Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28 11 2004 Internacional 35 Expectación en Cuba ante la posible liberación de Rivero y otros disidentes La Habana trataría de respaldar la política de Zapatero y Moratinos ABC LA HABANA. La oposición cubana observa con prudencia, pero con esperanza, el traslado a La Habana de una quincena de disidentes presos del llamado Grupo de los 75 condenados en la primavera del pasado año, entre ellos el poeta Raúl Rivero. Las autoridades cubanas iniciaron la noche del viernes el traslado de alrededor de quince disidentes del Grupo de los 75 repartidos por varias cárceles del país a hospitales militares e instituciones penitenciarias de La Habana, según el activista Elizardo Sánchez. La reagrupación de presos comenzó apenas un día después de que el canciller, Felipe Pérez Roque, recibiera al embajador español en Cuba, Carlos Alonso Zaldívar, y anunciara el reinicio de contactos oficiales con el gobierno de España. Este cambio responde a la decisión del Ejecutivo del socialista José Luis Rodríguez Zapatero de impulsar un cambio en la política de la Unión Europea hacia la isla y retomar el diálogo con el régimen de Fidel Castro. Esta reagrupación de presos, que tomó por sorpresa a la oposición, apuntahacia una posible excarcelación aunque no hay ninguna confirmación señaló Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) Los presos fueron avisados el viernes de que serían trasladados a La Habana para someterse a revisiones médicas, un procedimiento que suele em- plearse cuando van a liberarlos añadió en declaraciones a Efe. Entre los reagrupados se encuentra el escritor Raúl Rivero, condenado a 20 años, preso en Canaletas (unos 450 kilómetros al este de La Habana) Como ha informó ABC, esta liberación se esperaba como un gesto favora- ble al cambio de actitud del Gobierno español y como apoyo ante la difícil comparecencia del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, el próximo miércoles. También se interpreta como un modo de sembrar la división en el seno de la Unión Europea en su política hacia la isla caribeña. Raúl Rivero AP Bagdad descarta un aplazamiento de las elecciones previstas para enero ABC BAGDAD. La idea de aplazar las elecciones de enero en Irak lanzada por 17 partidos chocó ayer con la negativa del Gobierno, la comisión electoral, los jefes religiosos chiíes y las autoridades norteamericanas. El suní Adnan Pachachi, gestor de la petición de aplazamiento, dio un paso atrás al indicar que los partidos iraquíes igualmente concurrirán a las elecciones aunque su demanda no sea satisfecha. La petición se fundamentó en razón de la inseguridad, especialmente en las regiones suníes que son escenario de operaciones militares contra la guerrilla. El ala dura de los suníes, encarnada por el Comité de Ulemas Musulmanes, instó a boicotear las elecciones para protestar contra los ataques aliados a bastiones de esa comunidad. Ya el presidente George W. Bush se manifestó el viernes contra un aplazamiento