Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 11 2004 Cultura 61 Con algunos meses de retraso debido a una larga postproducción, llega a las pantallas la nueva película de Manuel Gómez Pereira, Cosas que hacen que la vida valga la pena que es una comedia con un toque dramático y un punto de realidad según el director Un masajito en el corazón TEXTO: JOSÉ EDUARDO ARENAS FOTO: ABC MADRID. Tierno y optimista, Manuel Gómez Pereira es la personificación de propia obra cinematográfica y, en especial, de su nueva película, Cosas que hacen que la vida valga la pena en la que ha contado para encabezar el reparto con un trío de excepción: Ana Belén, Eduard Fernández y José Sacristán, tres tipos de profesionales de la interpretación de registros opuestos, pero unidos por la atracción que siente la cámara por ellos. Soy optimista e intento que se refleje en mis películas como algo que puedo ofrecer al público. Sin embargo, en la actualidad los valores positivos y los sentimientos no parece que vendan mucho en el cine comenta Pereira. El cineasta aseguró a ABC que el filme salía al mercado con 140 copias y que el hecho de que se haya retrasado su estreno se debe a la larga postproducción que ha necesitado la cinta, que fue premiada en el Festival de Málaga. Ya estamos de nuevo en las pantallas para mostrar una comedia con tintes dramáticos, de la que alguien ha dicho que es como un masajito en el corazón Para el personaje de Hortensia se ha contado con Ana Belén, en su primer papel como mujer madura que inicia una relación con alguien más joven que ella. Y ese alguien no es otro que Eduard Fernández. Ella trabaja en una oficina de empleo y es una mujer separada a la que el marido ha plantado por otras más joven. Jorge (Eduard) arrastra también sus problemas. En- Ana Belén, Eduard Fernández y José Sacristán, en un momento del filme tre ellos, una gran depresión. Pero es un luchador nato y quiere salir de su encrucijada, todo lo contrario que ella. Dos polos opuestos que se encuentran y se atraen, aunque al principio a regañadientes. Por primera vez, Pereira trabaja con un guión que no es suyo, aunque el hecho de que lleve la firma de Joaquín Oristrell y Yolanda García Serrano, (con los que Pereira tiene una excelente relación) le ha permitido, después de los retoques y ajustes oportunos, sentir que el guón era mío. No siempre estás en disposición de ponerte a escribir sobre algo que quieres hacer. Hace tiempo que quería hablar de las cosas que les ocurren a las mujeres a partir de los 45 años y separadas asegura Gómez Pereira, quien define la película como una comedia que tiene una parte dramática y un punto de realidad. Todas las comedias deben de tenerlo termina el director.