Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 SÁBADO 27 11 2004 ABC Cultura y espectáculos Maragall despliega la inmersión cultural catalana en la Feria del Libro de Guadalajara Goytisolo, Vázquez Montalbán, Els Comediants y Tàpies, protagonistas del certamen que hoy se abre b Maragall se siente halagado y sorprendido por el alto nivel de los contactos políticos que le ha proporcionado esta visita. El certamen, dice, es una ventana al mundo MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL GUADALAJARA (MÉXICO) La ciudad mexicana de Guadalajara se convierte, a partir de hoy y hasta el próximo 5 de diciembre, en la capital de la cultura catalana. Sus autores y, en especial, la lengua de Llull, de March y de Pla protagonizan la XVIII edición de la Feria Internacional del Libro de la capital de Jalisco, en la que es su invitada de honor Hasta la tierra del tequila ha llegado un nutrido catálogo de nombres de las letras catalanas y una representación de sus instituciones políticas, con el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, a la cabeza. El molt honorable vino acompañado de dos de sus consejeros: el de Comercio y Turismo, Josep Huguet, y la responsable de Cultura, Caterina Mieras, así como de un grupo de empresarios locales. La cita cultural no ha estado exenta de contactos políticos al más alto nivel, incluidas entrevistas de Maragall con los secretarios de Exteriores y de Economía mexicanos, Ernesto Derbez y Fernando Canales, y con el presidente de la República, Vicente Fox, ante los que el presidente catalán se siente halagado y sorprendido Y es que, a su juicio, además de abrir varios miles de libros, este viaje franquea también para Cataluña una puerta abierta al mercado americano. boración y presencia de México en Europa a través de Cataluña, así como la presencia de Cataluña en los mercados del norte y del sur a través de México, se está configurando como la gran aportación de los encuentros de estos días Como muestra de ello, Maragall esgrimió los más de doscientos contactos con firmas mexicanas que han establecido los empresarios que lo acompañan. Dentro de una apretadísima agenda, Maragall inauguraba ayer la exposición La Divina Comedia de Miquel Barceló, en el Museo de les Artes de la Universidad de Guadalajara; pronunciaba la conferencia Elogio de la hospitalidad en el Paraninfo de dicho centro académico, y abría- -junto a la ministra de Cultura, Carmen Calvo- -un retrospectiva de Tàpies en el Museo de Arte de Zapopan. Una vez inaugurada hoy la Feria, Maragall participará en el homenaje que ésta tributa al desaparecido Manuel Vázquez Montalbán. Cerca de medio millón de visitantes se dejan caer por las instalaciones. Las actividades, más de seiscientas, giran alrededor de trescientos autores, 1.500 editoriales procedentes de treinta y cinco países, 13.500 profesionales y Maragall muestra un tàpies a Fox en la residencia presidencial de Los Pinos más de un cuarto de millón de títulos, reunidos en un espacio de 26.000 metros cuadrados. Cataluña es actor principal en más de 150 actos, y su pabellón ocupa 1.400 metros cuadrados, repartidos en módulos que ofrecen distintos aspectos de la cultura catalana y más de diez mil volúmenes literarios. La muestra se abre con la entrega a Juan Goytisolo del Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo. El Nobel portugués José Saramago se encargará de inaugurar el Salón literario de la muestra. La comitiva catalana (incluidas figuras valencianas y de las Islas Baleares) está representada por medio centenar de nombres, con el objetivo de dejar en Guadalajara la impresión de que, aparte de ser una cultura milenaria, la catalana es al mismo tiempo absolutamente moderna señaló Xavier Folch, director del Instituto Ramón Llull (que ha elaborado y coordinado el programa. Dentro de los festejos alternativos previstos hay lugar para la música, el cine y el teatro. Así, el fin de fiesta estará a cargo de Els Comediants con su espectáculo de calle El sarau de l any En la FIL, además, hay foros dedicados a la novela negra, a la caricatura y a la historieta, a la fotografía y a los medios de comunicación. Hay encuentros profesionales para editores, bibliotecarios, libreros... y un programa académico. La comitiva catalana (incluidas figuras valencianas y de las Islas Baleares) está representada por medio centenar de nombres Eje Barcelona- D. F. El presidente afirmó, tras su entrevista con Fox, que se está creando un eje Barcelona- D. F. o Cataluña- España- México, que va a servir para que nuestras empresas y los profesionales puedan tener un acceso americano asequible y muy eficaz Maragall afirmó que siente cierta similitud con Fox, pues ambos han representado la alternancia tras años de gobierno del mismo color al comparar el mandato del Partido Revolucionario Institucional (siete décadas) y el de Pujol (23 años) Exultante por el recibimiento que se le ha tributado en el país azteca, Maragall estima que las posibilidades de cola- LA EMBAJADA XAVIER PERICAY C ataluña es un país muy pequeño y no parece que empresas como las de Guadalajara vayan a ensancharlo lo más mínimo. En cuanto se tuvo conocimiento del nombre de los escogidos para viajar a la Feria Internacional del Libro- -los escritores escogidos, que los pintores, músicos y actores no constituyen más que el relleno de la feria- se oyeron los primeros avisos. Los elegidos eran 37 y, aun siendo Barcelona la capital de la edición en español, entre los 37 había sólo cuatro que escribieran en esta lengua. Pero es que incluso los 33 restantes, aquellos cuya obra estaba escrita en catalán, fueron puestos enseguida en la picota. No porque se dudara de su valía, faltaría más; la valía se daba- -se da siempre- -por supuesta. El problema es que había otros 33 con parecidos méritos. O 66. O 99. En el fondo, había tantos como escritores tiene censados la literatura catalana. Total, que la única forma de salir del aprieto habría sido mandarlos a todos a México. Yo creo que si no lo hicieron no fue por culpa del presupuesto; al fin y al cabo, basta echar una ojeada al programa de actos y a las interminables actividades paralelas para convencerse de que dinero no ha faltado. Yo creo que se asustaron al ver que una embajada tan numerosa habría sido infinitamente superior a la del exilio republicano. Y al pensar en lo que dio de sí la literatura de aquel exilio. Aunque, bien mirado, quién sabe si lo que les llevó a fijar el número en 33 no fue sino el temor de que, una vez allí, casi nadie volviera.