Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid XIII CONGRESO REGIONAL DEL PP VIERNES 26 11 2004 ABC RICARDO ROMERO DE TEJADA Secretario general del PP de Madrid Soy como los toros bravos, que cuanto más los castigan en la plaza, más salen adelante Ha sido el número dos de Pío García- Escudero en el PP madrileño desde 1996, pero su nombre se hizo popular a raíz de la comisión sobre el tamayazo por su relación con los constructores Vázquez y Bravo. Mañana se despedirá de la política activa POR: MARIANO CALLEJA FOTO: JAVIER PRIETO ¿Usted se va o le echan? -En absoluto, no me echa nadie, sino que era una decisión que tenía tomada desde hace mucho tiempo. Me voy porque creo que hay que dar paso a gente joven, con nuevas ganas y con espíritu de un cambio, y porque mi referente político, que para mí era básico, está en otras circunstancias, y yo la política la uno mucho a la lealtad y a la amistad. Esas son las razones, que nadie piense otra cosa, porque he tenido siempre el apoyo de mi partido. ¿Se marcha con mal sabor de boca? -No, creo que todo lo que he hecho ha sido enormemente positivo, que hemos conseguido resultados extraordinarios, no solamente en las urnas, sino también en organización y en penetración en el tejido social de la región. ¿Seguirá en política? -En política nunca digas que no beberás de esta agua, que luego la bebes en botijo. Político siempre voy a ser y voy a estar, pero, en principio, me retiro totalmente de la política activa. ¿Y a qué va a dedicarse a partir de ahora? -Pues mire, soy economista y voy a ejercer mi actividad profesional. ¿Se mantendrá como consejero de Caja Madrid? -Hombre, claro, por supuesto. Es una de las razones por las cuales soy consejero, porque soy economista. ¿La comisión de investigación en la Asamblea sobre el caso Tamayo es su punto negro? -En la comisión cumplí a la perfección con el papel que tenía de decir todo lo que sabía y todo lo que era conveniente para mi partido. Lo que pasa es que hubo algo que alguien dijo que no había dicho, cuando realmente sí lo dije, y si no, que se compruebe. La comisión te marca, pero soy de las personas que ven el futuro con optimismo. ¿Se planteó dimitir cuando comenzó el acoso del PSOE contra usted? -En absoluto. Los que piensen eso es Romero de Tejada, en su despacho en la calle de Génova, que dejará definitivamente hoy mismo para dedicarse a la economía que no me conocen. Yo soy como los toros bravos, cuanto más bravos y más los castigan en la plaza, más salen adelante. Se vio en la comisión. Cuantas más dificultades, más me crezco. ¿Usted cree que se ha sabido toda la verdad sobre el tamayazo -Creo que se sabe absolutamente todo y que el Partido Socialista se inventó una gran mentira para justificar que no tenía la más mínima idea de tener un equipo y de tener contenta a su gente. Y le surgieron dos personas que no estaban de acuerdo con su política. ¿Cuál ha sido la clave de los resultados del PP en Madrid? -El equipo encabezado por Pío García- Escudero. Pero, además de haber una buena cabeza en el partido, ha habido un buen secretario general y un equipo magnífico. Hemos sido capaces de ilusionar, coordinar y mandar para que las cosas saliesen bien. ¿Y si ha funcionado tan bien, por qué hacía falta el cambio? -Porque en política hay que renovarse. Yo se lo he dicho a Pío muchas veces: tú y yo ya hemos cumplido nuestra etapa, no podemos estar permanentemente en los puestos. -Donde ha fallado su partido ha sido en la coordinación y mediación entre el Ayuntamiento y la Comunidad, ¿no le parece? -Perdone, que yo sepa ha habido una coordinación perfecta y las mediaciones vienen por el buen hacer. Estoy hablando de 12 años. Ha habido un equilibrio en el que todo el mundo se ha respetado. Pero en democracia hay diferencias y opiniones. Cuando pase este congreso, esa coordinación y ese objetivo único que tienen los políticos del PP será su única razón de ser en la política. ¿Rodrigo Rato sigue teniendo un peso especial en el PP de Madrid? -No sólo en Madrid, sino en el PP de toda España. Rato es un referente fundamental, un monstruo político. Siempre tendrá su peso, le pese a quien le pese. ¿Usted, que es ratista, nos puede definir qué es el ratismo? -Es una forma de hacer política y de trabajar. Los que somos ratistas sólo sabemos trabajar y ser leales. El trabajo, la amistad y la lealtad por encima de todo. ¿El próximo secretario general tiene que seguir siendo ratista? -Esperanza Aguirre no tiene carga de ningún tipo, puede elegir a los mejores sin necesidad de nada. Ahora bien, debe tener sensibilidad para que todo el mundo se sienta a gusto y contento.