Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 11 2004 25 El jefe de la Intifada, Barghuti, encarcelado en Israel, no presentará su candidatura a las elecciones palestinas Los principales partidos iraquíes piden que se aplacen los comicios previstos para el 30 de enero Como contrapeso a la presencia de Solana y de los dirigentes polaco y lituano acudió a Kiev el jefe de la Duma El Gobierno ucraniano contesta los poderes del Tribunal Supremo para congelar los resultados electorales toral y convocar una nuevas elecciones, no va a ser nada fácil. Yanukóvich ya se veía sentado en el sillón presidencial. Su jefe de campaña, Serguéi Tiguipko, dijo el jueves que hay que celebrar lo antes posible la ceremonia de investidura Ese mismo día, el Tribunal Supremo de Ucrania congeló la proclamación de los resultados oficiales de las elecciones hasta que no se examine el recurso presentado por la oposición por las irregularidades habidas durante todo el proceso electoral. Los jueces se reúnen el lunes para abordar la cuestión. Sin embargo, Tiguipko aseguró que el alto tribunal no tiene potestad para anular los comicios. Yanukóvich debe jurar el cargo y lo único de lo que se puede hablar con la oposición es de lo que hay que hacer para atenuar la tensión existente en el país Kuchma, por su parte, a quien se le acusa de corrupción y de haber ordenado el asesinato de un periodista, el encarcelamiento de Julia Timoshenko y el envenenamiento de Yúshenko, no se va a sentir muy seguro si el poder pasa a manos de sus opositores. Otra parte implicada en la crisis, tampoco interesada en que el presidente sea Yúshenko, es Rusia y, más concretamente, el presidente Vladímir Putin. El Kremlin ha puesto toda la carne en el asador y ha apostado mucho para evitar perder el control sobre Ucrania, como lo perdió el año pasado sobre Georgia, tras el derrocamiento de Eduard Shevardnadze. Una solución a la crisis que pase por la repetición de los comicios, que celebrados en condiciones normales y democráticas los ganaría Yúshenko sin lugar a dudas, no interesa en absoluto en Moscú. Los manifestantes de Kiev paralizan el funcionamiento de los órganos de poder El presidente saliente se dirige al país para exigir el fin de las movilizaciones parte este del país comienzan a escucharse los llamamientos a la secesión si el candidato opositor termina convirtiéndose en el jefe del Estado R. M. MAÑUECO KIEV. Poco antes de que comenzasen a llegar a Kiev los representantes europeos y los presidentes de Polonia y Lituania para mediar en la crisis, el aún jefe del Estado, Leonid Kuchma, intervino ante las cámaras de televisión para condenar una vez más el ilegal comportamiento de los partidarios del líder opositor, Víktor Yúshenko, y advertir que, de seguir así las cosas, el país acabará desmembrándose. Los participantes en la llamada revolución naranja bloquearon ayer los accesos a las sedes de la Presidencia, el Consejo de Ministros, la Rada (Parlamento) y el Banco Nacional mientras en la parte este del país se oyeron los primeros llamamientos a la secesión, si Yúshenko termina convirtiéndose en el presidente del país. En los prolegómenos de las conversaciones de ayer para tratar de desbloquear la crisis, tanto Kuchma como su delfín, el primer ministro, Víktor Yanukóvich, proclamado vencedor de los comicios del domingo por la Comisión Electoral Central, enseñaron los dientes para demostrar que no les impresiona la presencia en Kiev de tanto dirigente europeo y que no va a ser tan sencillo hacerles retroceder. b En la ponsal, entre los congregados no había nada más que hombres de edades comprendidas entre los 30 y los 50 años. En esa concentración no se vieron apenas mujeres ni tampoco niños, adolescentes o ancianos. Parece que se confirma lo que la oposición ha venido denunciando, el carácter mercenario de las personas que están llegando a la capital ucraniana en apoyo de Yanukóvich, por lo general mineros en paro y cosacos, que son en realidad grupos paramilitares. El primer ministro ucraniano calificó de provocación la decisión de los manifestantes de la oposición de instalar piquetes en los accesos a los principales edificios oficiales y aseguró, en medio de fuertes aplausos, que esto hace que centenares de miles de personas indignadas consideren necesario venir a Kiev para poner orden Pero, dando un quiebro en su discurso para no ser acusado de instigar al enfrentamiento, Yanukóvich añadió que debemos evitar a cualquier precio que algo así suceda por que habría derramamiento de sangre No quiero el poder, si el precio ha de ser la sangre afirmó demagógicamente el candidato pro ruso. Una cadete de la Policía grita eslógans en favor de Yúshenko AFP Las regiones prorrusas En sendas reuniones informales de los consejos legislativos de las regiones orientales de Donetsk y Lugansk se advirtió ayer que, si al final el poder cae en manos de Yúshenko, se propondría la organización de consultas populares en la mitad este del país para decidir sobre una posible secesión del resto de Ucrania e incorporación a Rusia. Según el canal 5 de la televisión ucraniana, el único que apoya la revolución naranja en esas reuniones se habló también de aplicar sanciones económicas contra las regiones que votaron masivamente a favor del candidato opositor, todas las de la parte occidental y la capital del país. Aviso a navegantes El presidente ucraniano saliente dijo en su alocución en el canal Inter que los que están en la calle y quienes están detrás de ellos deberían darse cuenta de las consecuencias que para el país podrían tener tales acciones Según su opinión, las 200.000 ó 300.000 personas que apoyan a Yúshenko en las calles de Kiev no representan a toda Ucrania Kuchma reiteró que la actual revuelta constituye un golpe de Estado así como un atentado contra la soberanía y la integridad del país. Yanukóvich, por su parte, quien no pudo llegar a su despacho debido a la acción de los piquetes, se dejó ayer ver por primera vez después de varios días desparecido y lo hizo en un mitin en la plaza de la estación de ferrocarril de Kiev ante no más de 3.000 personas que acababan de llegar en tren desde Donetsk. Según pudo constatar este corres-