Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 11 2004 Madrid XIII CONGRESO REGIONAL DEL PP 35 Dije muy claro que, si había dualidad, yo no iba a apoyar a ninguna de las dos candidaturas Durante mucho tiempo hemos estado predicando la renovación; me tocaba formar parte de ella años, y las cosas han salido bien. El partido no tiene por qué interferir en la composición de los equipos. ¿Cómo serán las relaciones futuras Aguirre- Ruiz- Gallardón? -Ambas son personas que llevan mucho tiempo en el partido, se conocen desde hace muchos años, y saben por encima de cualquier otra cosa que los retos que tenemos por delante son importantísimos para el partido. Han demostrado sobradamente que por encima de cualquier interés personal están los intereses del partido, y estoy seguro que lo van a seguir haciendo. ¿Se equivocó Ruiz- Gallardón en el Congreso Nacional del PP, cuando dijo algo habremos hecho mal -No, porque en la vida nadie es perfecto y yo creo que lo importante es saber reconocer los errores- ¿No se quedó un poco solo? -Tampoco; Ruiz- Gallardón es una pieza esencial del PP, no sólo en Madrid, sino a nivel nacional. Ha sido llamado por Rajoy para formar parte de ese pequeño núcleo directivo del partido, los maitines que semana tras semana, los lunes por la mañana, va analizando la situación política y va estableciendo las estrategias de partido. -Y a partir de ahora, usted se centrará en su actividad en el Senado. -Como portavoz del grupo popular, que no es poca cosa teniendo en cuenta que, estando en la oposición, en el Senado somos el grupo mayoritario, y yo creo que en el tiempo que llevamos de legislatura estamos demostrando que podemos poner en compromisos serios al Gobierno de Zapatero. ¿Seguirá trabajando desde dentro del PP de Madrid? -El lunes seré un afiliado más, y estaré a disposición de la presidenta del PP de Madrid para lo que quiera encomendarme. TRABAJAR UNIDOS JOSÉ MARÍA ALVAREZ DEL MANZANO Y LÓPEZ DEL HIERRO Ex alcalde de Madrid E ste fin de semana, el Partido Popular de Madrid celebra su Congreso en el que, siguiendo las directrices del Congreso Nacional, se producirá la renovación de las personas que han de responsabilizarse de la dirección del Partido hasta otro Congreso. Se cumple así con lo preceptuado en los Estatutos del Partido y hasta aquí, por tanto, absoluta normalidad. Los Congresos Regionales y Provinciales tienen como objetivo aplicar las propuestas adoptadas en el Congreso Nacional y elegir a las personas que las hagan viables en el ámbito territorial competente, y esto ha de hacerse dentro del clima de libertad que ha de caracterizar un partido como el nuestro. Este Congreso viene precedido de una situación de inquietud entre los miembros del Partido pues existió la posibilidad de que hubiera una o más personas que pudieran aspirar a confeccionar una lista electoral con la que pretendieran hacerse cargo de la Dirección Regional del Partido. Tal posibilidad todavía existe puesto que hasta hoy en que tiene lugar el Congreso no se cerrará, según los estatutos el plazo de presentación de candidaturas. Y esta posibilidad no tiene, ni debió tener hace días, mayor trascendencia. Estamos en un Partido democrático en el que no debe preocuparnos que haya varias personas que tengan el deseo de ser útiles a la sociedad, a través del Partido y en consecuencia presenten su legítima pretensión a hacerse responsables del mismo. Lo importante es que cada una de esas personas ofrezcan junto con su deseo de trabajar, un buen equipo, y sobre todo un buen conjunto de propuestas que sirvan para mejorar la sociedad y el propio Partido. En el Congreso Nacional, en el que se eligieron las personas de la renovada Dirección del Partido, y al frente de ellos a Mariano Rajoy y a Angel Acébes, también se debatieron unas importantes ponencias en el que se fijaron los principios básicos de nuestro ideario, ahora en los Congresos Regionales y Provinciales se trata de adecuar esos principios- sin alterarlos- a la realidad de cada día, y de elegir a las personas mejores para llevar a buen término esa tarea. Hasta ahora solo se presenta la candidatura de Esperanza Aguirre que viene avalada por un largo historial personal de servicio a la sociedad, a través de diversas responsabilidades, Concejal, Primera Teniente de Alcalde, Ministra, Presidenta del Senado y Presidenta de la Comunidad de Madrid. Y en todos ellas ha dejado buena muestra de tener principios claros- -bajo su particular visión de liberal convencida- constante esfuerzo personal, su honradez política, personal y familiar que le ha situado como persona de una gran valía para la sociedad y para el Partido. Sin duda hay más personas que pudieran- -si lo estimasen conveniente- -presentar su candidatura, como Manolo Cobo, excelente gestor y persona, porque si de algo podemos alardear en el Partido Popular es de contar con compañeros de alto nivel político y personal. Y entre ellos- -y no sería justo que yo lo olvidara- -a nuestro Alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, que también tiene un extraordinario historial político y personal en la vida política local, regional y nacional y que es un elemento personal de enorme valía para nuestro partido. Mención especial merece Pío García Escudero, nuestro Presidente tantos años y con un bagaje de eficacia que su buen trabajo y bonohomía lo ha hecho posible. Y que hoy, dedicado a su responsabilidad de Portavoz del Partido Popular en el Senado, deja la Presidencia de Madrid. He tenido la oportunidad de estar en sus equipos y he recibido siempre su ayuda y colaboración en todas las ocasiones que me han sido precisas y así también podrían expresarse cualquiera de los compañeros, por ello todos- y yo particularmente- le expresamos nuestro agradecimiento. Lo importante es que quien se presente tenga claro afán por ser útil en la sociedad- -para eso están los partidos, no solo para ganar elecciones, que son solo un medio instrumental- -y anteponer los intereses generales a los personales. Es el momento de unificar esfuerzos y voluntades, dejar personalismos y defender los principios que han hecho que millones de personas crean en nuestro Partido. Si en el ámbito Nacional ocupamos la responsabilidad de ejercer una oposición nítida pero valiente y eficaz, en el ámbito madrileño tenemos la obligación de gobernar con decisión, sin complejos, en muchas Instituciones empezando por la Comunidad y tantos Municipios, entre ellos nada menos que el de la Capital de España, y ayudar a nuestros compañeros, que no pueden adoptar decisiones de gobierno, a que lleguen a poder hacerlo. Todos somos necesarios, cada uno de nosotros, los integrantes al Partido Popular en Madrid, sin exclusiones, tenemos que trabajar unidos. Necesitamos un Partido fuerte, sin fisuras, que sirva para que en nuestra sociedad- inspirada en los principios de la tradición cristiana- se respete a las personas por su propia dignidad, sin discriminación por razón alguna, en la que la libertad no esté condicionada por nada ni por nadie, y solo tenga los límites de la propia libertad de los demás, en la que no tengan cabida el terror, el chantaje ni la violencia, en la que la justicia sea respetada y la formula de entendimiento con nuestros adversarios sea el dialogo pero sin renunciar, con decisión, a defender nuestras convicciones y creencias para, desde Madrid, fortalecer a nuestra Nación- España- y servir mejor a los españoles y madrileños.