Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 11 2004 Sociedad 53 Ciencia Un comité internacional autoriza tres experimentos con el virus de la viruela Los científicos quieren usarlo para preparar vacunas y test de diagnóstico refrendo, este virus saldrá de dos prisiones de alta seguridad biológica para, por primera vez desde hace 25 años, ser manipulado genéticamente A. A. C. MADRID. Por primera vez desde su erradicación en 1979, el virus de la viruela regresará a los laboratorios científicos donde, bajo un estricto control de la Organización Mundial de la Salud (OMS) será manipulado genéticamente en una serie de experimentos. Las únicas muestras supervivientes están depositadas y confinadas en dos laboratorios de alta seguridad biológica de Estados Unidos y Rusia. Durante años, la OMS debatió si este enemigo invisible de la Humanidad debía ser totalmente aniquilado o si, por el contrario, era mejor que siguiera prisionero por si fuera preciso utilizarlo de urgencia para desarrollar una vacuna. La posibilidad de que algún Estado o grupo terroristas pudiera haberse hecho con una muestra desconocida inclinó la balanza del lado de los que propugnaban mantener con vida al virus. Ahora, un comité asesor de la OMS ha dado un paso más allá de lo imaginable hace pocas fechas, en parte por la potencial necesidad de dar respuesta a una amenaza bioterrorista. Tras revisar peticiones de varios centros científicos, esos expertos dieron su visto bueno a tres tipos de proyectos de experimentación con las muestras conservadas en el Centro para el Control de Enfermedades de Atlanta y el instituto de investigación Vector, en Koltsovo. La decisión deberá ser refrendada en 2005 por la Asamblea General de la OMS. Uno de los proyectos evaluados fue presentado por el Instituto de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del Ejército estadounidense. El objetivo de ese experimento es incorporar, al virus de la viruela, un gen que codifica la producción de una proteína de color verde fluorescente. Con esa manipulación genética se pretende hacer más fácil y rápida la evaluación de potenciales fármacos antivirales contra la viruela, dado que muchas pruebas podrían verificarse visualmente. b Si la OMS da su Rebolo, Corma y Barreto, medallas al Fomento de la Invención J. M. FERNÁNDEZ- RÚA MADRID. Los profesores Rafael Rebolo y Avelino Corma, junto con el ingeniero Manuel Barreto, han sido distinguidos este año con las medallas de honor al Fomento de la Invención que concede el Comité Científico- Técnico de la Fundación García- Cabrerizo. La entrega de estos galardones, que se otorgan a las personalidades que más se hayan distinguido por su labor de apoyo y estímulo al desarrollo de la invención española, tendrá lugar el próximo día 29, en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en un solemne acto presidido por el titular de este organismo público de investigación, Carlos Martínez- Alonso. En ese acto también se entregará el V premio de Invención de Investigación en Química Aplicada Profesor Martínez Moreno, otorgado por la Universidad de Sevilla y esta Fundación, que ha recaído en Arturo Romero Salvador. El Comité Científico- Técnico de esta Fundación está presidido por Manuel López- Rodríguez, e integrado por académicos, catedráticos e investigadores de prestigio, así como por la directora de la Oficina Española de Patentes y Marcas, Teresa Mogín Barquín, y expertos en creatividad y desarrollo industrial. El profesor Rafael Rebolo coordina actualmente tres grupos de investigación en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) que dirige el profesor Francisco Sánchez, galardonado en 1998 con una medalla al Fomento de la Invención. El equipo de Rafael Rebolo descubrió la primera enana marrón hace nueve años, así como la primera detección de planetas gigantes aislados de estrellas y la producción de litio en el Big Bang. Por su parte, el profesor Avelino Corma, director del Instituto de Tecnología Química del CSIC, en Valencia, es un experto en catálisis heterogénea y es autor de más de un centenar de patentes. Su contribución es reconocida mundialmente en campos de la tecnología y la ciencia de los materiales, que abarcan desde el diseño y la síntesis de nuevas estructuras micro y mesoporosas, hasta el diseño y desarrollo de nuevos catalizadores para las industrias del petróleo y la química. Finalmente, Manuel Barreto es ingeniero industrial. Desde hace treinta años se dedica a encontrar soluciones económicas y factibles para la desalación del agua de mar y para el aprovechamiento de la energía solar. Es autor de diversas patentes entre las que figura una bomba hidráulica con aprovechamiento de la energía de retorno y caudal variable para osmosis inversa y un sistema para desalar agua de mar mediante osmosis inversa. Muestra bajo el microscopio del virus de la viruela Vencido en 1979 con una masiva vacunación La viruela es una enfermedad infecciosa aguda, cuya erradicación fue producto de una campaña mundial de vacunación liderada por la OMS. El último caso no accidental se registró en Somalia en 1977. Desde entonces sólo se produjeron contagios por accidente, ocurrió en 1978, en un laboratorio de Birmingham (Gran Bretaña) Un año después, la viruela era oficialmente erradicada. Los investigadores creen que esta enfermedad, una de las más temidas en la historia de la Humanidad, se originó hace 3.000 años en la India o Egipto. Nunca se dispuso de un tratamiento eficaz para combatirla. De hecho, mataba al 30 de los infectados, sin hacer distingos de condición social. La viruela, por ejemplo, mató a la reina María II de Inglaterra, el emperador José I de Austria, al rey Luis I de España, al zar Pedro II de Rusia, a la reina Ulrika Eleonora de Suecia y al rey Luis XV de Francia. Fragmentos del virus para los test Este comité de expertos, presidido por el profesor Riccardo Wittek, de la Universidad de Lausana, también autorizó la entrega de fragmentos genéticos del virus para el desarrollo de mejores test de diagnóstico. Los asesores de la OMS aconsejan una distribución sin cortapisas y excesivos permisos, siempre que se manejen fragmentos con no más de 500 unidades de ADN. La razón es que no tendría el tamaño suficiente para codificar proteínas, pero sí para permitir el diseño de test de detección del virus. Por último, el comité no pu- Sólo personal militar de EE. UU. ha sido vacunado en los últimos años so objeciones a los experimentos en los que un único gen del virus de la viruela, implicados en su proceso de multiplicación, no en su patogenecidad, pueda ser transferido a otro virus similar. El objetivo de esta clase de estudios es desarrollar nuevos fármacos contra esta infección sin necesidad de utilizar el virus de la viruela.