Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 Cultura DOMINGO 28 11 2004 ABC JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD Poeta y novelista Estoy a favor del matrimonio homosexual, que cada uno haga lo que quiera MADRID. ¿Qué opina de las nuevas medidas aprobadas por el Gobierno, como el matrimonio entre gays? -Todo eso me parece muy bien. Estoy de acuerdo perfectamente con el matrimonio homosexual, que cada uno haga lo que quiera. El que quiera que se case y el que no, que no. Creo que la Iglesia quiere prolongar el Concordato, que termina el año que viene y quieren hacer una nueva prorroga que lleva en pie más de 40 años. El Concordato tiene muchas ventajas para la Iglesia. Estoy de acuerdo con la asignatura de religión, la eutanasia, la clonación terapéutica porque son cosas de progreso. Como eso no es obligación, que cada cual haga lo que quiera, que con su propia libertad selectiva, elija. Si a un católico le parece la eutanasia una barbaridad, pues que no la practique; si no quiere que los matrimonios de homosexuales existan, pues que no lo practique tampoco. Estoy a favor de esas manifestaciones progresistas frente al estancamiento de la doc- Mañana recibe el premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Hoy adelanta en ABC dos poemás inéditos de Manual de infractores su nueva obra. El poeta es un infractor que pelea contra el orden universal TEXTO: ANTONIO ASTORGA FOTO: GONZALO CRUZ trina de la Iglesia española. ¿Cómo ve la sociedad de hoy? -Crispada. Hay crispación política y cierta mala educación ciudadana manifestada en el ruido ensordecedor, la suciedad, esos malos hábitos españoles. ¿No le llega demasiado tarde un premio como el Reina Sofía? -Como se trata de premiar la obra de toda tu vida, siempre tiene que llegar cuando eres un hombre viejo. O por lo menos cuando estás, como decía Jorge Manrique, en el arrabal de senectud. Uno piensa que a lo mejor se merece ese premio con anterioridad, pero es un honor. Yo creo que ha tenido algo que ver la publicación a principios de año de mis poesías completas- Somos el tiempo que nos queda con las que volví al panorama poético. -Acaba de revisar sus memorias, Tiempo de guerras perdidas (Alfaguara) y sigue sin callar nada. -Por supuesto. Hay cosas mías que no me gustan y las digo. ¿Por qué no voy a contar lo que le ocurre a los demás? Me extraña que algunos amigos se hayan enfadado conmigo porque yo creo que se critica lo que se ama. Yo puedo amar mucho a una persona y criticar algo de ella que me parece criticable. Y si de algún amigo hay cosas suyas que no me parecen bien, también las digo. ¿A quiénes le han dolido? -Por el segundo tomo, La costumbre de vivir se han enfadado ocho o diez. ¿Y le ha sorprendido? -Algunos, sí; otros, no. Lo hice adrede para que se enfandaran. Sabía que podía ocurrir, pero no me privé de la satisfacción de ser fiel a mis ideas y decirlo. ¿Cómo han sentado sus memorias en la Generación del 50 -Ya no vive alguien que, dada su susceptibilidad, podía haberse enfadado: Jaime Gil de Biedma. Su poesía no me entusiasma; me parece que está bien, pero no tanto como se dice. Analizo ahí su personalidad y su manera de ser. De Juan Goytisolo hablo de su manera de ser y sus manías. No sé si se ha enfadado. Valente no me dijo nada porque ya estaba grave cuando se publicaron por vez primera, pero también critico algunos perfiles de su personalidad que no me gustan. Y defiendo mucho su obra, que me parece magnífica. Uno siempre opina con su gusto y con su manera de enfocar el mundo y la vida y no tiene