Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29 11 2004 Internacional 27 La ex amante del ministro del Interior británico le acusa de abuso de autoridad Tony Blair emite un comunicado de pleno apoyo EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Un lío de faldas, que ha derivado en acusaciones de abuso de autoridad, complica el futuro del ministro del Interior británico, David Blunkett, uno de los más fieles colaboradores de Tony Blair en el Gobierno. El primer ministro se vio obligado ayer a emitir un comunicado de apoyo a Blunkett, mientras éste pidió una investigación independiente para esclarecer las acusaciones. Blunkett habría intervenido para acelerar la concesión del visado a la criada filipina de Kimberly Quinn, la mujer casada con la que el ministro mantuvo una relación amorosa durante tres años, según publicó ayer The Sunday Telegraph. Blunkett ha negado que cualquier abuso de autoridad y asegura que únicamente examinó la solicitud rellenada por la criada, Leoncia Luz Casalme, para cerciorarse de que estaba bien cumplimentada. En un comunicado, Blair asegura que tiene plena confianza en Blunkett, quien realiza un trabajo de gran calidad como ministro del Interior Aunque sus iniciativas son en ocasiones controvertidas, Blunkett es un apreciado miembro del Gobierno por la fortaleza con que ha superado las limitaciones que para un ciego supone una actividad pública de primer orden. el ministro, separado desde hace unos años, y la esposa de Stephen Queen, editor de Vogue. Kimberly Quinn es editora de la revista conservadora The Spectator, entre cuyos directivos también se encuentra su marido. David Blunkett y Kimberley Quinn en una imagen de septiembre de 2003 EPA Situación delicada A pesar de mostrar este apoyo, si las acusaciones son ciertas, Blair deberá prescindir de Blunkett como en su día la concesión irregular de la nacionalidad británica a un donante provocó la segunda y definitiva salida del Gobierno de Peter Mandelson, estrecho aliado político y ahora recuperado como comisario de la UE. The Sunday Telegraph reprodujo un supuesto correo electrónico que Kimberly Quinn dirigió a una de sus amigas en el que afirma: Tuve a Luz al teléfono, llorando, que me ha dicho haber sido llamada a propósito de la petición de pasaporte cuya obtención ha acelerado David El periódico, además, incluía una lista de otros abusos de autoridad que habría protagonizado el ministro en la relación con su amante. Según el diario, Blunkett le habría hecho partícipe de información confidencial; habría puesto custodia policial a la casa de Quinn ante una manifestación callejera; le habría cedido unos billetes de tren que le correspondían a él; habría puesto a su disposición el coche oficial, y le habría acompañado a una boda en España en un desplazamiento con asistencia de personal de seguridad. Toda esta información aparece tras semanas de pugna entre Blunkett y Quinn una vez su relación finalizó hace unos meses. La Prensa sensacionalista se ha hecho eco del asunto entre