Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 11 2004 Internacional 29 La batalla entre los secesionistas y el capo Paolo Di Lauro, de 51 años, más conocido como Ciruzzo o milionario suma ya 24 muertos y eleva a 115 el numero de asesinatos de la Camorra desde enero Guerra interna de la Camorra en Nápoles TEXTO: JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Seis asesinatos mafiosos en veinticuatro horas son demasiados incluso para Nápoles, una ciudad curtida por dos guerras de la Camorra en 1982 y en 1991, que sembraban cadáveres por las aceras casi a diario. Pero lo alarmante de la matanza del domingo pasado es que no era una guerra de familias sino tan sólo una revuelta dentro del clan del barrio Bronx de Secondigliano. La batalla entre los secesionistas y el capo Paolo Di Lauro, de 51 años, más conocido como Ciruzzo o milionario suma ya 24 muertos y eleva a 115 el numero de asesinatos de la Camorra desde enero. En un frío ejercicio de realpolitik el Estado golpeó el jueves a los rebeldes- -arrestando a sus dos líderes y cuatro de sus asesinos profesionales- lo cual puede facilitar el triunfo de Di Lauro y, paradójicamente, el regreso de la calma a una ciudad con 20 clanes. Utilizando un lenguaje quizá mafioso pero claro, el ministro del Interior, Giuseppe Pisanu, prometió devolver golpe por golpe y lo cumplió arrestando ayer al asesino de Gelsomina Verde, una joven de 22 años, torturada, asesinada y quemada dentro de su Fiat 600 el pasado domingo por no confesar a los pistoleros de Di Lauro el paradero de su novio, Vincenzo, de 27 años, afiliado a los secesionistas La productiva y discreta táctica de Provenzano La impunidad de la Camorra y su tremendo poder de corrupción se deben al astronómico aumento de riqueza desde que las cuatro grandes mafias- -Cosa Nostra en Sicilia, la Ndrangheta en Calabria, la Camorra en Nápoles y la Sacra Corona Unita en Puglia- -adoptaron la táctica del capo dei capi Bernardo Provenzano sucedió al encarcelado Totó Ríína, cuya desastrosa guerra al Estado perjudicaba los intereses de otras familias de Cosa Nostra y le valió el ser entregado a los Carabineros. Según ha declarado el Fiscal Nacional Antimafia, Pier Luigi Vigna, desde el 92 predomina la línea Provenzano: ganar el control de sectores de la economía legal y limitar los homicidios a los imprescindibles para el crecimiento de la mafia emprendedora bajo cobertura de propietarios- testaferro sin antecedentes penales El último estudio de Eurispes para la Comisión Parlamentaria Antimafia recoge los más recientes datos económicos de la mafia en Italia: la actividad ilegal (drogas, extorsión, prostitución, usura y tráfico de armas) de las cuatro mafias asciende a 43.000 millones de euros al año. A su vez, el control de la economía legal supera ya el 20 por ciento del PIB italiano. construir su imperio multimillonario sobre el tráfico de droga. Aparte de distribuir material de Turquía y Colombia eran, sobre todo, arrendadores de más de una veintena de plazas de la ciudad a narcotraficantes pequeños, lo cual suponía ingresos suplementarios de medio millón de euros al día tan sólo por el alquiler de los puestos. Todo iba bien hasta que hace dos años una redada policial retiró del terreno de juego a varios de sus pistoleros y le obligó a darse a la fuga. A su vez, el encarcelamiento de su hijo Vincenzo le forzó a dejar el negocio en manos de su hijo Cósimo, de 25 años, demasiado joven, avaricioso e inexperto. Cósimo empieza a exprimir de más a los concesionarios Los primeros que protestan o falsifican las cuentas desaparecen sin dejar huella. Los demás se alarman y la revuelta está servida. Asesinato de mujeres El asesinato de mujeres- -esposas, hijas e incluso suegras- -es muy antiguo en las guerras de la Camorra. Las novedades de este año son la tortura para tratar de descubrir el paradero de los enemigos, la quema de los cadáveres en automóviles (un día aparecieron tres en un Fiat Punto: dos en los asientos y uno en el maletero) y el empeño en trasladar los cuerpos de las víctimas al barrio de Secondigliano para que sirva de último insulto y afrenta a los rivales. Según el fiscal antimafia Giovanni Corona, se están comportando como bestias, sin respeto alguno a las antiguas reglas, como la de no matar gente en territorio de otros clanes sin pedir permiso. Cualquier incidente puede desatar una guerra entre clanes, que será mucho peor Como en cada emergencia, las autoridades locales han puesto el grito en el cielo. La alcaldesa Rosa Russo Iervolino considera que la militarización no es el remedio pero, si es necesario, que venga el Ejército como desea la mitad de los ciudadanos. La señora Iervolino, que fue ministro del Interior en el último gobierno de centro izquierda, visitaba el miércoles el nuevo y futurístico centro de crisis de la comisaría de Nápoles cuando llegó la noticia del asesinato de Salvatore Abinante, Salvatore Peluso, mafioso asesinado mientras comía una pizza el 13 de noviembre EPA de 31 años, junto a una boca del metro. Dos individuos a cara descubierta (muchos asesinos la ocultan bajo un casco integral cuando el paquete dispara desde la moto) le pegaron dos tiros en la cara, uno en el pecho, dos en las piernas y uno en la ingle. El arresto de dos líderes secesionistas puede devolver la calma al facilitar que vuelva a reinar el capo La policía detecta nuevos métodos, como la quema de cadáveres en coches que luego trasladan al barrio rival La alcaldesa de Nápoles ha afirmado que si es necesario las autoridades recurrirán al Ejército Cárcel salvadora Mientras la alcaldesa lo calificaba de terrible el comisario jefe Franco Malvano constató fríamente que, tras su salida de la cárcel, Salvatore era una victima predestinada ya que su tío Raffaele Abinante es uno de los secesionistas y conserva la vida gracias a estar entre rejas. La traición no se perdona. En 1982, Raffaele Abinante y Paolo Di Lauro, forzaron la sucesión camorrística en el barrio de Secondigliano asesinando al viejo capo La Monica. Durante años, Abinante fue el hombre de confianza de Paolo Di Muro, ayudándole a