Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 29 11 2004 ABC Nacional Zapatero fuerza hoy un inusual Consejo de Ministros para salvar su reforma judicial El CGPJ y el PP reclaman que se cumpla la obligación de un nuevo informe del órgano de los jueces b El choque de Marín con su Gru- CALENDARIO Si el proyecto de ley es modificado, debe volver a cumplir todos los trámites- -incluido el informe del CGPJ- y retrasaría su aprobación más allá del plazo previsto por el Gobierno Si no hay modificación, el PP vigilará qué fórmula legal emplea el Consejo para intentar votar de nuevo la ley para tenerla lista antes de la renovación del Supremo El texto no podría ser votado antes del 16 de diciembre; luego debe ir al Senado, lo que hace imposible su aprobación antes de que termine el año. Enero es mes de vacaciones, así que se aprobaría en febrero, fecha en la que el CGPJ ya habrá hecho los nombramientos rán despejar hoy. La primera se centra en explicar por qué razón se convoca un Consejo de Ministros extraordinario a las 48 horas del celebrado el viernes para aprobar una ley que el Pleno del Congreso rechazó el jueves. Astarloa no recuerda precedentes de tal decisión y, si las hay, tuvo que ser por causas extraordinarias y de urgentísima necesidad La segunda pregunta que deberá responder hoy el Ejecutivo de Zapatero, según el PP, se centra en el contenido del nuevo proyecto de ley acordado. Los populares interpretan que la decisión del Gobierno supone un reconocimiento explícito de que la reforma fue rechazada. Ese extremo conlleva que el Gobierno se encuentra en la obligación de enviar al Parlamento un proyecto de ley distinto al rechazado y, para ello, es necesario, en opinión de los populares, el informe del órgano de gobierno de jueces y magistrados. po, los ataques del PP, las reservas de las minorías y la opinión de los Servicios de la Cámara, fuerzan al Gobierno a una nueva fórmula J. L. LORENTE MADRID. El Gobierno celebrará a las nueve y media de la mañana de hoy una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para aprobar la reforma del Poder Judicial que fue rechazada por el Pleno del Congreso el pasado jueves por la ausencia de 18 diputados del PSOE. El Ejecutivo socialista adoptó ayer esta sorpresiva decisión ante las dudas jurídicas surgidas sobre el trámite parlamentario que debía seguir dicho proyecto para su aprobación definitiva, según informó el Ministerio de Presidencia a primeras horas de la noche de ayer. Las discrepancias entre el presidente del Congreso, Manuel Marín, y el Grupo Socialista sobre la legalidad de modificar el orden del día sin unanimidad para aprobar la reforma el próximo jueves, como quería el PSOE; las acusaciones del Partido Popular, que denuncia la ilegalidad que podría suponer una segunda votación; la postura crítica de algunos grupos minoritarios, como CiU, Coalición Canaria y BNG, que mostraron sus reservas a las pretensiones del partido mayoritario; y, sobre todo, la posición de los Servicios del Congreso, que se decantaban en los últimos días por no dar la razón a los socialistas, hicieron que ayer el Gobierno de Zapatero urdiese una maniobra de última hora. La decisión del Ejecutivo socialista pone de manifiesto dos circunstancias: la primera, el reconocimiento expreso por parte del Gobierno de que el proyecto de ley de reforma del Poder Judicial fue rechazado por el Congreso, en contra de las tesis que han mantenido contra viento y marea los socialistas los últimos cuatro días; y, la segunda, las prisas del partido gobernante por modificar, en mitad del mandato de los vocales del actual Consejo General del Poder Judicial, el sistema por los que estos eligen a la cúpula judicial, al sustituir la mayoría tradicional por un sistema de tres quintos. Según fuentes del Ministerio de Presidencia, Zapatero y su entorno han considerado que la mejor vía para evitar violentaciones del Reglamento del Congreso de los Diputados ha sido que el texto sea devuelto al Gobierno y que se apruebe de nuevo para que sea tramitado, por vía de urgencia, en la Cámara Baja. Con esta decisión, según estas fuen- Marín y el ministro de Justicia, López Aguilar, en el pleno del jueves tes, se evita también el enfrentamiento que ya se había producido en la Cámara Baja entre el presidente del Congreso, Manuel Marín, contrario a que el proyecto se votase de nuevo esta semana tras ser rechazado el pasado jueves, y el portavoz del grupo socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien, junto con otros grupos que apoyan al Ejecutivo, había presentado una inicitava para JAIME GARCIA que el texto se votase de nuevo sin ser devuelto al Gobierno. Precisamente el jueves, Rubalcaba aseguraba taxativo que lo único que no cabe es la devolución al Gobierno del proyecto de ley. La decisión del Ejecutivo, según apuntaba anoche a ABC el portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Justicia del Congreso, Ignacio Astarloa, abre varias incónitas que se debe- Zaplana: Nos da la razón, lo que pretendían hacer era una cacicada El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, comentaba anoche a ABC que la convocatoria del Consejo de Ministros extraordinario nos da la razón y demuestra que lo que pretendía hacer el Grupo Socialista en el Congreso era una cacicada y una barbaridad. Al convocar el Consejo desmuestran implícitamente que el proyecto de ley había quedado rechazado, no era posible una segunda votación y había que empezar de nuevo, como decía y mantenía el PP Dicho esto, el portavoz popular destacó que resulta llamativo que convoquen un Consejo extraordinario mañana (por hoy) y no puedan esperar al del viernes lo que deja bien a las claras, según Zaplana, la urgente necesidad y el empeño que tiene el PSOE por manipular y amordazar a la Justicia El protavoz popular también hizo balance de los trámites que ha seguido la elaboración y tramitación del Proyecto de Ley para modificar los nombramientos judiciales, un proceso que calificó de esperpéntico e impropio de una democracia parlamentaria moderna Con respecto a los intentos del Grupo Socialista de convencer al presidente del Congreso para volver a votar la ley, Zaplana concluyó que demuestran con qué ardor defienden los socialistas las cosas que no son legales y en las que saben que no les asiste la razón La exigencia del CGPJ En esta misma línea se manifestaba a este diario Enrique López, portavoz del CGPJ, quien mostraba su sorpresa por un Consejo de Ministros convocado con nocturnidad. López afirmaba que el órgano de los jueces exigirá que se cumpla con el procedimiento, que incluye el preceptivo informe de la institución y del Consejo de Estado. No sirve decir que es la misma ley, porque el proyecto ha sido rechazado