Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28 11 2004 Nacional 29 Después de 25 años, las agentes del CNP han logrado un vestuario apropiado para los meses de gestación, una demanda que siempre chocó con el presupuesto LA SEMANA NACIONAL El largo parto del uniforme premamá de la Policía TEXTO: CRUZ MORCILLO FOTO: DANIEL G. LÓPEZ LA NUEVA DIPLOMACIA TVE retransmite en tiempo real las conjeturas de Moratinos en un debate estilo por 25 pesetas diga lo que le dé la gana en 59 segundos No es muy diplomático, pero sube la audiencia PABLO PLANAS MADRID. Hace 25 años que ingresó la primera promoción de mujeres en la Policía, llamada entonces Cuerpo Superior. De una presencia casi testimonial y muchas miradas de soslayo han pasado a ser 3.103 rostros femeninos- -menos del cinco por ciento- pero hasta hoy si una agente se quedaba embarazada tenía que pedirle a un compañero un pantalón prestado o bien ir de paisano y guardar en el cajón sus preciados galones e insignias. Los sindicatos policiales habían pedido reiteradamente que se solucionara esta discriminación chocando siempre con el mágico presupuesto. A partir de ahora, y en buena medida gracias al empeño personal de una inspectora madrileña, apoyada por el jefe de la Unidad de Vestuario y Equipo de la Dirección General, Serafín Sánchez Vicente, que hizo las veces de patronista, las policías dejarán de ser okupas en comisaría mientras esperan a su retoño. El uniforme premamá del CNP es igual que el vigente, pero adaptado a las curvas propias de la gravidez. Trabillas con goma en la espalda de la guerrera, amplísima cinta elástica en la cintura del pantalón y camisa proporcionada. Se mantienen igual corbata y gorra y queda pendiente el cinturón reglamentario. El problema no atañe sólo a las agentes del CNP, sino que en mayor o menor grado lo padecen sus compañeras de Policía Municipal y Guardia Civil. Ambos Cuerpos alegan que ellos sí tienen uniforme de embarazada aunque a la vista de la prenda a cualquier mujer de 2004 le provocaría sonrojo llevarlo y mucha, mucha incomodidad. Los pantys y zapatos de salón que completan el pichi tipo sayal- -verde en el caso de la Benemérita y azul marino en el de las policías locales- -no parecen los complementos más apropiados cuando las curvas de la anatomía femenina deciden campar a sus anchas y congestionarse a placer. El uniforme recién estrenado por la inspectora Esther Aren, destinada en la Jefatura Superior de Madrid, cuesta igual que el tipo (menos de 150 euros) y el número de candidatas resulta elocuente, por escaso. En la Jefatura de Madrid hay 654 mu- Un cuarto de siglo ha tenido que pasar para ver esta imagen jeres y de ellas sólo 41 son inspectoras. Según Interior, en toda España hay una comisaria, 17 inspectoras jefe y 422 inspectoras, así que a la paridad del Ejecutivo le quedan años para aterrizar en el Cuerpo. Pese a que existen varias denuncias de mujeres contra sus jefes por situaciones de discriminación durante el embarazo, las agentes consultadas de los tres Cuerpos con presencia en Madrid admiten haber tenido más conflictos con sus compañeros que con sus mandos. Es habitual que cuando una agente comunica su estado se la exima de los turnos de noche, de portar arma, y, en caso de ser operativa, se la traslade a trabajos de oficina y se adapten sus funciones- -el año pasado una inspectora de Homicidios solicitó, y se le concedió, seguir en su puesto pero sin acudir a los levantamientos de cadáveres por el riesgo de contagio- Las funcionarias aspiran, como cualquier mujer, a cumplir con su trabajo hasta que su estado físico lo permita, eso sí, con unas condiciones mínimas. El uniforme era una de las que exigían y ya lo han conseguido. Queda en el aire si Guardia Civil y Policía Munjcipal secundarán la iniciativa e incorporarán el pantalón a sus