Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 27 11 2004 ABC CARLOS RODRÍGUEZ BRAUN Las etiquetas tiene una razón económica: se utilizan para ahorrar costes, singularmente el coste del laborioso atrevimiento de pensar ZP EN EL OLIMPO La Nación no es un cacharro. Se rompe de otra manera: simplemente con la insolidaridad. Maragall y Carod tienen en sus agendas una tarea diaria: romper un poco, todos los días, la Nación española A los nacionalistas hay AROD- Rovira no es que reconocerles pragmatiscondenable por desmo: si no pueden prohibir la lealtad. Lo es Zapatefiesta nacional se contenro por apoyarse en él. tan con impedir la muerte Carod- Rovira sabe qué es del toro. una Nación y lo que hay que Escribí hace unos díasque hacer para construirla. los españoles no podíamos Quien no lo sabe es ZP y por CÉSAR ALONSO DE ser creíbles fuera cuando eso permite todo lo que pueLOS RÍOS nos estábamos rompiendo de destruirla. por dentro. Me preguntó Carod- Roviranoes un peliotro periodista: pero ¿tú crees que gro público. Lo son quienes aceptan nos está pasando eso? con buen talante el chantaje. La Nación no es un cacharro. Se Pero ¿acaso no es también naciorompe de otra manera: simplemente nalista Maragall? Quizás el más pelicon la insolidaridad. groso de todos. Maragall y Carod tienen en sus Como la izquierda ya no puede haagendas una tarea diaria: romper un cerla revolución, se venga con la despoco, todos los días, la Nación espatrucción del Estado. A lo mejor sale ñola. algo. La mayor humillación para MaraHORA todos saben en Londres, gall sería que Madrid hiciera unos en París y en Nueva York que a Juegos tan buenos o mejores que los Madrid se le odia en España. Quizá de Barcelona en el 92. no consigan llegar a entenderlo. Si Maragall tuviera dignidad tenSi denuncias el fundamentalismo dríaque romperel tripartito, pero code nacionalistas como Carod, te llamo sólo quiere el poder se limitará a marán a ti fundamentalista. Es un despegarse retóricamente de Carod. precio que hay que pagar. Maragall es una sombra de Ha ¿Acaso ZP no llamó fundamentamlet. Le gustaría romper con Espalista a Pío G. Escudero por decir éste ña, pero no se atreve. Se pregunta en que en la Constitución está claro el qué podría ganar Cataluña a España concepto de Nación? que no fuera el hockey sobre patines. La ceguera ante los nacionalistas La tragicomedia de Maragall cones pura cobardía intelectual y cívica. sisteen que suéxito- -la independenPiensa en casos que conozcas y pociade Cataluña- -terminaría siéndodrás comprobarlo. lo de Carod y Pujol. SiCarodtiene vergüenzadeser llamadoespañol, y dice querer aCataluña, se empleará a fondo en limpiarla de vergüenzas. APRECIABLES ETIQUETAS S L A estrategia del PSOE de acusar al PP de fundamentalista junto con la análoga propensión de Alberto Ruiz- Gallardón de calificar a sus adversarios en la derecha de ultraliberales justifican una reflexión sobre el etiquetado. Las etiquetas tiene una razón económica: se utilizan para ahorrar costes, singularmente el coste del laborioso atrevimiento de pensar. Pero además tienen una razón térmica: se emplean para desplazar al adversario hacia donde haga más frío. En los casos aludidos operan ambas razones simultáneamente. Si llamamos a alguien fundamentalista o ultra lo descalificamos de entrada. Simplemente, no hay ninguna característica plausible que quepa atribuir a esas etiquetas. Los fundamentalistas o ultras son personas extremistas que desconocen la complejidad de lo real y aspiran a imponerse de modo intolerante, despótico y hasta criminal; no tienen ideas, sino consignas; no argumentan, aúllan; no matizan, despotrican; no razonan, golpean; no piensan, degüellan. No hay nada bueno en ellos. Por eso rara vez habrá oído usted hablar de un fundamentalista de izquierdas o de un ultrasocialista -no es por casualidad: al pensamiento único le corresponde una retórica única- Dicha retórica está vacía, puesto que nada en el PP es fundamentalista, salvo, paradójicamente, el apego al pensamiento único, que es lo que demuestra que derecha e izquierda puedan arrojarse los trastos a la cabeza, pero en ningún caso alejarse del guión que, por ejemplo, impide plantearse la privatización o cierre de todas las televisiones públicas. Ese tipo de plausibles medidas serían censuradas en tanto que ¿no lo adivina? fundamentalistas Así, cuando el PSOE acusa al PP de fundamentalista ello no revela rigor intelectual sino una maniobra política conocida: como gana quien está en el centro, quien seduce al