Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Cultura LUNES 29 11 2004 ABC Los Fanjul, contra Sotheby s para recuperar las obras de arte retenidas por Fidel Castro S. G. MADRID. Una posible violación de la ley Hemls Burton, que castiga a aquellas personas o negocios que dispongan o se beneficien de propiedades confiscadas por el gobierno de Castro, se ha convertido para la familia Fanjul en la única vía para recuperar una de las obras pertenecientes a su colección de arte, que tuvieron que dejar al exiliarse de Cuba tras la llegada de Castro al poder, y que consiguientemente fue nacionalizada por el gobierno cubano. Han pasado cuatro décadas desde que esta acaudalada familia, dueña de la tercera azucarera más importante del mundo y actualmente afincada en Miami, comenzara la búsqueda de una colección que reunía obras de Goya, Murillo, Caravaggio y Sorolla, entre otros artistas. La voz de alarma se dio a mediados de los años 60, cuando los Fanjul supieron que varias de ellas viajaban a Europa para ser vendidas. La lucha legal por demostrar quién era el verdadero propietario fue inútil, pues Europa reconocía el gobierno legítimo de Castro y, por tanto, la nacionalización de las obras. Años más tarde, en 1985, algunas de las obras recalaron en sendas exposiciones en Madrid y Valencia, volviendo a obtener la misma respuesta legal. Sin embargo, ahora, y amparándose en la ley Helms- Burton, los Fanjul han pedido al Departamento de Estado que investiguen a la casa de subastas Sotheby s, a la que acusan de subastar el cuadro Vista de Málaga de Sorolla, propiedad de la familia cubana exiliada. Creemos que Sotheby s no ha colaborado y en cierta forma no ha obrado con buena fe dijo al El nuevo Herald Shanker Singham, director del Grupo de Comercio Internacional y Competencia, de Hector Davis, que representa a los Fanjul. Es un caso claro de comercio con el enemigo, que castiga la ley Helms Burton Carlos Fuentes cede el testigo del boom a los nuevos escritores iberoamericanos Saramago promete hacer reír en su próximo libro, Las intermitencias de la muerte Padilla, Rivera Garza y Velasco compartieron con el autor de La muerte de Artemio Cruz la mesa redonda Del boom al boomerang MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL GUADALAJARA (MÉXICO) Carlos Fuentes, uno de los protagonistas del boom de la literatura iberoamericana de los sesenta, compartió mesa y mantel de ideas con cinco escritores de la llamada generación del crack nacidos precisamente en aquella década, y que el autor de La muerte de Artemio Cruz llama del boomerang Varios de ellos firmaron hace años un manifiesto en el que denunciaban el lastre que el realismo mágico suponía para los jóvenes autores. Con el título Del boom al boomerang la charla reunió a Fuentes con Jorge Volpi, Pedro Ángel Palou, Ignacio Padilla, Cristina Rivera Garza y Xavier Velasco en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) Carlos Fuentes repasó el desarrollo de la ficción latinoamericana, cuyo origen sitúa en los cronistas de la Nueva España de finales del siglo XV: autores como Cristóbal Colón, Márquez de Anglería o Fernández de Oviedo, que describían lo que les da la gana como sucedió después con el boom En su recorrido, Fuentes aseguró que la novela moderna la fundó El Quijote pero después encontramos un extraño vacío durante siglos. b Volpi, Palou, José Saramago dice que si es pesimista, es porque el mundo es pésimo nuestra última palabra Si algo nos convocó es que estábamos un poco cansados de lo latinoamericano sólo como empaque; sin lo exótico, ¿dónde quedaba lo universal? defendió Pedro Ángel Palou (1966) Ignacio Padilla (1968) considera un error tratar a la literatura en términos de generaciones aunque Jorge Volpi (1968) opina que el éxito de la novela moderna radica en su capacidad de adaptación a los gustos de su época. En otra de las actividades de la FIL, el Nobel portugués José Saramago protagonizó un encuentro con un millar de jóvenes. Un día antes, había partici- AP La Historia no ha terminado Prácticamente hay que esperar hasta Clarín y Galdós para reanudar la tradición perdida- -dijo Fuentes- Después, el boom tomó como programa decir todo lo que no se había dicho durante siglos Y cedió el relevo a la nueva generación de narradores, que vienen a decirnos que la Historia no ha terminado, porque no hemos dicho pado en otra multitudinaria reunión en el Centro Cultural de España de la Ciudad de México. Quizá ese baño de savia nueva le hizo afirmar, ante la Prensa, que no es pesimista, como todos dicen. Pero si lo soy, es porque el mundo es pésimo Saramago hizo esta reflexión al hablar de su novela Ensayo sobre la lucidez y al hilo de un comentario de Juan Goytisolo en el que consideraba la lucidez como fruto del pesimismo Saramago anunciaba ayer en el diario Clarín que con Las intermitencias de la muerte su próximo libro, el lector se reirá a carcajadas Aula de Cultura La Fundación Vocento presenta: Yo digo España Intervendrá: D. César Alonso de los Ríos Escritor y Periodista Martes 30 de noviembre de 2004 20.00 horas ABC Centro Cultural de Círculo de Lectores C O Donnell, 10- Madrid Metro: Príncipe de Vergara (Entrada libre- Aforo limitado) Los textos de las anteriores conferencias del Aula de Cultura se podrán encontrar en: www. abc. es auladecultura