Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid XIII CONGRESO REGIONAL DEL PP SÁBADO 27 11 2004 ABC PÍO GARCÍA- ESCUDERO Presidente del Partido Popular en Madrid El partido no tiene por qué interferir en la composición de los equipos Reconoce que el PP de Madrid no vive su mejor momento, aunque cree que tiempo habrá, cuando pase el Congreso, para recomponer la situación TEXTO: SARA MEDIALDEA FOTOGRAFÍA: JULIÁN DE DOMINGO ¿Cómo va a vivir este XIII Congreso del Partido Popular de Madrid, en el que entra como presidente y saldrá sin serlo, tras 11 años en el cargo? -Voy a vivirlo de una manera distinta. He concurrido a los cuatro congresos anteriores a la cabeza de una candidatura, presentándome como presidente o para revalidar esa presidencia, y es la primera vez que me presento para despedirme. Es una situación nueva y desde el punto de vista personal es difícil. ¿El sentimiento que va a imperar es la nostalgia, entonces? -No, nostalgia no. Imperará el componente personal que lleva en sí mismo la despedida del cargo. Sobre todo, el agradecimiento por el trabajo, el apoyo, la confianza que me han demostrado durante estos once años muchísimos afiliados, muchos cargos que van a estar allí representados, y que son los protagonistas de los éxitos que ha tenido el partido. ¿También habrá tiempo para sentir un poco de frustración? Usted ha trabajado durante todos estos años por unir al partido, y lo deja en una situación que no es precisamente de paz interna. -Pero yo me imagino que esta es una situación puramente coyuntural, y lo que va a imperar en el futuro es recuperar ese espíritu que ha habido durante muchos años, cuando todos teníamos el mismo objetivo: agrandar el partido, mejorarlo, y cuando había elecciones, ganar las elecciones. La virtud de este partido ha sido la unidad; es lo que le ha dado la fortaleza, y estoy seguro que se va a recuperar. ¿Que Manuel Cobo retirara su candidatura a la presidencia regional del PP ha hecho que las aguas vuelvan a su cauce o sigue abierta la herida? -Ese tema, creo, está zanjado. Todo eso se va a recomponer y las aguas volverán a su cauce una vez que pase el congreso. -De algún modo se veía desde fuera que la candidatura de Manuel Cobo y Ruiz- Gallardón era la de Pío García- Escudero, la de la continuidad. -Era la de Cobo y Ruiz- Gallardón, que lo que hacían era apelar a la continuidad o al espíritu que había habido en el tiempo que yo había presidido el partido, lo cual yo les agradezco como La última junta directiva que presidió García- Escudero fue muy desagradable; hubo gente que no estuvo a la altura reconocimiento a esa labor, pero era la candidatura de ellos. En esos días yo lo dije muy claro: que si se planteaba la dualidad yo no iba a apoyar ninguna de las dos candidaturas, que seguía pensando que lo bueno es que hubiera una única candidatura de integración, como ha venido ocurriendo. ¿Va a ser posible? -No lo sé, no depende de mí. Espero que sí, desearía que sí. Y si no fuera posible así, tiempo hay ahora mismo o habrá cuando pase el congreso para recomponer las situaciones. Creo que ese es el deseo no solamente mío, sino de los 70.000 afiliados de Madrid. ¿La junta directiva regional tras la que Cobo decidió retirar su candidatura fue tan dura como ha trascendido? -Fue muy desagradable, para mí personalmente. Creo que hubo gente que no estuvo a la altura de las circunstancias, y se dijeron cosas que estoy seguro de que si se hubieran pensado dos veces no se habrían dicho. Afortunadamente, es un momento que está superado, y el congreso tiene que servir para recomponer todas esas situaciones. -Todos coinciden en que usted ha sido un magnífico presidente del PP de Madrid. ¿Por qué entonces deja de serlo? -Las situaciones en la vida no son eternas ni deben de serlo. Dije en el último congreso que no quería volver a repetir, y se me pidió por parte de todo el mundo que repitiera, pero esta vez ya dije que era la última... Si durante mucho tiempo hemos estado predicando la renovación del partido, de las personas, de los programas, es bueno que se siga haciendo esta renovación, y en este caso creo que me tocaba a mí formar parte de ella. -Desde la nueva dirección nacional del partido ¿ha habido apoyo a una de las dos candidaturas? -No, creo que en este caso la prudencia de Mariano Rajoy fue dejar tiempo a ver si la situación en el seno del PP de Madrid se resolvía sin interferencias de otra parte. ¿Acebes tampoco intervino? -Tampoco. -Una ponencia del congreso recoge que sea el partido el que elija a los portavoces municipales del PP en cada Ayuntamiento. ¿Le parece razonable? -El partido tiene un cometido importante: la elaboración de las listas, con lo que estás marcando desde el partido quién va a ser el candidato a la alcaldía o, si no se ganan las elecciones, el portavoz en la oposición. Y también tiene que elaborar los programas electorales. A partir de ahí, la labor del partido está en dejar gobernar y en supervisar que el programa se cumple, pero no tiene por qué intervenir más. Al menos, es lo que he practicado en estos once