Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 11 2004 Los sábados de ABC 119 MOTOR LECCIÓN DE RIGOR Y SERIEDAD FRANCISCO DEL BRÍO E El Citroën C 4 recibe la clasificación de cinco estrellas al iniciarse su lanzamiento comercial en Europa SEGURIDAD PRUEBAS DE CHOQUE EURONCAP Crece el club de las cinco estrellas F. B. R. El RACC Automóvil Club presentó esta semana en Madrid los resultados de la fase 15 de las pruebas de seguridad que periódicamente efectúa el Consorcio europeo Euro NCAP, un organismo independiente que aglutina a diferentes administraciones públicas, organizaciones de consumidores y los principales clubes de automovilistas de toda Europa. Habitualmente, en cada fase de pruebas nos enteramos de los resultados por los comunicados oficiales de la entidad, pero en esta ocasión Euro NCAP nos ha mostrado los coches tal como quedaron después de ser sometidos a los choques frontales, para evaluar las consecuencias de los mismos. Los coches estaban alineados en el campo del estadio Santiago Bernabéu, que es la mejor forma de apreciar cómo funcionan las modernas carrocerías con zonas de deformación programable y cómo actúan los sistema de protección de los pasajeros, los airbags y las sillas para niños y bebés. En la fase 15 se ha evaluado la seguridad de 13 modelos diferentes, pertenecientes a seis segmentos distintos: utilitarios (Fiat Panda, Hyundai Getz, Kia Picanto y Renault Modus) compactos (BMW Serie 1, Citroën C 4 y Ford Focus) berlinas (Citroën C 5 y Skoda Octavia) grandes berlinas (Audi A 6 y BMW Serie 5) monovolúmenes (Seat Altea) y todoterrenos (Volkswagen Touareg) De los resultados de esta fa- El Seat Altea no sólo es seguro para sus ocupantes, también ha conseguido la nota más alta en la protección a los peatones se hay que destacar varios puntos. En primer lugar, el magnífico resultado de dos nuevos modelos, el Citroën C 4 y el Seat Altea, que obtienen la máxima puntuación en los tres apartados medios: protección del pasajero, infantil y del peatón. Del primero, el informe oficial dice: El Citroën C 4 se ha revelado como uno de los vehículos más seguros de toda fase 15 y pone las bases del diseño futuro en materia de seguridad En el caso del Un nuevo diseño de los vehículos evitaría más de 120 muertes de peatones y ciclistas cada año en España Altea, hay que hacer notar que este modelo es el primer modelo de Seat que logra cinco estrellas. En segundo lugar reseñamos las cinco estrellas del Renault Modus, que según el informe oficial pone de manifiesto que seguridad y tamaño pequeño no son incompatibles La tercera reflexión proviene del texto general del citado informe, que advierte del contraste de los magníficos resultados de protección para los pasajeros con los de los peatones, que sigue siendo el aspecto más preocupante de las pruebas. La Comisión Europea, consciente del problema y en el marco de su programa para reducir en 2010 a la mitad las muertes en carretera, ha introducido en la legislación comunitaria un paquete de medidas destinadas a reorientar el diseño del frontal de los vehículos, para conseguir coches menos agresivos con los peatones y ciclistas. Con este nuevo diseño- -dice el informe de Euro NCAP- que se irá aplicando progresivamente, cada año se podrían salvar en España más de 120 peatones y ciclistas (1.700 en toda Europa) mientras que el número de heridos graves descendería en 460 personas (42.000 en Europa) Los cambios exigidos por la CE son el reposicionamiento y reestructuración del paragolpes delantero, para reducir las fracturas en las piernas, suavizar el borde delantero del capó y un refuerzo menos rígido debajo del capó. N 1996 comenzó su andadura el Consorcio independiente Euro NCAP, con no pocas reticencias de algunos fabricaes que recelaron de las consecuencias de unas pruebas de choque con sus vehículos. Lo cierto es que, a tenor de los primeros resultados, la desconfianza podía estar justificada. En las pruebas de los tres primeros años, los vehículos probados obtenían entre dos y tres estrellas, en 2000 se concedieron por primera vez cuatro estrellas y fue en 2001 cuando, por fin, un turismo, el Renault Laguna, logró el codiciado trofeo de las cinco estrellas. Para entonces ya se habían desvanecido todos los recelos de los fabricantes, que comprobaron la seriedad y el rigor del Consorcio independiente Euro NCAP. Todos esperan con ansiedad que sus coches sean seleccionados para formar parte de los paneles de pruebas de choques en todas sus variantes, frontales y laterales, y muchos se permiten aventurar los resultados, confiando en el trabajo de su desarrollo. En sólo ocho años el cambio ha sido radical. De una nota media que apenas superaba el aprobado raspado, a la situación actual, donde, en la última fase, de trece modelos probados nada menos que ocho han alcanzado las cinco estrellas en la protección de los pasajeros, nueve han logrado cuatro estrellas en la protección infantil y, por primera vez, dos consiguen tres estrellas en el aspecto más difícil, la protección de los peatones. El rigor de unos y la decidida apuesta de otros han hecho el milagro: incrementar la seguridad de los automóviles. Pero desgraciadamente en la movilidad hay otros muchos actores que no parecen estar en la misma sintonía para mejorar sus condiciones de seguridad al mismo ritmo que los automóviles. Para empezar, los conductores, que se resisten a mejorar su conducta. Pero hay más.