Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
112 Los sábados de ABC SÁBADO 27 11 2004 ABC CUERPO Y MENTE Si le asusta el bisturí, tiene dos opciones para mejorar el estado de su rostro y retardar el desplome de los músculos. Por una parte, la gimnasia facial diaria. Por otra, la revolucionaria técnica del ThermaCool, una alternativa al lifting no tan definitiva, pero menos cruenta ¡Que no decaiga! ncuenta y siete músculos, ni más ni menos, conforman la cara. Pequeños y más delgados que en el resto del cuerpo, necesitan de ayuda para mantenerse en plena forma. El paso del tiempo deja huella en cualquier rostro y huelga decir que la fuerza de la gravedad es implacable con todas las pieles. Ninguna se salva. Con los años, el colágeno y las fibras de elastina- -que actúan como armazón- -pierden consistencia; las células se empeñan en dividirse con mayor lentitud, y la piel se hace más fina. Si añadimos que la tensión acumulada a lo largo de la vida se refleja en la cara, el cóctel resulta explosivo. No hay salida. Las arrugas y la flacidez aparecen. Para luchar contra ellas, nace una nueva alternativa: la radiofrecuencia. A falta de un elixir de la eterna juventud, constituye el último avance para frenar la flacidez. Ci POR TERESA DE LA CIERVA Y MARTA BARROSO Ejercicios recomendados uñas han de mirar hacia la encía, pero no deben apoyarse en ella. Presionar el labio superior contra los pulgares y los pulgares contra los labios suavemente. Realizar unas diez presiones. Ojos. Subir las cejas al máximo. Colocar tres dedos entre las sienes y el extremo de los ojos, presionando sin estirar, ni desplazar la piel. Intentar juntar los dos párpados. Contar cinco segundos. Abrir lentamente los ojos. Repetir 5 veces. Papada. Cerrar la mano y colocarla debajo de la mandíbula inferior, presionando con el puño hacia arriba. Intentar abrir la boca con fuerza, pero sin agresividad, y sin soltar la presión del puño. Mantener la presión siete segundos. Repetir tres veces. (Las clases de gimnasia facial son particulares y están dirigidas por María Garrigues Walker. Información Tel. 91 319 47 45 y 617 32 84 33) Asignatura aprobada Quitar, poner, modelar, casi todo era posible con la estética facial. Faltaba una última herramienta para retrasar el envejecimiento de la piel, sin pasar por un quirófano. Y, por fin, ha salido a la calle un aparato que cumple el doble reto de frenar la caída sin que ese freno deje huellas. Los doctores Ricardo Ruiz y Pedro Jaen, pioneros en España en la realización de esta nueva técnica, nos hablan de ello. -Hasta ahora, para combatir la flacidez no había más remedio que hacerse un lifting ¿La radiofrecuencia suple esta intervención? -No. Los resultados no son ni la mitad de espectaculares que los obtenidos con la cirugía. Para empeza, son progresivos. Pero tiene otras ventajas: no hay incisiones ni cicatrices, no se necesita anestesia, no tiene posoperatorio ni efectos secundarios... ¿En qué consiste este nuevo sistema? -El ThermaCool es un aparato que transmite calor (impulsos eléctricos) a las capas profundas de la piel para que se estimule la producción de fibras de colágeno. Esto provoca una contracción de la piel inmedia- Labios. Introducir los pulgares debajo del labio superior, entre la mucosa y la encía. Las ta, y el consiguiente estiramiento de la piel. ¿Reafirma cara y cuerpo? -Se está utilizando sólo en la frente, las mejillas y el cuello, pero no tiene por qué haber inconveniente en aplicarlo en los brazos o la cara interna de los muslos. ¿Cuánto dura el tratamiento? ¿Qué se siente? -Dependerá de las áreas que se trabajen, pero una sesión suele durar entre 30 minutos y una hora y media. El paciente experimentará una fuerte sensación de calor bastante molesta, por lo que se suele aplicar una crema anestésica. ¿Cuándo se puede retomar la vida normal? -Nada más salir de la consulta, la piel estará simplemente enrojecida. A la hora, habrá vuelto a su estado natural. ¿Cuánto tardan en verse los resultados? -Una de las ventajas de ThermaCool es que el efecto es gradual. Lo normal es que se aprecie de 2 a 5 meses después. Esta diferencia se da por los distintos niveles de colágeno que tiene cada persona. Los pacientes de edad más avanzada suelen necesitar una segunda sesión pasado medio año. ¿La sensación de piel tersa sólo es de unos meses? Puesta a punto Además de las arrugas, los cambios en la morfología de la cara determinan la evolución de su envejecimiento. Los labios se afinan, las cejas descienden, los párpados caen, la nariz crece y el cuello se pliega. No hay vuelta atrás. A determinada edad el rostro es un vago recuerdo de lo que fue. Lo cual no quiere decir, ni muchísimo menos, que no se pueda recuperar. Para los que apuestan por la alternativa más natural, les proponemos la gimnasia facial (como puede verse en el cuadro superior) un método cargado de sentido común cuyo lema es muy sencillo: el ejercicio es la base de la firmeza. Al igual que ejercitamos los músculos del cuerpo para fortalecerlos, hay que acostumbrarse a hacer lo mismo con los de la cara explica María Garrigues Walker, especialista y profesora de esta técnica con muchos años de experiencia a sus espaldas. Es el método más natural y a su vez más coherente para cambiar el aspecto del rostro. Para que todos nos entendamos, consiste en recolocar la fisonomía. Basta con aprender a realizar una serie de ejercicios básicos y trabajarlos con constancia, para comprobar, en poco tiempo, cómo mejoran los rasgos del rostro Pero que quede claro: mover no es lo mismo que ejercitar, y para ejercitar la musculatura hay que trabajarla. Nosotros impartimos clases individuales porque todo depende de la genética, el modo de enfrentarse a la vida, del tono muscular, la edad, el temperamento, etcétera. Duran alrededor de una hora y el aprendizaje no es difícil. Puede realizarse en cuatro sesiones, durante las cuales se introducen ejercicios progresivamente. La tabla no es complicada. Una vez asimilada, sólo requiere una práctica de diez minutos diarios Pues ya saben. Hombres, mujeres, cualquier persona que tenga más de 25 años puede apuntarse a la automusculación facial, un método que permite esculpir el rostro sin más requisitos que la constancia, la confianza en uno mismo y la fuerza de voluntad. Si se apunta a esta alternativa, dos meses serán suficientes para comprobar cómo su rostro parece otro. Y no lo olvide: como en todo, prevenir es mejor que curar. Empiece ya!