Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional LUNES 29 11 2004 ABC Narbona pretende gravar con hasta 3.000 euros cada hectómetro de agua para regadío b El presidente de la Federación JUAN ALBERTO BELLOCH JULBE Alcalde de Zaragoza Zaragoza es el lugar idóneo para el debate del agua en el mundo La capital aragonesa se ofrece como sede de la Expo 2008 por el interés universal de lema, Agua y desarrollo sostenible El compromiso del Gobierno de aportar el 70 por ciento de la financiación ha reforzado la candidatura, donde la capital aragonesa compite con Trieste y Tesalónica. TEXTO: MANUEL TRILLO FOTO: FABIÁN SIMÓN Nacional de Regantes recibe una nueva propuesta que penaliza los mayores consumos M. BUITRAGO MURCIA. El Ministerio de Medio Ambiente ha detallado su propuesta para aplicar un canon medioambiental- -la llamada ecotasa- -por el uso del agua destinada a los regadíos, que irá en función de los consumos de cada hectárea a lo largo del año. De esta forma, pueden resultar penalizados con hasta 3.000 euros por hectómetro cúbico aquellos cultivos que necesiten más caudales. Se trata principalmente de las plantaciones intensivas que no apliquen técnicas modernas de riego. Así lo ha revelado a ABC el presidente de la Federación Nacional de Regantes, Andrés del Campo, quien el viernes recibió la nueva documentación del Ministerio, que será discutida en una reunión que mantendrán mañana los miembros del grupo de trabajo del Consejo Nacional del Agua dedicados a estudiar la recuperación de costes que propone Cristina Narbona, sobre la base de la aplicación de la Directiva del Agua de la UE. Del Campo ha advertido de que los usuarios a los cuales representa se opondrán frontalmente a este nuevo impuesto: Esto no tiene nada que ver con la Directiva del Agua, porque no obliga a aplicar ningún canon de este tipo Para Del Campo, aunque el Ministerio no le ha puesto nombre, se trata de un impuesto medioambiental que no guarda relación con la recuperación de costes A su juicio, si esto se aplica, supondrá una pérdida total para los agricultores, porque no podrán hacer frente a este pago -A pocas semanas sobre la decisión, ¿cuáles son las posibilidades reales de la Expo de Zaragoza? -Si fuera por calidad técnica, apoyo social, garantías de visitantes o cualquier baremo objetivo, Zaragoza ganaría sin problemas. Pero en este tipo de decisiones, es sustancial el peso de los gobiernos. Nuestras zonas tradicionales son América Latina y los países árabes, pero tenemos posibilidades reales en Asia y estamos trabajando África, aunque está más dividido, y Europa está muy dividida entre los distintos candidatos. Los miembros del BIE son 92, con votos secretos, que pueden modificarse en el último momento. Es una carrera de larga distancia de cinco años, pero después hay que correr los cien metros de las últimas 48 horas. Somos los favoritos, pero hasta el último momento no lo sabremos. ¿Qué se juega Zaragoza? -Estos acontecimientos, como Sevilla 92 o la Copa América de Valencia, impulsan las ciudades y Zaragoza no es una excepción. Se cerrarían infraestructuras esenciales, la rehabilitación del Ebro y los otros tres cursos fluviales de la ciudad, se convertiría el meandro en un gran parque botánico... Pero si pensamos que vamos a ganar es porque el tema que proponemos, el agua, tiene interés universal y la ciudad quiere garantizar en la post Expo el lugar idóneo para el debate sobre el agua, los ríos, su importancia estraté- gica en el siglo XXI, que va a a ser más importante que el petróleo en el XX. ¿Dónde se centran los esfuerzos en estas últimas semanas? -Hay equipos de diplomáticos y de miembros del consorcio viajando por todo el mundo para poner de relieve las ventajas de nuestra exposición pa- Los fondos reservados son para detener gente ¿Qué opina de la reaparición de Paesa? -Es que ha vuelto a desaparecer (risas) Lo que me sorprende es que lo publique un medio de comunicación en vez de comunicarlo a la Policía, es una falta de responsabilidad. En segundo lugar, me hizo mucha gracia que decían que había hecho un pacto para no deternerlo, porque ello supondría que lo respetarían Mayor