Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad SÁBADO 27 11 2004 ABC Salud Preguntas y respuestas ¿Por qué notamos el frío en pies, manos y nariz? Cuando la temperatura ambiente es inferior a la corporal, nuestro cuerpo pierde rápidamente calor a través de la piel. Para mantener la temperatura adecuada el organismo limita la sangre que circula por la epidermis. Manos, pies y nariz son las primeras afectadas por el racionamiento de sangre. ¿Cuál el termostato natural del cuerpo humano? El control de la temperatura corporal reside en una estructura del cerebro llamado hipotálamo. Su función es mantener nuestro cuerpo a 37 grados a través de varios mecanismos. Además de contraer los vasos sanguíneos de la piel, el hipotálamo desencadena movimientos reflejos (tiritonas y escalofríos) ¿Por qué se nos pone la piel de gallina Es otro acto reflejo inducido por el hipotálamo. Al erizarse el vello corporal, nuestro cerebro intenta crear una capa aislante, como hacen todos los animales. Ocurre que este mecanismo apenas tiene utilidad en nuestra especie, ya que ha perdido casi todo su pelo corporal a lo largo de la evolución. ¿Por qué las personas de mayor edad son más sensibles al frío? El metabolismo, el sistema circulatorio, la cantidad de grasa corporal e incluso los genes influyen en la propensión a ser friolero Los ancianos sienten más el frío porque generalmente se mueven menos, tienen menos grasa bajo la piel y muestran una inferior tasa metabólica. Frío, el enemigo llama a la puerta Las bajas temperaturas matan más que la gripe por trastornos cardiovasculares y respiratorios b El frío puede duplicar el riesgo de infarto, de sufrir un ictus, tromboembolismo, neumonía y bronquitis, especialmente en enfermos crónicos y mayores N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. No es la gripe. El peor enemigo de los mayores y enfermos crónicos está en camino, porque las bajas temperaturas son las culpables de la mayor tasa de mortalidad del invierno. El frío se cobra más víctimas que el virus influenza debido a trastornos respiratorios y cardiovasculares, sin que se produzcan temperaturas extremadamente bajas. Cuando el mercurio desciende por debajo de los diez grados, el frío produce efectos perversos en los organismos más débiles explica Pedro Villarroel, jefe del Servicio de Urgencias del Clínico de Madrid. El sistema inmune se debilita, aumentan las infecciones respiratorias y el riesgo de trombos y de infartos, tanto cerebrales como de miocardio. Un estudio presentado en el último congreso de la Sociedad Europea de Cardiología aseguraba que el riesgo de ataque al corazón se duplica en hipertensos. La investigación comprobó que en estos pacientes, el infarto fue más frecuente cuando la temperatura bajó bruscamente cuatro grados, por la acción vasoconstrictora del frío. Las bajas temperaturas afectan a los más débiles, no obstante, en personas sanas pueden sacar a la luz problemas latentes. Por eso se debe dar importancia al frío y protegerse con sentido común antes de salir a la calle señala Villarroel. Los riesgos del frío El hombre esta diseñado para vivir con temperaturas cercanas a los 27 grados. Cuando el termómetro desciende por debajo de los 10 grados, comienzan los problemas Los cilios que tapizan el interior de la nariz se atrofian y dejan de filtrar el aire que respiramos Los ojos. Cuando el termómetro baja de cero, los ojos también sufren: se produje enrojecimiento, lagrimeo... Si no se protegen, las córneas pueden llegar a congelarse El corazón se para cuando la temperatura corporal está por debajo de 20 Hipotermia 37 36 35 34 33 32 31 30 29 Temblor cada vez más intenso hasta que cesa por completo La tensión arterial cae y comienza la taquicardia Temperatura normal del cuerpo Comienza el peligro de hipotermia Tiritona para producir calor y compensar la pérdida de temperatura Aumentan las enfermades respiratorias (bronquitis, neumonía y catarros comunes) Orina. Se incrementa la producción de orina, la necesidad de evacuar y el riesgo de deshidratación Coágulos. Pueden formarse coágulos en los vasos sanguíneos de las piernas y producir una embolia pulmonar El vello corporal se eriza en un intento por crear una capa aislante frente al frío, una reacción similar a la que tienen los animales de pelo El frío produce un cierre brusco de muchos capilares (vasoespasmo) impidendo la circulación de la sangre. Las manos, pies y nariz son las primeras zonas afectadas FERNANDO RUBIO La hipotermia, el mayor peligro Pero uno de los mayores riesgos es la hipotermia, fase crítica en la que entra el cuerpo humano cuando su temperatura desciende hasta los 32 grados. El hombre está diseñado para funcionar correctamente con una temperatura corporal que oscila entre los 36 y los 37 grados. Una variación de cuatro puntos por encima o por debajo hace tambalear todas sus estructuras. Antes de claudicar, el organismo despliega todas sus defensas naturales: prime- Rigidez muscular y coma. El corazón aminora su ritmo y empieza a fibrilar hasta que se detienett ro tirita, para generar calor, y protege sus órganos vitales manteniendo la sangre cerca del corazón, pulmón e hígado. Sin embargo, esa protección natural también genera los primeros daños porque los tejidos más alejados del abdomen y el tórax empiezan a resentirse por la falta de sangre. Entre los 20 y los 23 grados, el corazón deja de latir. La muerte puede sobrevenir en esos momentos, aunque hay experiencias inéditas que cuestionan la resistencia real del hombre. Hasta la fecha, el caso más excepcional es el de una persona que estuvo 4 horas y 45 minutos en parada cardiaca por hipotermia y se recuperó sin ningún tipo de secuela, cuando un corazón, en condiciones normales, no podría estar más de cinco minutos parado sin producir daños cerebra- les. El frío que causa la parada cardiaca también logra que el cerebro quede como congelado y le protege, explica Manuel Avellanas, médico intensivista y coordinador del Servicio Aragonés de Medicina de Urgencia en Montaña. Por eso siempre hay que intentar reanimar y calentar. En la montaña decimos: Nadie está muerto sino está caliente y muerto