y pardillos. Lo que no me importa repetir hasta la saciedad es que este Guti juega al fútbol como si fuera Schuster. Si el balón hablase exigiría por contrato que fuera Guti quien le tuviera en exclusiva entre sus pies. Pocos lo tratan con tanta delicadeza y sentido común. Pocos tienen tantos recursos técnicos para jugar a un toque, hacer un finta, tirar un caño o realizar un regate. Ayer se sintió más liberado defensivamente con la presencia de Celades y sacó lo mejor de sí de medio campo hacia delante. La jugada del quinto gol es digna de Zidane, Henry o un crack de esos por los que suspira Florentino Pérez. Ahí lo tiene. Dos puntos menos que el año anterior para los blancos LUIS GARDE MADRID. Gracias a las dos goleadas consecutivas en el Bernabéu (6- 1 al Albacete y 5- 0 al Levante) el Madrid presenta unas cifras sobresalientes: 21 goles a favor en la decimotercera jornada. Sólo había anotado diez tantos en las diez primeras jornadas. El equipo de García Remón puede presumir de su seguridad defensiva. Sólo ha recibido nueve goles. Es su séptima mejor marca en la decimotercera IGNACIO GIL jornada y la mejor desde la campaña 97- 98 (también llevaba nueve goles en contra) Llama la atención la distribución de los goles: ocho a favor y ocho en contra en los primeros tiempos, trece a favor y uno en contra en los segundos periodos. El Madrid sólo tiene dos puntos menos que el año pasado. Entonces tenía 27 y era segundo, igualado con el primero, el Valencia. Ahora está a siete del Barcelona.