Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 11 2004 Los sábados de ABC 113 -La trayectoria de la radiofrecuencia es tan breve (tres años) que no se puede saber con exactitud cuánto durarán los resultados. Lo que sí se sabe es que provoca un estiramiento inmediato de la estructura del colágeno y que continúa tensándose a lo largo del tiempo, pero la duración del efecto tensor dependerá del proceso natural de envejecimiento de cada paciente y de los cuidados a los que someta la piel a partir del tratamiento (si toma el sol, si come y duerme bien, si utiliza cosméticos adecuados... De momento sabemos que con dos sesiones la piel recupera firmeza, pero los resultados no son, ni mucho menos, tan espectaculares como los de un lifting ¿Podríamos decir que es un sistema de prevención? -Si no fuera por su elevado precio, lo recomendaríamos a todos nuestros pacientes mayores de 40 años para evitar el descolgamiento de la piel. ¿Es seguro? -Aunque sea un recién nacido le respaldan las pruebas suficientes como para que se haya puesto en el mercado con todos los permisos y autorizaciones necesarias. Está probado en cientos de pacientes y no se han registrado más que algunos efectos secundarios, nunca de larga duración. Además, para evitar quemaduras en la piel y reducir el dolor, el cabezal con el que se aplica está refrigerado- ¿Se puede complementar con otras técnicas? -Absolutamente. De hecho, su efecto es simplemente de estiramiento de la piel y no elimina las arrugas ni las manchas. Si quiere borrarlas tendrá que recurrir al láser o a los peelings y para combatir las líneas de expresión, al vistabel (antes botox ¿El color de la piel altera el resultado? -No, puede aplicarse en cualquier tipo de cutis, sin afectar al pigmento. ¿Qué cuesta una sesión? -Entre 1.000 y 1.500 euros. EL GUINDO MÓNICA FERNÁNDEZ ACEYTUNO CARTAS DE ESCRITORES ay una sala en la Casa de ABC donde se exponen en vitrinas las cartas que en su día dirigieron al periódico algunos escritores. En cierta ocasión me detuve a leerlas, lo cual me inspiró una ternura enorme. La carta de Azorín está encabezada con un membrete en azules y artísticas letras grandes, y su contenido, al igual que las cartas de al lado, trata de algo muy prosaico, no recuerdo bien si reclamaba el importe de alguna colaboración, o más trabajo. Me dejó pensando que si estos escritores estaban en ésas, qué me podía esperar a mí. Quiero decir que estas cartas me demostraron claramente que ni siquiera Azorín tenía quien le sacara las castañas del fuego, y supongo que así era entonces, cuando en la literatura no se conjugaban las indecentes cifras, sino los verbos. Fue una pena que no me detuviera otra vez en esta sala, al visitar hace unos días la Casa de ABC. Podía haber entrado perfectamente; lo pensé, pero no me atreví. Como me sobraba el tiempo, preferí caminar por todo el edificio, y pasé por lo que fueron las rotativas, incluso me acerqué a la nueva emisora, Punto Radio, cuyas instalaciones están allí mismo. Después me perdí por los pasillos de la zona noble y si no llega a ser por Cristina, la elegantísima secretaria de Catalina Luca de Tena, que me indicó la salida, aún estaría por allí dando vueltas. Barruntaba yo lo que en mi futuro suponía lo que se me acababa de decir: Miras poco hacia abajo Nunca lo había pensado. Sí me acuerdo, cada día, de lo que me costó llegar al ABC, pero eso es mirar hacia atrás, y no hacia abajo, donde no tengo más que la página en blanco. Y tiene gracia, porque iba yo esa tarde pensando todo lo contrario. Que con tanto crecimiento se corría el riesgo de olvidar que es la palabra la que sostiene el edificio, la exacta palabra impresa, que al final no es más que alguien a solas con su pensamiento, buscando la palabra cierta, que es la única que dice algo. Al salir, pasé de nuevo junto a la sala que contiene las cartas de los escritores. Probablemente yo nunca llegue a escribir con la precisión de Azorín, pero en nuestras cartas al periódico, cuánto nos parecemos. H Datos Dr. Ricardo Ruiz. Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber. Madrid. Tel. 91 402 02 19 91 401 18 00. Dr. Pedro Jaén. Centro Medico O Donell. Madrid. Tel. 91 431 78 61 05. Centro Médico Teknon. Barcelona. Tel. 93 2906200. Dr. Serena. Clínica Planas. Barcelona. Tel. 93 203 28 12. Clínica María Auxiliadora. Sevilla. Tel. 95 454 06 31. Dr. Duralto. Granada. Tel. 95 852 08 21. Tel. de información general: 93 225 65 00.