Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional DOMINGO 28 11 2004 ABC PATXI LÓPEZ Secretario general del Partido Socialista de Euskadi La tregua de ETA es pura política ficción y hablar de ella sólo oxigena a la banda BILBAO. ¿Qué le parece que un destacado miembro de su partido, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, haya defendido un final político para ETA? -Él no habló de final político, sino de que el Gobierno debiera hacer una propuesta de paz. En todo caso, lo que hace falta es que las armas callen para siempre y quien tiene que dar ese paso es la banda terrorista ETA y no el Gobierno. La obligación del Gobierno es combatir el terrorismo con todos los mecanismos del Estado de derecho. ¿Cree que se dan las circunstancias en las que ETA pueda dar ese paso? -No lo sé. Desde luego ETA está en uno de los momentos de mayor debilidad de su historia. Puede que la banda terrorista vea que no se ha conseguido nada y que no se va a conseguir nunca nada utilizando la violencia; que la democracia no va a ceder nunca al chantaje del terror y que, por lo tanto, esté pensando en abandonar las armas, pero hacer elucubraciones sobre ese mundo siempre es peligroso. ¿Qué respuesta cree que daría el Gobierno a un anuncio de tregua por parte de ETA? -Eso forma parte de la rumorología habitual. La tregua siempre planea pero no creo que haya nadie en este momento que tenga datos objetivos para decir que ETA vaya a plantear una tregua y, por lo tanto, hacer cábalas sobre esa posibilidad no es más que un ejercicio de política ficción que no nos lleva a ningún lado más que seguramente a dar oxígeno a la propia banda terrorista y creo que un partido de Gobierno no puede hacer esos ejercicios para dar oxigeno a una banda. ¿Cree que si ETA da ese paso el Gobierno sí debería hacer algo? -Si ETA da ese paso lo que entra en marcha es la política, pero somos los partidos los que debemos decidir el futuro del país y el futuro de nuestras sociedades, nunca una banda terrorista. -En su partido pudiera haber división sobre este tema. -No lo creo, porque los que pueden estar en ese terreno siempre ponen la primera condición al mundo que ha amparado la violencia, es decir, que ellos den el paso para alejarse definitivamente de la violencia y ellos hablan también de política y de partidos políticos, por lo tanto, yo creo que en ese sentido no hay ninguna división ni en el PSOE, ni el PSE. -La hay respecto a la manera de actuar en relación con el entorno etarra, ya que socialistas guipuzcoanos han pedido la legalización de Batasuna. -Es evidente que en el Partido Socia- El secretario general del PSE- PSOE sostiene que el Gobierno no tiene que dar ningún paso respecto a ETA, pese a lo dicho por Rodríguez Ibarra, e insiste en desalojar al PNV de Ajuria Enea TEXTO: MARÍA LUISA G. FRANCO FOTO: TELEPRESS El PSE está dispuesto a ir en coalición con la plataforma Aldaketa ¿Ofrecerán una coalición electoral a Aldaketa, plataforma promovida por Joseba Arregi? -Alos socialistas nos encantaría que hubiera un movimiento ciudadano en Euskadi que defendiera valores que puedan ser compartidos por la inmensa mayoría de los ciudadanos, no sólo por los que no somos nacionalistas. Si Aldaketa representa esto, el PSE está dispuesto a la coalición. ¿Sería una coalición electoral? -No depende del PSE. Creo que Aldaketa debe funcionar independientemente de cualquier partido y, en todo caso, que vaya cogiendo cuerpo y nosotros nos ofreceremos. No sabemos si seremos aceptados o no. lista hay diferentes sensibilidades y diferentes pensamientos. Odón Elorza, Genma Zabaleta y Denis Itxaso firmaron el artículo en el que se pedía la legalización de Batasuna, pero todo el mundo se ha quedado con esa conclusión, aunque leyéndolo lo que hay es una serie de condicionamientos y de exigencias al mundo que ha amparado la violencia y que una vez cumplidas esas exigencias se podría hablar de otras cosas. Ellos hablan del acercamiento de presos y de la legalización de Batasuna, pero también dicen que quien tiene la posibilidad de que eso se trate es precisamente Batasuna, no el Gobierno del PSOE, ni el Partido Socialista. Ponen todo el condicionante, la prueba de la carga, en Batasuna, y no en los partidos democráticos. ¿Hay nueva etapa en Batasuna? -De momento no tenemos datos que avalen la teoría, porque después de lo de Anoeta hemos tenido un comunicado de ETA, que puede ser anterior, me da igual, y hemos tenido amenazas a un concejal de Eibar y además un artefacto puesto en el coche de otro, y ataques a las casas del pueblo de Baracaldo, Zorroza, Sestao y Rekalde y no hemos tenido por parte del mundo de Batasuna ningún rechazo a eso. Por tanto, el movimiento se demuestra andando y no ha habido nada que nos indique que Batasuna ha entrado en esa nueva etapa. ¿Hay debates en el seno del socialismo vasco sobre si se debería o no legalizar a Batasuna? -En absoluto, el socialismo vasco defendió la Ley de partidos. Tenemos muy claro que las leyes están para cumplirlas y que a Batsuna no se le exige nada que no se exija al resto de los partidos políticos, que es simplemente que en una democracia no se puede soportar que haya formaciones políticas que sean una tapadera para dar cobertura política, para buscar el amparo, para conseguir respaldo social a una banda terrorista. -Ustedes están manteniendo mejores relaciones formales con los partidos del Gobierno vasco, pero protagonizan duros enfrentamientos dialécticos. ¿Cómo son las relaciones PSE- PNV? -No hay relaciones PSE- PNV para ningún objetivo concreto. Tenemos un objetivo muy claro: desalojar al PNV del Gobierno. Quiero entenderme con el PNV y con el PP para conformar lo que es el marco político en el que se desarrolla nuestro autogobierno, la convivencia y el pacto, pero quiero gobernar, porque este gobierno está gestionando toda su capacidad en contra de los intereses de la sociedad vasca. La alternancia nos parece básica para consolidar el propio sistema democrático. Ha habido gobiernos de coalición, pero el lendakari desde que tenemos Estatuto siempre ha sido del PNV y eso ha generado vicios. -El plan Ibarretxe se va a votar a finales de año en el Parlamento vasco. ¿Cree que el PNV conseguirá sacarlo adelante con Batasuna? -Hasta ahora Batasuna ha manifestado su rechazo. Otra cosa es que haya gente del PNV intentando buscar el apoyo de Batasuna para su plan porque cuando alguien habla tanto de respetar la voluntad de los vascos, si el Parlamento vasco, que es la clara expresión de la realidad de la voluntad de los vascos, lo rechaza en la primera votación, pues queda bastante mal y queda bastante cojo su planteamiento. Por ello esa constante apelación a Batasuna de que vais a ser los abertzales que vais a impedir que los vascos votemos en una urna nuestro futuro O sea que estamos una vez más ante la ambigüedad del PNV, que dice que estos de Batasuna no han hecho nada, no han dado el paso, pero por debajo intentan negociar para que voten su plan. ¿Cree que lo conseguirán? -No lo vamos a saber seguramente hasta el último día, como nos ha ocurrido en otras ocasiones, con Presupuestos o la Ley de universidades, cuando soprendentemente aparecían algunos de Batasuna y votaban los justos para que fueran aprobadas las normas de los nacionalistas.