Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid XIII CONGRESO REGIONAL DEL PP LUNES 29 11 2004 ABC Históricos como Del Río o De la Merced son hoy militantes de base b Varios alcaldes y concejales de Entre caras sonrientes, aplausos y risas se clausuró ayer el XIII Congreso Regional del PP de Madrid. Discursos críticos en clave de humor ante algunos rostros conocidos pusieron punto y seguido a la nueva etapa popular presidida por Esperanza Aguirre distrito dan el salto al organigrama popular tras el cambio en la presidencia del Partido Popular en Madrid S. M. MADRID. Sabido es que la política no es precisamente agradecida, y que los cambios de etapa suelen traer consigo ascensos meteóricos y caídas nada amortiguadas. Algunos dirigentes hasta ahora históricos del PP de Madrid, con años de dedicación al partido y a diferentes cargos públicos a su espalda, han quedado tras el XIII Congreso convertidos en simples militantes de base. Es el caso de Ignacio del Río, que fue secretario general del PP de Madrid de 1993 a 1995, y teniente de alcalde en Madrid hasta 2003. En mi doble condición de ex, me dedicaré a colaborar en lo que me pidan y a expresar mis opiniones en artículos de prensa aseguraba Del Río a ABC. Ahora lo importante, a su juicio, es que el partido sea capaz de presentar un programa que conecte con los ciudadanos Del Río dejó la secretaría general por verme incapaz de hacerla compatible con la tenencia de alcaldía; el que está gestionando tiene que estar 24 horas con la cabeza en ello Mercedes de la Merced, primera teniente de alcalde de Álvarez del Manzano, que también era miembro del comité ejecutivo regional hasta ayer, se concentrará ahora en sus tareas de partido a nivel nacional. Yo he estado muchos años allí manifestaba. Junto a estos dos ejemplos de personas que ahora han quedado desvinculadas de los órganos directivos, aparecen otras que se han incorporado a estas tareas y ven crecer su estrella dentro del partido: diputados regionales como Cristina Cifuentes, concejales como Ana Botella, Carlos Izquierdo, Íñigo Henríquez de Luna o alcaldes como los de Coslada- -Raul López- -o Móstoles- -Esteban Parro. Vitaminas de naranja TEXTO: AIDA FERNÁNDEZ FOTO: ERNESTO AGUDO MADRID. Dicen que después de la tempestad viene la calma, y eso era lo que aparentemente se vivió ayer en los pasillos del XIII Congreso del PP de Madrid, tras el revuelo del día anterior. Los corrillos que el sábado especulaban habían desaparecido y todo el mundo se encontraba en el Auditorio escuchando los discursos de clausura. Mientras, a las afueras del Palacio Municipal de Congresos de Madrid, un grupo de vecinos de Carabanchel se manifestaba en contra del centro de indigentes que quieren situar en él los terrenos del antiguo canódromo de Vía Carpetana. Al no poder acercarse, tuvieron que contentarse con gritar- -desde la distancia- -sus consignas a los políticos del PP que iban llegando. Dentro del auditorio, los únicos que no paraban de moverse de un lado para otro eran los jóvenes voluntarios ataviados con polos naranjas- -que en esta ocasión han sustituido a las tradicionales azafatas- -y a los que Esperanza Aguirre se refirió como marea naranja Y es que el naranja- -color de energía y fuerza- que es el elegido por el PP para esta etapa, ha sido también la gama cromática que ha impregnado este Congreso, dándole así a la nueva presidenta las vitaminas suficientes para afrontar su nueva tarea. En las butacas, eso sí, invitados como el Secretario General de UGT de Madrid, José Ricardo Martínez, y el de CC. OO. Javier López, el escritor Fernando Sánchez Dragó o los presidentes del Getafe, Ángel Torres, y del Real Madrid, Florentino Pérez, que fueron objeto de las bromas de Esperanza Aguirre. El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, me ha llamado para decirme que no podía venir porque tiene un fuerte dolor de espalda, pero puede estar satisfecho de que el nuevo secretario sea un atlético comentó la presidenta, y añadió: los del Madrid no tienen por qué aplaudir a lo que el concurrido auditorio respondió con risas. Y para descansar entre interven- Ignacio González, Florentino Pérez y José María Álvarez del Manzano, en los pasillos Sentados entre el público, los presidentes del Madrid y del Getafe fueron diana de algunas bromas de Aguirre ción e intervención, dos videos retrospectivos de Pío García- Escudero y de Esperanza Aguirre- -este último utilizó la conocida canción A mi manera cantada por el grupo sevillano Siempre Así- para reflejar el savoir faire de la responsable madrileña. El presidente del Partido, Mariano Rajoy, que fue el encargado de clausurar el Congreso- -que a su vez cerraba todos los congresos nacionales- -se despidió con un discurso crítico en clave de humor, que despertó risas, aplausos y algún otro comentario de los compromisarios- -que siempre obtuvo respuesta por parte del líder popular- Entre el público había de todo, desde los fans más acérrimos que utilizaban las últimas tecnologías en telefonía móvil para hacer fotos a sus políticos hasta los más despistados que ojeaban una revista ajenos a los discursos. A la salida, todo el mundo se amontonaba para saludar, felicitar y besar a los protagonistas del día, que parecían tener mucha prisa por irse. Todos, excepto Granados y González, que quisieron disipar algunos rumores que se habían generado en la jornada anterior, y que zanjaron fundiéndose en un abrazo, poniendo así de manifiesto la buena relación entre ambos. Con aparente calma pues, ya que continúa siendo una incógnita quién sustituirá a Granados en Infraestructuras o porqué no había acudido Rodrigo Rato, finalizaba el cónclave del PP madrileño al son de una sintonía- -cada vez con más ritmo- -y sumergidos en una gran marea naranja