Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 SÁBADO 27 11 2004 ABC Sociedad Los padres denunciados por malos tratos serán excluidos de la custodia compartida La pensión compensatoria podrá ser indefinida, temporal o una cantidad única b Una vez en vigor, se podrán acoger a la nueva ley del divorcio las parejas que ya hayan iniciado los trámites de separación y las que estén en fase de sentencia M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. Cuando el nuevo proyecto de ley del divorcio entre en vigor, las parejas casadas no tendrán que alegar causas para disolver el matrimonio, tampoco necesitarán atravesar un periodo de separación previa, contarán con mayor celeridad en los plazos para obtener las resoluciones judiciales y dispondrán de distintas formas de pago de las pensiones compensatorias. Además, podrán conseguir la custodia compartida de los hijos tanto por mutuo acuerdo como por decisión de un juez, aunque será denegada siempre que existan indicios de violencia doméstica. A todas estas nuevas reformas también se podrán acoger aquellos matrimonios que se encuentren en pleno proceso de separación o estén pendientes sólo de la sentencia del juzgado. En resumen, éstas son las novedades a las que ayer dio luz verde el Consejo de Ministros y que presumiblemente serán una realidad en nuestro país a partir del próximo mes de febrero, tras concluir su trámite parlamentario, según las propias palabras del ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar. Fernández de la Vega y López Aguilar durante la presentación ayer de la nueva legislación sobre el divorcio cio que existe riesgo para la vida o la integridad física, moral o sexual del demandante o de los hijos señaló López Aguilar. Tampoco se necesitará alegar causa alguna en la demanda que se interpone en el juzgado, exista o no acuerdo entre los miembros de la pareja. Así llegan a nuestro país los denominados divorcios exprés uno de los compromisos estrella de los socialistas previstos para esta legislatura. En el proyecto de ley, recién aprobado, se prevé resolver las rupturas amistosas en un plazo de dos meses y aquellas que acaben en litigio en seis meses. Pero cumplir estos plazos exigirá un esfuerzo adicional como es poner en marcha para el próximo año los juicios rápidos en materia civil. Con ellos se facilitará que las sentencias se dicten en pocas semanas en las rupturas donde existe acuerdo entre los cónyuges. Aunque no habrá que exponer causas para romper definitivamente el ÁNGEL DE ANTONIO Participación ciudadana Al final, al Gobierno le ha costado más de dos meses de negociaciones consensuar este nuevo texto que, con ciertas mejoras, reforma el anteproyecto de ley inicial que aprobó en septiembre para modificar el Código Civil en materia de separación y divorcio. López Aguilar explicaba ayer que ha sido un tiempo para dar cauce a la participación ciudadana y para introducir modificaciones y perfeccionar técnicamente el primer borrador que avaló el Ejecutivo socialista. Con el fin de agilizar los trámites de las rupturas, el Gobierno ha optado por una fórmula que combina diferentes claves. Para empezar, no será preciso la separación previa como requisito obligatorio de acceso al divorcio, es decir, éste se conseguirá de forma directa. Ambas figuras podrán ser solicitadas por uno o ambos cónyuges una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio. Pero este plazo no se respetará en el caso de que se produzca una situación de malos tratos o cuando se ponga de manifiesto en la demanda de separación o divor- vínculo con la pareja, el ministro de Justicia explicaba que otra cosa es alegar consideraciones o alegaciones circunstanciales en la disolución del matrimonio a la hora de establecer el régimen ecónomico o la custodia compartida de los hijos Dos de los puntos que más preocupación han suscitado durante los últimos días y que el Gobierno ha intentado resolver con un régimen garantista Requerimientos para la custodia Impago de la pensión de alimentos, siguiente objetivo del Gobierno El ministro de Justicia también anunció ayer la voluntad del Gobierno de resolver en esta legislatura la situación de las personas dependientes y necesitadas por los impagos de pensiones de alimentos que han sido decretadas judicialmente. López Aguilar se refería así a una enmienda de CiU, aprobada el pasado día 24 en el Senado, durante la tramitación de la ley contra la violencia de género, que contempla crear un fondo estatal frente al impago de alimentos. El problema es estudiar dónde se ubica una regulación que proteja a estas personas porque, según el titular de Justicia, no es lo mismo hablar de violencia de género que del impago de alimentos y no es lo mismo hablar de separación y divorcio que hablar de mecanismos que atiendan a personas que quedan en una situación de necesidad o de falta de recursos por impago de alimentos No obstante, López Aguilar anunció que el Ejecutivo ya trabaja en este asunto, pero es delicado y requiere un trabajo conjunto de varios ministros y de las Comunidades Autónomas La custodia compartida será una decisión que adopten los cónyuges en el convenio regulador de la separación o el divorcio. Pero cabe otra posibilidad: que a instancias de una de las partes se solicite al juez y éste considere que es lo más conveniente para el niño. Entonces, el magistrado deberá pronunciarse teniendo en cuenta una serie de requisitos: el informe favorable del fiscal, que deberá oír a los hijos mayores de doce años e incluso a los menores con suficiente juicio Además, el juez tendrá que valorar la relación que han mantenido y mantienen los padres y siempre procurará no separar a los hermanos. Por último, podrá pedir informes a un facultativo sobre si el régimen de guarda y custodia elegido es el más idóneo para los pequeños. Porque por encima de todo, estos requerimientos tienen su