premamás. La cuestión del presupuesto sería baladí a la vista de la presencia femenina. En el Instituto Armado prestan servicio 2.601 mujeres (ingresaron en 1988) de los más de 71.000 agentes, lo que supone algo más del 3,5 por ciento. En la Policía Municipal de Madrid trabajan 979 mujeres de un total de 6.430 miembros. Quizá las agentes de este Cuerpo sean las menos reticentes a la hora de vestir el uniforme premamá; aun así no disimulan su incomodidad. A algún jefe deberían prestarle sus zapatos reglamentarios. Las 3.103 mujeres policías ya pueden usarlo. Guardias civiles y policías municipales están aún a la espera a maniobra diplomática del Gobierno de Zapatero es ingeniería fina. El plan, ya en avanzada fase de aplicación, ha consistido encontrar los canales de contacto adecuados con La Habana y Caracas a fin y efecto de erigirse en los traductores mundiales de los gestos y discursos de Castro y Chávez. Es decir, si en París- -o incluso en la Casa Blanca- -quieren saber qué cable se le ha cruzado a uno de estos boinas rojas no tienen más que preguntar a nuestro canciller Moratinos y gestión encauzada. El ministro español ha inventado, además, la diplomacia catódica, que se sustancia en que TVE retransmite casi en tiempo real las conjeturas de Moratinos ya sea en formato entrevista o en un debate- -estilo por 25 pesetas diga lo que le dé la gana en 59 segundos- Colosal. No es muy diplomático, pero sube la audiencia de TVE internacional que es un gusto. De ahí, de la relación privilegiada con estos países- -democráticos en sentido orgánico- -se explicaría que las federaciones cubana y venezolana de hocquey sobre patines, caso de que existan, estuvieran detrás de la conjura para negar a la federación catalana su participación en el concierto deportivo de las naciones. Eso sin tener en cuenta los perfiles de los dirigentes deportivos, bastante dados a exigir análisis de orina, pero refractarios a presenciar y notariar la operación, lo que se presta a chanchullos. Una de las costumbres nacionales es criticar al presidente de la Federación Española de Fúbol para lo que Villar ha dado sobrados motivos, tantos que se le quitó la competencia de los análisis antedichos. Cuando este señor jugaba en el Athlétic le dio una bofetada a Cruyff que fue toda una declaración de principios balompédicos ante el tiquitaca, finta y amaga del futbolista holandés. Ya sólo por eso merecería no presidir la Federación. Sin embargo, el delito está más prescrito que los cambalaches de Paesa. En cualquier caso, la reelección de Villar, que ya llevaba 16 años al frente de la cosa, demuestra que tener a todos los periódicos en contra es como una garantía, un contrato vitalicio y además blindado. Sin salir de esa costura deportiva, el problema de Carod- Rovira es que todavía hay medios de comunicación que creen en su redención. Esto es posible, pero instigar a todos los catalanes a que no apoyen la apuesta olímpica de Madrid 2012 no dice mucho en favor de la estabilidad emocional de quien hace tal cosa, o sea, Carod- Rovira. Hace tiempo ya que este político está nominado hasta por sus compañeros de partido y sólo en un escenario de bronca entre Madrid y Barcelona- -pero de esas broncas que a un particular le cuestan la luna del auto por llevar en la capital la B de Barcelona o viceversa- -podría recuperar su crédito conciliador, ese aire pedagógico y hasta paternalista de buen rollo y no pasa nada por ser charnego con el que llevó a ERC del parlamentarismo corsario al centro de las instituciones. Cambiando de tercio- -aunque todo lleva a ERC, que es partidaria de axfisiar a las langostas en vez de introducirlas vivas en agua hirviendo- este lunes el Congreso estará lleno a reventar. Como para vender entradas y alquilar sillas. Aznar ante la Comisión del 11- M. Día óptimo para una votación. L