Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LUNES 29 11 2004 ABC Dos muertos y 14 desaparecidos al volcar una patera en Fuerteventura Ayer intentaron llegar a las costas de Canarias, al menos, 116 indocumentados b Mientras se buscaban los cuer- La Policía marroquí facilita el paso ilegal de inmigrantes Ep CEUTA. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunció, a través de un informe, la colaboración directa entre agentes de la gendarmería marroquí en el paso de inmigrantes clandestinos a Ceuta. Según la AUGC, la policía encargada de vigilar las fronteras facilita a los ilegales escaleras de madera y metálicas para salvar la valla que separa Marruecos de España y obtiene por ello compensaciones económicas La asociación de guardias civiles apuntó que la connivencia de los gendarmes con los inmigrantes llega al punto, incluso, de facilitarles la construcción de túneles, el último de ellos descubierto por la Benemérita hace sólo unas semanas pos de estos subsaharianos, se encontró un cadáver de un naufragio anterior, registrado el 12 de noviembre en las mismas aguas P. A. LAS PALMAS. La inmigración ilegal volvió a mostrar ayer en Canarias el más duro de sus rostros. Dos inmigrantes africanos murieron y otros catorce permanecen desaparecidos en aguas de Fuerteventura, tras el naufragio de una patera en la que viajaban 44 personas. El vuelco de la barca se produjo hacia las cinco de la madrugada y a cinco millas del municipio de Pozo Negro (Antigua) cuando una patrullera de la Guardia Civil, que logró rescatar con vida a otras 28, trataba de auxiliarles. Según explicó el delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, el naufragio se produjo a causa del nerviosismo de los inmigrantes, que se pusieron en pie en un mismo costado de la barca y provocaron el vuelco. El delegado del Gobierno quiso despejar así cualquier sospecha de que el naufragio fuera responsabilidad de los agentes de la Guardia Civil que auxiliaban a los inmigrantes. De hecho, la patrullera permaneció a entre 50 y 75 metros de distancia de la patera, para evitar la formación de olas que pudieran desestabilizarla, y mediante una zodiac se procedió a trasladar a los inmigrantes. Pero cuando los agentes realizaban esta operación, se produjo el vuelco. Mientras Salvamento Marítimo bus- Un grupo de los inmigrantes que llegaron ayer a Fuerteventura caba a los catorce desaparecidos, se localizó el cadáver de una persona que, por su avanzado estado de descomposición, no correspondía a ninguno de ellos. Era de un naufragio anterior, registrado el 12 de noviembre pasado en la misma zona, en aguas de Tuineje, en las inmediaciones del barranco de Jacomar. En aquella ocasión, siete personas perdieron la vida y sus cuerpos fueron apareciendo de forma progresiva entre el 17 de noviembre, que se localizó el primero, y ayer, que apareció el último. Pero ésta no fue la única patera que trató de alcanzar ayer Fuerteventura. Junto a ella otra embarcación con 45 subsaharianos a bordo se aproximó a la zona de La Caleta, también en Anti- EFE gua, aunque en esta ocasión una embarcación de Salvamento Marítimo consiguió rescatar sano y salvo a todo su pasaje. Dos embarazadas y dos bebés Además, sobre la una de la madrugada se detectó otra patera cercana a tierra en la zona de Costa Teguise y en la que viajaban 21 personas, en su mayoría de origen subsahariano, incluidas cinco mujeres, dos de ellas embarazadas, seis niños menores de 18 años y tres menores de 16, así como dos bebés. Una cuarta patera logró escapar del control y llegó a tierra cerca de las tres de la madrugada en Arinaga (Gran Canaria) sin que se sepa cuántos pasajeros transportaba, ya que ayer sólo se detuvieron a seis de sus ocupantes, hombres originarios de Gambia, Mauritania y Marruecos. Con estas cifras se eleva, al menos, hasta 116 el número de indocumentados que intentaron alcanzar ayer las costas canarias. Aunque la experiencia parece indicar que en los naufragios registrados a varios millas de la costa, los cuerpos son inicialmente engullidos por las aguas y tardan varios días en salir a flote, los servicios de rescate estuvieron trabajando durante todo el día de ayer. En la zona del naufragio, trabaja personal de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo, de la Guardia Civil y del Grupo de Intervención en Emergencias del Gobierno de Canarias.