votante mediano resulta rentable retratar al otro partido como extremista. Eso explica también por qué los partidos con aspiraciones de poder entrechocarán mensajes y acabarán afirmando a la vez una cosa y su contraria- -digamos, por poner un ejemplo abstracto, sonriendo a Hugo Chávez y a Gustavo Cisneros- Es interesante la crítica de Gallardón al propio PP acusándolo de ultraliberal mientras él se presenta como una derecha nueva En ambos casos coincide con lo que sostiene el PSOE y aplaude la prensa correcta. En sus páginas, en efecto, se llegó a etiquetar a Aznar de ultraliberal lo que es un disparate que no resiste el más somero contraste. Y la novedad ha sido siempre una reivindicación izquierdista: el cambio, la renovación, el progreso, el hombre nuevo, el nuevo talante, y otras intoxicaciones. Además, si ultraliberal equivale al anarquismo que rechaza toda norma, eso encaja mal con el liberalismo y el conservadurismo. En cambio, proporciona una melancólica inquietud: si Gallardón, que no es ultraliberal, aumenta los impuestos y el gasto público, ¿será eso un modelo del nuevo liberalismo progresista C A I Carod- Rovira llegó a convencer aETA de quematara fuerade Cataluña, ¿por qué sorprenderse de que haga algo que no está tipificado como delito en ningún código? Si los socialistas no rompen con Carod, se llenarán de resentimiento y lo terminaremos de pagar los demás. Ahora quizá los españoles de izquierda no catalanes comiencen a entender que en Cataluña se persigue a quienes quieren estudiar en castellano. ¿Por fin sabrá Ruiz- Gallardón quiénes son los amigos de sus amigos? Si Carod traicionó a su padre al cambiar su nombre, ¿por qué no iba a hacerlo con su madre España? Es posible que Bush entienda ahoraaZP. Si norespeta la banderaespañola, ¿por qué habría de hacerlo con la americana? También es posible que Bush entienda nuestro antiamericanismo cuandotenemos aquí tanto antiespañolismo. La diferencia entre Estados Unidos y España es que allí funcionó la Nación el 11- S. Aquí el que ganó el 11- M fue un partido. Quizá Carod y Maragall sean providenciales. Como sigan así conseguirán que los españoles lleguemos a tener una fuerte conciencia de Nación. Hoy, después de los ataques de Carod a Madrid, la Nación española es más plebiscito cotidiano que antes. REVISTA DE PRENSA Según un sondeo reciente de la Cámara de Comercio Británica, cuatro de cada cinco exportadores no saben negociar en otro idioma que el inglés, aunque admiten que ello les ha llevado a perder negocios en los dos últimos años. En esta época de vuelos baratos, alimentos importados e influencias culturales foráneas, la situación en este país no deja de empeorar cada día denuncia el periódico. El inglés es el idioma de la economía global, según se nos dice, y se está convirtiendo, gracias a la ampliación, en el idioma de la UE escribe el periódico, que reconoce que el francés tal vez no sea tan importante estratégicamente. Pero no puede decirse lo mismo del árabe o del chino agrega el comentarista, que, en alusión a Oriente Medio y al terrorismo, señala que este país está pagando ahora el hecho de tener tan pocas personas competentes en árabe en las Fuerzas Armadas, la diplomacia o los servicios de seguridad S. I. Pereza lingüística británica Los ingleses deberían avergonzarse de la pereza lingüística de su nación, criticaba ayer el diario británico The Times, que se pregunta qué personalidades manejan algún idioma extranjero. El único miembro del Gobierno capaz de expresarse en una lengua distinta del inglés que se le ocurre al comentarista es el primer ministro, Tony Blair, que habla francés. ¿Cuántos artistas del espectáculo o presentadores de televisión saben algún otro idioma? ¿Cuántos de nuestros futbolistas que juegan en España pueden llevar a cabo una conversación en español después de los partidos como hacen los extranjeros que juegan aquí? se pregunta el diario. Nuevas armas nucleares rusas Las nuevas armas nucleares rusas, anunciadas por el presidente Vladimir Putin, no están dirigidas hacia ningún país en particular, y mucho menos hacia Europa declaró el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Vladimir Tchijov, en una entrevista con el diario alemán Die Welt Am Sonntag. No tenemos un nuevo enemigo. Es más, nuestro arsenal no aumenta. Estamos procediendo simplemente a su modernización para mejorar la precisión de disparo y la defensa contra ataques enemigos. Los europeos no tienen ninguna razón para preocuparse declaró Tchijov al diario alemán. S. I.