Oreja, Rajoy, Acebes... yo estuve poco más. Es una bobada absoluta lo que dijo Romero (IU) este tipo de personas son las mismas que decían que no tenía interés en detener a Roldán. Cuando lo detuve, les preocupó si lo hice con engaño o no, si habíamos empleado fondos reservados. Es de un cinismo tan delirante que lo tomo con sentido del humor. Es obvio que los fondos reservados están para detener delincuentes y es obvio que los empleamos para detener a Roldán. Lo contrario hubiera sido lo criticable. -Lo que se pone en cuestión es que para detener a Roldán se acudiera a un personaje como Paesa. -Eso es lo absurdo. ¿Para qué están, si no, los fondos reservados? Para obtener información, chivatazos y detener a gente. Hay operaciones que requieren soplones, informadores, y se les paga, faltaría más. La locura llegó tan lejos que plantearon una querella contra mí y Margarita Robles por detención ilegal. La utilizacion del engaño es manifiestamente justa, sobre todo en el caso de Roldán. No es sólo correcto, sino obligado. Lo que hubiera sido imperdonable es no emplearlo. El antecedente de Borrell El representante de los agricultores cree que el rechazo del colectivo al que representa será tenido en cuenta, y recuerda el antecedente del Plan Hidrológico de Borrell en 1995, que no salió adelante por la oposición de los regantes, ya que se pretendió poner precio al agua. Ahora quieren hacer lo mismo La aplicación de una ecotasa, de valor variable, para los usos agrícolas, la refrigeración de las centrales nucleares, las industrias, las urbanizaciones de campo y ciudad y las actividades turísticas, recreativas o deportivas fue planteada por vez primera el 20 de octubre por el Ministerio al grupo de trabajo del Consejo Nacional del Agua, sobre la base de que los consumos deben incorporar los costes ambientales no ligados con las obras de protección y corrección ambiental ra ellos. Nadie va a votar porque le convenga a Zaragoza, sino que tenemos que convencerlos de por qué les viene bien a ellos. Eso exige un estudio profundísimo de cada país. A unos les interesa desde el punto de vista empresarial, regulaciones de cuenca... -En el compromiso financiero del Gobierno, los Presupuestos fueron decepcionantes. -La Expo no puede funcionar por la vía ordinaria de los Presupuestos, sino con un compromiso específico. Rajoy en su día y después Fernández de la Vega ya firmaron un compromiso firme del país, sin marcha atrás posible. Ahora hemos añadido otro factor diferencial a favor de nuestra candidatura, la concreción del grado de participación de cada Administración. El 70 por ciento el Estado, y el resto entre Ayuntamiento y Gobierno de Aragón. ¿Las relaciones con EE. UU. dificultan la labor diplomática? -Estados Unidos no es miembro del BIE, pero es obvia su influencia. ¿Que Israel pueda tener una actitud más proclive a Italia? Es evidente. Pero también otros países que inicialmente tenían una postura contraria, como el mundo árabe, ahora es más proclive. Lo que se pierde por un lado se gana por otro. Y la política internacional en los grandes temas no tiene gran trascendencia, juegan otras cosas: la capacidad de influencia por penetración social, económica, cultural... Para cualquier país latinoamericano sería muy difícil explicar por qué no apoya a España. ¿La empresa privada también está apoyando la labor diplomática? -Sin duda, tengo cartas de numerosas empresas. Las multinacionales españolas están ayudando al proceso, y las Cámaras de Comercio. Además, tenemos el apoyo ciudadano, con 15.000 voluntarios, todas las administraciones están de acuerdo, los sindicatos, el jefe de Estado es nuestro principal agente de ventas... También el jefe de Gobierno, antes Aznar, ahora Zapatero. Ésta es la fuerza del proyecto. -Ésta última fase se puede prestar a las zancadillas o juego sucio. ¿Está habiendo algo de eso, se lo teme? -Hay un hecho objetivo, que Trieste tiene problemas jurídicos en torno a qué se puede dedicar el puerto y ha habido confrontación entre autoridades. Pero Zaragoza tiene que ganar por sus méritos y rodearse de un espíritu de fraternidad entre pueblos. Si otros juegan sucio, yo no voy a hacerlo.